Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Septiembre 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | Johann Wolfgang Von Goethe murió el 22 de marzo de 1832

Mañana se cumplen 176 años de la muerte de Goethe

La obra del escritor alemán Johann W. Goethe Se mantiene vigente. A 176 años de su fallecimiento se rememora la una poesía cargada de romanticismo, que heredó tras el día de su muerte, un 22 de marzo

Por: EL INFORMADOR

México.- El poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán Johann Wolfgang Von Goethe, quien se distinguió sobre todo por su poesía cargada de romanticismo, la cual permanece vigente y en su momento fue una nueva forma de ver las relaciones de la sociedad, falleció el 22 de marzo de 1832.

Para los estudiosos de su obra, su importancia puede ser juzgada por la influencia que sus escritos críticos, su correspondencia, su poesía, sus dramas y novelas, ejercieron sobre los escritores de su época, y sobre los movimientos literarios que él inauguró y de los que fue la figura principal.

Nacido el 28 de agosto de 1749 en Frankfurt, Goethe estudió derecho en la Universidad de Leipzig, donde empezó a interesarse por las artes, en especial, la literatura y la pintura, que lo llevaron a conocer las obras dramáticas de sus contemporáneos Friedrich Gottlieb Klopstok y Gotthold Ephraim Lessing.

Enamorado de la hija de un comerciante, cuentan sus biógrafos, Goethe se inició en la poesía, y sus primeras obras dramáticas fueron "El capricho del enamorado" (1767) y una tragedia en verso titulada "Los cómplices" (1768).

Por esa época, Goethe enfermó y fue a convalecer a Frankfurt, donde estudió filosofía ocultista, astrología y alquimia; se introdujo en el misticismo religioso, regresó a estudiar derecho y profundizó sus conocimientos en música, arte, anatomía y química.

En Estrasburgo, Goethe conoció a Friederike Brion, la hija de un pastor religioso de la ciudad de Sesenheim, que más tarde le serviría de modelo para personajes femeninos de sus obras, incluyendo el de Gretchen, en su drama poético "Fausto".

También conoció al filósofo y crítico literario Johann Gottfried von Herder, quien se convirtió en una estimulante experiencia intelectual y lo hizo un escéptico de los preceptos del clasicismo francés.

Herder enseñó también a Goethe a apreciar las obras de William Shakespeare, en las que las unidades clásicas se sustituyen por el placer de la expresión directa de las emociones, y a darse cuenta del valor de la poesía popular y la arquitectura gótica alemanas, como fuentes de inspiración para su literatura alemana.

Como resultado de esa influencia, tras graduarse en derecho y ejercerlo en Frankfurt, Goethe escribió la tragedia "G”tz von Berlichingen" (1773), obra inspirada en las de Shakespeare. Sigue... dos... El poeta. Dos... El poeta... Shakespeare.

Junto al panfleto "Sobre el estilo y el arte alemán" (1773), al que contribuyeron Goethe, Herder (con dos ensayos en los que elogiaba a Ossián y a Shakespeare) y otros, aquel drama inauguró el importante movimiento literario alemán conocido como "Sturm und drang" ("Tempestad y empuje"), precursor del romanticismo alemán.

El año siguiente, como resultado de un "incidente" amoroso con Charlotte Buff, prometida de uno de sus amigos, Goethe escribió la romántica y trágica historia "Las desventuras del joven Werther" (1774), considerada la primera novela de la literatura alemana moderna.

Se convirtió entonces en el modelo de muchas narraciones de "Entusiasmo", el resultado fatal de un gusto por los absolutos, ya sea en amor, arte o pensamiento, que se escribieron a imitación suya en Alemania, Francia y por todas partes.

Se prometió con Lili Schnemann, hija de un rico banquero, pero los círculos elegantes en los que ella se movía le parecieron restrictivos para su creatividad artística, y acabó por refugiarse en la naturaleza, en la que se inspiraron muchos de sus poemas líricos, como "Auf dem see".

El año de 1775 fue importante para Goethe y para la historia literaria alemana, pues Carlos Augusto, heredero del ducado de Sajonia-Weimar lo invitó a vivir y trabajar en Weimar, uno de los centros intelectuales y literarios de Alemania.

Desde entonces hasta su muerte, Goethe tuvo su residencia en Weimar y desde allí su influencia se extendió por toda Alemania.

Los primeros 10 años de este contacto con la corte de Weimar fueron para él un periodo de desarrollo intelectual más que de producción literaria, además continuó su trabajo científico y estudió mineralogía, geología y osteología (el estudio de los huesos).

Escribió poco durante los primeros 10 años, pero luego comienza la composición de algunas de sus obras más famosas, como el drama en prosa "Ifigenia en Tauris" (1787) "Egmont" y "Fausto", que luego cambiaría como resultado de su estancia de dos años en Italia.

Establecido en Roma, Goethe escribió una versión en versos yámbicos de "Ifigenia en Tauris", los dramas "Egmont" (1788) y "Torquato Tasso" (1790), y un trabajo suplementario sobre Fausto, parte del cual apareció como "Fragmento" (1790), que llevaron a la literatura alemana la disciplina de ideas y formas que inició el periodo clásico.

En 1790, ya de regreso a Weimar, Goethe escribió "Ensayo y el tratado de óptica, aportes a la óptica" (1792), "Elegías romanas" (1795), la novela "Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister" (1796) y el idilio épico en verso "Hermann y Dorothea" (1798).

Desde 1805 hasta su muerte en Weimar, el 22 de marzo de 1832, produjo "Las afinidades electivas" (1809) y "Los años de formación de Wilhelm Meister" (1821); un relato de su viaje por Italia, "Viajes italianos" (1816); "Poesía y verdad", su autobiografía (1833), los poemas, "Diván de Oriente y Occidente" (1819) y la segunda parte de su poema dramático "Fausto" (publicado póstumamente en 1832).

NOTIMEX/ EL INFORMADOR/ Redacción/ EMD 21/ 03/ 08

Temas

Lee También

Comentarios