/contenidos/2008/03/29/noticia_0046.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 22 de Junio 2018
Entretenimiento | El texto, de 251 páginas, hace una recapitulación del IMSS en todos sus aspectos, desde su fundación, en 1943, hasta la fecha.

Retoma libro arte generado para y por el Seguro Social

todas las bellas artes se mezclan en un libro Arte y Arquitectura del Instituto Mexicano del Seguro Social

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.-  La arquitectura, la escultura, la pintura, el teatro, la literatura y el bienestar que brinda el Estado se mezclan en el libro "Arte y Arquitectura del Instituto Mexicano del Seguro Social" (IMSS), donde también aparece un poema del chileno Pablo Neruda, Nobel de Literatura 1971.  
El texto, de 251 páginas, hace una recapitulación del IMSS en todos sus aspectos, desde su fundación, en 1943, hasta la fecha, y subraya que el caudillo de la emancipación americana, el venezolano Simón Bolívar, fue el primer personaje en América Latina en hablar de seguridad social.  
El 15 de febrero de 1819, en su discurso en La Angostura, Bolívar dijo que "el sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política".  
El licenciado Benito Coquet, director del IMSS de 1958 a 1964,  señala en la publicación que en la primera reunión de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, celebrada en 1942 y constituida por organismos especializados de 106 pueblos del Continente, se promulgó la Declaración de Santiago de Chile, que promueve la eliminación de la inseguridad social.  
En la presentación del volumen, se señala que "hace más de 60 años, se crea, bajo los principios de solidaridad y redistribución de la riqueza, una de las instituciones más sólidas de México, el IMSS, con un carácter integral que contempla no sólo la atención a la salud, sino también acciones para elevar la calidad de vida de los trabajadores y sus familias".  
Se añade que esta institución ha sido durante seis décadas promotor del arte y la cultura de México; sus muros albergan la obra de grandes artistas plásticos; sus plazas, centros hospitalarios y edificios administrativos se han convertido en símbolos de las diferentes etapas de la arquitectura de México.  
El IMSS ha contribuido a la promoción de las bellas artes, como el teatro, la música y la danza, y su patrimonio editorial refleja su preocupación por la difusión de la ciencia y la cultura.  
El siglo pasado fue particularmente prolijo en la creación artística, con expresiones que mostraban las luchas sociales de entonces plasmadas en los famosos murales de los tres grandes en ese arte: José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros.  
Otros grandes artistas que han realizado parte de su obra en edificios del IMSS, tanto en pintura como en escultura y grabado, son Rufino Tamayo, Juan O'Gorman, Jorge González Camarena, Mario Orozco Rivera, Julián Martínez Ostos, Ernesto Tamariz y Tosia Malamud.  Sigue  Retoma libro arte... dos... Malamud  
De igual forma, Federico Cantú Garza, Federico Cantú Fabila, Luis Ortiz Monasterio, Luis Nishizawa, Alberto Beltrán, Francisco Zúñiga, Fermín Revueltas, José Chávez Morado, Carlos Bracho, Leopoldo Méndez, Gonzalo Montellano, Leonardo Nierman, Sebastián y Luis Ruiz.  
Otro ejemplo del arte que el instituto es capaz de generar es que, a la muerte, en 1961, del arquitecto Carlos Obregón Santacilia, quien ganó el concurso para construir el edificio principal del IMSS, en Paseo de la Reforma, Neruda le escribió un poema, que entre otras cosas dice:  
"Escribo estas palabras en mi libro pensando/ que este desnudo adiós en que no está presente,/ esta carta sencilla que no tiene respuesta,/ no es nada sino polvo, nube, tinta, palabras/ y la única verdad es que mi amigo ha muerto".  
En el volumen se recuerda que en la década de los años 60, el Seguro creó la infraestructura teatral más completa de América Latina, la cual estaba integrada por 74 salas de espectáculos, coordinadas por el Patronato para la Operación de los Teatros del IMSS, que ofrecía una inmensa y continua programación.  
Un grupo de prestigiados dramaturgos, entre los que destacan Salvador Novo, Luisa Josefina Hernández, Emilio Carballido, Héctor Azar, Héctor Mendoza, Pablo Salinas e Ignacio Retes, entregaron sus trabajos al Instituto.  
Asimismo, la preocupación de integrar la salud del alma a la seguridad social también incidió en el arte editorial.  
Bajo los auspicios del IMSS se han publicado muchos libros, entre los que destacan una edición facsimilar del "Códice Badiano", algunos libros clásicos sobre teatro y la "Enciclopedia de la Medicina en México".  
Muchas de las publicaciones hechas por el Seguro han hecho historia en el mundo editorial, como la titulada "El territorio de la nación".  
Cabe mencionar que Javier Lozada, en su artículo "Breve historia de los nosocomios en esta nación", reseña que "México es un país con una gran tradición en arquitectura de hospitales. Desde la época virreinal, los edificios destinados a la salud han brindado soluciones que han marcado pautas para los profesionales en la materia.  
"¨Qué caminos ha dictado la historia a los arquitectos que actualmente construyen espacios destinados a la ciencia médica en el IMSS?", se pregunta.  Sigue  Retoma libro arte... tres... pregunta  
Una preocupación seria y responsable por la salud y el desarrollo integral del hombre permite tomar en cuenta el plano espiritual y el papel fundamental que juega el arte en el desarrollo humano.  
Por ese motivo, el patrimonio artístico ha encontrado acogida en los escenarios destinados a la seguridad social.  
Desde su fundación en 1943, el IMSS se ha rodeado de renombrados arquitectos que le han permitido mantenerse a la vanguardia en la arquitectura para la salud.  
La arquitectura desarrollada por el IMSS ha marcado un sendero indispensable para aquellos que ofician clínicas y hospitales, así como para los que buscan conocer a fondo la historia del arte y de las instituciones en México,  
Por ejemplo, en la calle de Villalongín, en la capital mexicana, se encuentra un elegante edificio erigido con el más sobrio estilo Art Decó. Este inmueble albergó al Hospital Colonia, destinado a los ferrocarrileros, y actualmente es sede de algunas oficinas del IMSS.  
Además, en la época en que se construyeron muchos edificios del IMSS prevalecía la idea de la integración plástica, según la cual la arquitectura, la escultura y la pintura debían convivir para dar sentido a un espacio.  
Ese es el espíritu del IMSS, según se desprende del volumen "Arte y Arquitectura del Instituto Nacional del Seguro Social".

EL INFORMADOR / MLOM / 29-03-08

Temas

Lee También

Comentarios