Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 21 de Noviembre 2018
Internacional | El funcionario, Bayron Santander, de 25 años, fue asesinado cerca de la medianoche del miércoles de un disparo en la cabeza

Ahorradores colombianos estafados matan a Defensor del Pueblo

El miércoles, distintas autoridades locales decretaron el toque de queda en cinco ciudades del país para contener los disturbios protagonizados por esas personas que perdieron su dinero

Por: EFE

BOGOTÁ.- El Defensor del Pueblo de la localidad de Buesaco, en el departamento colombiano de Nariño, suroeste, fue asesinado por una muchedumbre de enardecidos ahorradores que se sintieron estafados por empresas que recaudan dinero de manera ilegal, informaron hoy las autoridades.

El funcionario, Bayron Santander, de 25 años, fue asesinado cerca de la medianoche del miércoles de un disparo en la cabeza, precisó hoy a periodistas el secretario de Gobierno del departamento de Nariño, Fabio Trujillo.

Según Trujillo, el Defensor del Pueblo de Buesaco, en atención a una orden de la Superintendencia Financiera, levantó unas actas tras un inventario en la empresa que captaba dinero del público y no pudo salir de las oficinas de esa entidad por la puerta principal ante la multitud enfurecida apostada en la calle de esa localidad.

"Fue asesinado vilmente. Él hizo los arqueos de dinero según orden de la resolución de la Superitendencia y junto a otros funcionarios, evacuaron la oficina por otra puerta, por miedo a la muchedumbre", relató Trujillo.

Santander salió por una zona rural y fue abordado por tres personas quienes lo requisaron y los culparon de robar dinero de esa empresa.

"Él respondió que no, explicó que era el personero (defensor del pueblo) y que estaba, al contrario, defendiendo los intereses de la gente y dicho esto, procedieron a asesinarlo", añadió el secretario de Gobierno de Nariño, departamento ubicado a unos 700 kilómetros de Bogotá.

La muerte de Santander es la primera registrada tras el estallido social propiciado por miles de colombianos que invirtieron sus ahorros en esas oficinas que captaron dinero ilegalmente a cambio de exorbitantes intereses y que provocaron saqueos, motines y destrozos en varias ciudades y pueblos del país.

Miles de personas se agolparon el miércoles en las sedes de esas oficinas para tratar de recuperar sus dineros en esas "pirámides", en muchos casos de forma violenta.

La policía informó que un total de 66 agencias de la empresa DRFE (Dinero Rápido Fácil y Efectivo), la principal "pirámide", fueron intervenidas en el país.

Centenares de ahorradores, sin embargo, pernoctaron frente a la sucursal de DRFE en el municipio de Florida, suroeste, en la que 18 funcionarios de la sede clamaron por emisoras para que las autoridades los protejan, pues temen una asonada y que la multitud los linche.

La Superintendencia colombiana ordenó a esa firma devolver a sus ahorradores unos 200 millones de dólares depositados por sus clientes esperanzados en jugosos intereses.

El miércoles, distintas autoridades locales decretaron el toque de queda en cinco ciudades del país para contener los disturbios protagonizados por esas personas que perdieron su dinero.

La medida fue ordenada por los alcaldes de cinco ciudades de Popayán, Pasto, Santander de Quilichao, Túquerres e Ipiales, todas en el suroeste.

Otras quiebras con negocios de este tipo se registraron en dos ciudades de la zona cafetera del oeste del país, Pereira (capital de Risaralda) y Armenia (capital del Quindío).

Ante la gravedad de la situación, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, convocó a una reunión con el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, y otras autoridades económicas.

Uribe pidió al público no arriesgar sus fondos y calificó esa practica como "sistemas especulativos, que son finalmente esquemas de estafa".

Temas

Lee También

Comentarios