Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Entretenimiento | Al final, Diego Luna agradeció públicamente a sus compañeros y al público

Ovacionan al elenco de la puesta en escena El gran canario

Acude Camila Sodi al estreno de la obra protagonizada por Diego Luna, Daniel Giménez Cacho y Bruno Bichir

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO.- Con una ovación de pie y silbidos de euforia, el público que asistió al estreno de "El gran canario" recompensó el esfuerzo del elenco de la obra encabezada por Diego Luna, Daniel Giménez Cacho, Bruno Bichir, Irene Azuela, Jorge Zárate y Yuriria del Valle, bajo la dirección de John Malkovich.  

Luna tuvo una espectadora muy especial: su esposa, la también actriz Camila a Sodi, quien reapareció públicamente en México.  

Durante dos horas aproximadamente, la obra dividida en dos actos, con un intermedio de 15 minutos, mantiene al público en sus butacas observando un relato de amor y desamor, crudo, en el que el destino parece encapricharse a que las vidas de "Peter Parker" (Luna) y "Annie" (Azuela) jamás se unan y puedan disfrutar de la felicidad.  

"Parker" es aparentemente un incipiente escritor de novelas, con un futuro promisorio; sin embargo, el hecho de estar casado y tremendamente enamorado de "Annie" es su mayor problema, pues ella, una joven adicta a las anfetaminas que se pasa todos los días limpiando la casa, comprando y consumiendo cantidades industriales de esos medicamentos, lo complica todo.  

Ella parece no poder contener su adicción y día a día su estado de salud se debilita y embrutece, hasta ha dejado de comer, lo que le provoca un desequilibrio emocional, pues se la pasa vomitando.  

Un día el destino parece abrirle las puertas de la fama y la fortuna a "Parker", pues su reciente libro es elogiado por la crítica, entre ellas la del respetado "Andrew Mulholland" (Bruno Bichir), quien colabora para un prestigiado diario.  

Sin embargo, el autor debe lidiar con las locuras de "Charlie" (Giménez Cacho), su gran amigo, pero también un escritor de poca monta, aunque muy hábil para las relaciones públicas, quien le consigue una cita con el reconocido editor "Stuart Herskowitz", quien lo quiere conocer.  

A pesar de la advertencia de "Charlie", de que no lleve a su esposa a la cita, dado que en la última fiesta, embrutecida por el alcohol y las anfetaminas, le arrojó el vaso a uno de los invitados, echando a perder la fiesta.  

El joven escritor, presionado por "Annie", a quien parece jamás poder decir que no, acude acompañado de ella a la reunión. De nueva cuenta las drogas la hacen perder el control y todo se va por la borda.

Los intentos de "Parker" por ayudar a su esposa a controlar su adicción no fructifican, ni siquiera el pretender sobornar a "Jeff" (Martin Altomaro) para que deje de surtirle las anfetaminas a su esposa.  

Finalmente "Parker", a punto de enloquecer, comete una indiscreción que le complicará todavía más la existencia.  

"Charlie", emocionado por la posibilidad de obtener por primera vez grandes sumas de dinero para solucionar su mediocre situación, compromete a "Parker" con "Stuart", diciéndole que escribirá un libro todavía mejor.   

"Annie", sumida ya en el vacío de su adicción, sigue cometiendo una serie de locuras que desencadenan una tragedia que arrastrará la vida de todos los personajes.  

Durante el desarrollo de la obra, con un lenguaje fuerte, abierto y directo, en el que términos como violación, drogadicción, sexo y sodomía parecen ser parte esencial de la trama, llevarán al espectador a reflexionar sobre esta puesta en escena, que en su primera noche atrapó a los espectadores, entre prensa, invitados especiales y público.  

Zach Helms, un dramaturgo egresado de la escuela de teatro de la Universidad de De Paul, en Estados Unidos, que cuenta entre sus obras "Last chance for a slow dance" y "El gran canario", estrenada mundialmente en París, en 2007, y dirigida también por Malkovich, será una de las mejores puestas escénicas de este año en este país.  

"El buen canario" tiene un estupendo trabajo, desde su traducción realizada por Lillian van den Broeck y la adaptación de Lulu y Michel Sadler, quien acompañada de un gran manejo audiovisual ha dejado una grata impresión.  

Al final, Diego Luna agradeció públicamente a sus compañeros y al público, así como a su amigo John Malkovich por haberles dado este gran regalo de elegir México para escenificar aquí la obra que es producida por Mr. Mudd, Canana y Retrolab.  

La puesta en escena escrita por Zach Helm estará 10 semanas en el Teatro de los Insurgentes de la Ciudad de México y probablemente recorra algunas ciudades importantes del país.

Temas

Lee También

Comentarios