Domingo, 19 de Enero 2020
Entretenimiento | Dirige en su nueva película a Brad Pitt

Quentin Tarantino, en la gloria de Cannes

La cinta Inglourious Basterds causa una alta expectativa y se roba la jornada del Festival

Por: EL INFORMADOR

CANNES, FRANCIA.- Si hay alguien que se ha ganado el apelativo de "clásico" en el Festival Internacional de Cine de Cannes, ese debe ser Quentin Tarantino. Y es que si su sola presencia ya es suficiente para transformar en un torbellino el ambiente, no se diga del efecto de sus películas, en este caso Inglourious Basterds, cinta que escribe su propia historia dentro de la Segunda Guerra Mundial con el humor, la violencia y la locura que caracterizan al realizador, que en esta ocasión se inspiró en el estilo de Sergio Leone.

El director estadounidense y su elenco, con Brad Pitt a la cabeza, se robaron las cámaras ayer en Cannes. Fue tal la expectación que levantó entre la prensa especializada que la afluencia al gran Teatro Lumiere, donde se desarrolla el Festival, tuvo que abrir una sala "extra" para todos los críticos.

La emoción por la nueva obra del director de Pulp Fiction y Kill Bill hizo que quedara relegada a un segundo plano la segunda película en competencia, pese a ser la última creación de uno de los grandes de la Nouvelle Vague: Les Herbes folles de Alain Resnais.
 
Violencia clásica
Inglourious Basterds recuerda al género western desde los títulos, presentados por la melodía Las hojas verdes, tema de la legendaria película El Álamo, a la que suceden composiciones de Ennio Morricone, compositor predilecto de Leone. El primer capítulo de la cinta se titula Érase una vez Francia ocupada, y la cámara muestra una casa aislada en el campo donde un hombre corta leña y su hija cuelga ropa; por el camino se divisa un vehículo que se acerca. El tono está dado.

En la casa, una muchacha judía asiste a la matanza de su familia, que los vecinos habían ocultado para salvarla de los nazis, pero que un oficial alemán, el coronel Hans Landa (el austríaco Christoph Waltz) termina encontrando. La muchacha, Shosanna (la francesa Mélanie Laurent), se escapa y rehace su vida en París, donde, con otro nombre, regenta un cine.

Entre tanto, el teniente Aldo Raine (Brad Pitt) organiza un comando formado por judíos norteamericanos, cuyo objetivo es infiltrarse en la Francia ocupada para matar nazis. Son ellos los "bastardos" del título, que cumplen su misión de manera extremadamente violenta, hasta el punto de arrancar el cuero cabelludo a sus víctimas, como los indios en el Oeste.

Muy en su tono, Tarantino ignora todos los hechos históricos y reúne a sus personajes en París, donde Shosanna alista su venganza y el comando de "bastardos", ayudados por una espía alemana planifican el asesinato de la jerarquía nazi, con Hitler entre ellos.
 
Seducido por la historia
Un buen guión a veces necesita un "empujoncito" extra por parte del director. De eso se dio cuenta Brad Pitt luego de explicar cómo lo convenció Quentin Tarantino para aceptar el papel: "Recuerdo que Quentin vino un día a casa con un guión bajo el brazo. Estuvimos hablando toda la noche. A la mañana siguiente recuerdo que había cinco botellas de vino vacías en el salón. Al parecer había aceptado rodar la película", explicó el actor entre risas sobre el filme, que compite por la Palma de Oro. Según Pitt y Tarantino, los dos querían trabajar juntos desde hacía tiempo.

Lo cierto es que la película tuvo un frío recibimiento por parte de la prensa especializada, que le dedicó casi un aplauso de compromiso y los comentarios apuntan a que no tiene posibilidades de ganar la Palma de Oro, aunque se sitúa como una de las más divertidas hasta ahora.
 
((Herramientas))
 
El estilo del director

De todos los detalles que se le conocen a Quentin Tarantino, ninguno es tan poco explorado como su capacidad para bailar. Afortunadamente la alfombra roja lo inspiró para sacarle "fuego a la pista". En este caso, con la una de las actrices de la película, Melanie Laurent.
 
1.- Paso inicial, un poco veloz para Laurent, cuya expresión de asombro a la agilidad de Quentin parece compartir el público.
2.- Va tomando el paso. Melanie parece que ya encontró el ritmo para seguir al creador de Kill Bill.
3.- Ya encarrerada, Melanie Laurent terminó dominada por el ritmo. Tarantino, como buen caballero, nunca perdió la compostura.
 
¿No que no?
Mientras todo mundo dice que se separaron, ellos demuestran lo contrario. Y es que Angelina Jolie desfiló ayer en Cannes en compañía del actor Brad Pitt, en el marco del estreno de gala de la película más reciente de su pareja.

"Es formidable acompañarles", declaró Jolie brevemente al canal de televisión del Festival Internacional de Cine de Cannes. La actriz besó a Pitt y ambos mostraron complicidad al subir los 24 escalones de la alfombra roja, en la presentación del largometraje, que compite por la Palma de Oro en la edición 62 del encuentro fílmico. La pareja robó la atención de los fotógrafos, del equipo de la película y del propio Tarantino, debido a los rumores recientes que indican que la pareja vive una fuerte crisis.

Al final, la actriz y Pitt se quedaron solos en la alfombra roja rodeados de fotógrafos. La presencia de Jolie en Cannes fue un misterio hasta ayer, por las especulaciones de separación y porque Brad Pitt llegó el sábado pasado solo.

Temas

Lee También