Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Entretenimiento

Entretenimiento | América Latina se volvió un mercado atractivo para comercializar las tallas 'curvy'

Las curvas desfilan en Colombia

América Latina se ha convertido en un mercado bastante apetitoso para aquellos que andan detrás de tallas 'curvy'
Apuesta. Las empresas comienzan a comercializar ropa de tallas grandes. EL INFORMADOR / N. Gutiérrez

Apuesta. Las empresas comienzan a comercializar ropa de tallas grandes. EL INFORMADOR / N. Gutiérrez

GUADALAJARA, JALISCO (27/JUL/2017).- No es novedad que las siluetas consideradas “size plus” estén de moda en América Latina. Las campañas por defender la anatomía natural de la mujer incrementan al tratar de erradicar el tradicional canon de belleza que prioriza los cuerpos delgados al extremo.

Por primera vez en la historia de Colombiamoda las pasarelas se abren a las modelos de tallas grandes o también conocidas como “curvy”, concepto que cada vez adquiere fuerza en México debido a que las mujeres de proporciones grandes demandan moda adecuada a sus necesidades anatómicas.

María Jiménez Pacífico es una colombiana de 27 años de edad que, tras vivir su adolescencia con bulimia, ahora es la primera modelo profesional de su país en protagonizar una pasarela oficial de una de las plataformas de tendencia y negocio más importantes de Latinoamérica y que en cada edición abre sus desfiles a más de 30 mil espectadores presenciales y digitales.

“Desafortunadamente se maneja una estética muy violenta en Colombia, ya se habla de un antes y un después para cambiar la percepción de los estereotipos. A mí me descubrió el fotógrafo de las Reinas de Belleza de Islandia y desde ahí comencé con un portafolio profesional, llegué a Skimo Model, la agencia líder de Islandia, así hice mi primer contrato con Zara y TopShop cuando yo tenía 19 años”.

Procuran no confundir

María Jiménez destaca que la apertura de Colombia a las mujeres “curvy” es tan solo el inicio de un movimiento internacional que tomará más fuerza en países con mayor influencia de la moda como México, que actualmente cuenta con iniciativas a través de firmas y blogs como “La Fatshionista” de Priscila Arias, “Espacio curvy”, “Curvy Moda México”, “Más medidas” de Dana Carrillo y Arheli Molina de “Yo Curvilínea”, por ejemplo, y que han logrado que almacenes como Liverpool apuesten por pasarelas enfocadas a este segmento en México.

“Esto tendrá un verdadero impacto en toda América Latina cuando un diseñador consagrado se adentre a esta propuesta, claro que hay otros que pueden colgarse de esta iniciativa, pero hay modelos que estamos en esto y luchando desde hace años, lo ‘curvy’ no es algo nuevo, también hay requisitos profesionales para ser modelo, tienes que prepararte para estar en pasarela”.

María Jiménez, con 11 años de experiencia en las pasarelas y campañas internacionales como Fashion Week en Dinamarca, Islandia, Estados Unidos, Italia, Noruega y Suecia, por ejemplo, detalla que un argumento central del movimiento “curvy” es quitar la idea de que se promueve la obesidad a través de esta tendencia.

“No se trata de fomentar la obesidad, sino el amor propio. ¿Qué tiene de malo que una mujer talla grande o delgada se quiera y acepte cómo es? Todos tenemos derecho a ser felices y estar incluidas en la sociedad y en el sistema fashion. Las mujeres que tiene obesidad tienen que entender el mensaje de que esa situación se tiene que controlar, que hay que tener un estilo de vida saludable. Solo se trata de aceptar tu cuerpo y celebrarte ante el mundo, que tenemos derecho a ser bellas”.

SABER MÁS
Aprovechan mercado

La diseñadora Natalia Franco, de la firma Elena Plus Clothing de Colombia, asegura que comercialmente la moda “curvy” es un nicho que ha respondido inmediata y favorablemente y ha dado paso a que Colombiamoda destine una área especial, con apoyo de la Alcaldía de Medellín, para el proyecto “Reto de innovación. Size Revolution”, en la que se exponen propuestas innovadoras con textiles como el denim y materiales lycrados para las necesidades corporales de las mujeres robustas a partir de la talla 16, que significan una proporción habitual entre el busto y la cadera 120-130 centímetros.

“Antes la firma estaba enfocada en prendas para mujeres de tallas grande pero para más adultas, nosotros hicimos una reinvención en este mercado que era el más necesitado en opciones. Las mujeres talla-grande están olvidadas en la moda, se pensaba que las mujeres grandes solo eran señoras, ahora son clientes potenciales junto a las jóvenes que tienen necesidades específicas y que los diseñadores ignorábamos”.

Temas

Lee También

Comentarios