/contenidos/2008/04/02/noticia_0068.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 23 de Junio 2018
Entretenimiento | Invertirá ocho millones de pesos en 2008 para concluir la reestructuración integral del Museo Regional de Guadalajara.

Juventud a murales de La Moreña y al Museo Regional

El INAH presentó ayer los avances de dos de los proyectos que se coordinan desde la Ciudad de México con la delegación Jalisco

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) invertirá ocho millones de pesos en 2008
para concluir la reestructuración integral del Museo Regional de Guadalajara y poco más de un millón de pesos para los murales de La Moreña (La Barca, Jalisco), que estarán restaurados totalmente a finales de este año.
Ayer, por primera vez durante la gestión de la delegada del Centro INAH Jalisco, Angélica Peregrina Vázquez, el director de Prensa y Relaciones Públicas del INAH, Guillermo Meza, visitó Guadalajara para dar a conocer estos dos proyectos coordinados entre la Ciudad de México y el Estado.
“En esta administración estamos buscando informar de todo lo que hacemos en cada Estado, estamos
mostrando que es posible trabajar en conjunto e informar a la sociedad. Queremos crear lazos y no ser  obstáculos. Es muy importante porque hay mucha confusión del trabajo que hace el INAH, porque nos culpan de muchas cuestiones que no nos competen”, resaltó Meza. Por su parte, Angélica Peregrina explicó que el
Centro Jalisco empieza a concretar los proyectos que se fijaron para 2008 y cuyas metas se van alcanzando.
“Por ello, damos a conocer dos temas, la restauración de los murales, a cargo de Sergio Montero, el mejor de nuestro país, y los trabajos en el Museo Regional, intervenido con miras a que durante la conmemoración del Bicentenario de la Independencia sea un recinto que albergue la cultura y la historia de Jalisco”. Eternidad para murales costumbristas La desintegración de los pigmentos por el paso del tiempo y la humedad que circula por los muros son dos elementos que Sergio Montero combate para dar rescatar y dar eternidad a los murales costumbristas que se expanden en el interior de la casa La Moreña. En 1970, el restaurador ya había intervenido las pinturas creadas entre 1855 y 1867, aunque no fue sino hasta el 1 de agosto de 2007 que un equipo de la
Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM) regresó a Jalisco para frenar
los efectos de deterioro provocados por el paso del tiempo y los diversos usos que tuvo la edificación.
Las memorias de las escenas campiranas de la antigua Ciudad de México (como la fuente del Salto del Agua, el tianguis de la calle Isabel La Católica, el Castillo de Chapultepec cuando era sede del Colegio Militar), basadas en pequeñas litografías de Casimiro Castro, fueron guardadas en más de 500 metros cuadrados por un pintor anónimo a quien el coronel Francisco Velarde, dueño de la finca histórica y conocido como “El burro de oro”, encargó pintar con motivo de una supuesta visita del emperador Maximiliano de Habsburgo a La Barca.
“Cuando ‘El burro de oro’ fue asesinado, sus propiedades fueron rematadas y la familia Aviña compró la finca (La Moreña) y la usaron como taller mecánico, restaurante, billar y cantina, por lo que se deterioraron los murales, pero no los destruyeron”, expresó Montero. Después de que el restaurador recuperó la esencia de la obra en la década de los 70, en años posteriores le dieron una errónea “manita de gato” colocándole aceite de linaza encima, “que recobra el color pero luego se oxida y ahora que estamos retirando esta capa, encontramos debajo del aceite sales que se acumulan por la humedad, pero sí estamos logrando recobrar la calidad estética”.
Aclaró que no se ha podido determinar quién es el autor del mural y que la versión de que pudo haber sido Gerardo Suárez (ayudante de Jacobo Gálvez, pintor de la cúpula del Teatro Degollado), es falsa. La primera etapa de limpieza (de la capa de resina y el control de la humedad) está por concluirse, de tal suerte que antes de diciembre de este año las pinturas estarán como “nuevas”. Gilberto Meza agregó que se está utilizando
tecnología “de punta” en el proyecto, pues “nos trajimos un espectógrafo de colimetría de rayos X que acabamos de adquirir y permite analizar los pigmentos y materiales constructivos que nos ayudan a determinar el fechamiento de las pinturas”.

Renovación del Museo Regional
El año pasado concluyó la primera etapa de la intervención física del Museo Regional de Guadalajara, con una inversión de poco más de dos millones de pesos, con los que se amplió un 20% el área de exhibición, se adecuó un espacio para almacenes especiales destinados a la conservación del acervo (30 mil piezas de paleontología, arqueología, historia, etnografía y obras plásticas) y se dio mantenimiento preventivo a la arquitectura, como
a la cantera de las fachadas sur y poniente. Los ocho millones que este año recibió el recinto serán destinados a la actualización del guión científico y la museografía -“que integre los elementos históricos con las ventajas visuales y espaciales que ofrece la tecnología moderna”-, para dar estabilidad al ala sur de la finca, intervenir las salas de la planta alta, hacer trabajos de conservación en la cantera de la fachada y azotea e iluminar esta
última para realzar la vista nocturna del edificio. La directora del Museo Regional, Martelva Gómez Pineda,  señaló que después de cinco años de trabajar en el diagnóstico, planeación y organización, se definió que las tres etapas de reestructuración serían la conservación del inmueble y la colección, y la reestructuración del guión museográfico. Actualmente, están en la última etapa. Lo último que se atenderá son las salas de exposición
de la planta baja y el área de oficinas. Angélica Peregrina destacó que, al concluir el proyecto, se habrán  invertido un total de 30 millones de pesos, “una inversión sin precedentes en Jalisco”.

EL INFORMADOR / MLOM / 02-04-08


Temas

Lee También

Comentarios