Jueves, 04 de Junio 2020
Entretenimiento | El drama desde otro ángulo

“Norteado”, al límite de lo profundo y lo ridículo

Con su segunda película, Rigoberto Perezcano refrenda un estilo narrativo que en su primer filme lo hizo ganar un Ariel

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Profundidad y respeto bien pueden conjugarse con la sátira y la comedia, dice el cineasta mexicano Rigoberto Perezcano, y lo hace con pleno conocimiento de causa. No por nada su opera prima titulada XV en Zaachila (2003) se hizo de un Ariel y se llevó el reconocimiento a Mejor documental en el Festival Internacional de Cine de Morelia.

Desde entonces se decía que su estilo narrativo oscilaba en los límites de lo profundo y lo ridículo, cuestión que decidió manejar de nuevo en su segundo trabajo que lleva por nombre Norteado, cuyo guión contó con la asesoría de Felipe Cazals, y que antes de su primera proyección en la pasada edición del festival de Morelia, Norteado fue acreedor al Premio Cine en Construcción del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, luego de ser elegida de entre 63 propuestas fílmicas, en las que sólo seis eran latinas; además formó parte de las propuestas exhibidas en el pasado Festival Internacional de Cine de Toronto.

“Es un término que inventé hacer un par de años (el límite entre lo profundo y lo ridículo), sobre todo con mi primer trabajo XV en Zaachila, creo que me gusta estar mucho en ese límite, y si algo tiene Norteado es que toma el tema de la migración con todo el respeto posible y con toda la profundidad que amerita, pero al final podría parecer como una burla, un sátira de cómo es que el personaje principal intenta cruzar la frontera, y es ahí donde podría caer en lo ridículo, entonces, si no lo tratas bien como director podría ser muy denigrante para los migrantes, pero creo que no es así y se mantiene lo profundo y lo ridículo”.

Sobre sus expectativas, su forma de hacer cine y el porqué ser cineasta, Perezcano conversa en exclusiva con este diario.

-Hablar de migración en el cine implica cuestionarse si “Norteado” no es una cinta más, ¿en qué momento pensaste que tu trabajo no sería uno más en la lista?
-En el momento que decidí hacerla hubo algo que me marcó muchísimo, y fue el visitar el Centro de Detención en San Diego, California; y ver a la gente recluida en centros de seguridad, cuando se trata de personas que van en busca de trabajo. Me involucré muchísimo, y me dio mucha tristeza ver a esta gente ahí, pero sabía perfectamente que hubiera sido un error hablar de una película de migración con drama, con tragedia, porque ya ha sido tratado de esa forma en muchos filmes, de corte nacional e internacional. Y tanto Édgar San Juan, el coguionista, y yo, lo que pretendíamos era hacer una cinta seria, respetuosa, pero que tuviera humor y al final esperanza, y creo que está ahí.
 
-¿Entonces la línea que seguirás como cineasta tendrá que ver con el manejo de situaciones dramáticas con toques de comedia?
-Por ahora me encanta escribir comedia, sin embargo también me gustaría hacer una historia super triste, no sé si llegue a realizarla, pero me agrada pensar que si hago otra película también cambiaré de género. Por ahora soy feliz haciendo comedia.
 
-Es difícil hacer comedia, en el sentido de que una situación no para todos puede resultar agradable, ¿cómo es que el director concibe qué puede resultar cómico y qué no?
-En la escritura misma. Cuando estás leyendo los diálogos y las secuencias, con quien las estás escribiendo, te das cuenta si es divertido o no, y en el momento en que se está filmando corroboras si resulta cómico y si se apega a lo que habías escrito. Tampoco hago películas de pastelazo, ni de chiste barato, me gusta lo sutil, me apasiona el que sea el espectador quien decida si debe reírse ante la tragedia.
 
-Hay realizadores que tienen como objetivo entretener, otros divertir, y unos más crear conciencia, ¿por qué hace cine Rigoberto Perezcano?
-Porque me considero cineasta, y como tal me gusta sugerir caminos narrativos y decir ‘creo que de esta forma se pueden contar las historias’, pero por otra parte me interesa hacer cine porque me gusta que la gente vea mi trabajo, nunca pienso en hacer películas para mí, para satisfacer mis caprichos como cineasta, que estoy interesado en hacer filmes para que la gente los vea y yo siga aprendiendo de este medio.

EL INFORMADOR/ Altagracia Lizardo Medina

POR CIERTO
* El pasado 28 de octubre Norteado ganó en Abu Dhabi, Emiratos Árabes, el premio Perla Negra a Mejor actriz por las interpretaciones de Alicia Laguna y Sonia Couoh; ambas recibieron el reconocimiento de manos de Naomi Watts. El jurado, presidido por el director iraní Abbas Kiarostami, otorgó una mención especial a la película que tuvo su estreno internacional en el festival de cine de San Sebastián.
 
* La cinta participará en los festivales de Chicago, Los Ángeles, Tesalónica y Bratislava, se estrenará en la Ciudad de México en la Muestra Internacional de Cine que organiza la Cineteca Nacional a finales de este mes.

Temas

Lee También