Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 24 de Octubre 2018
Entretenimiento | García Marquéz nunca habló en la primera mesa del Coloquio El arte de... que se realizó en la UNAM

Gabo calla en coloquio sobre obra de Fuentes

Acude el escritor colombiano a la primera mesa del ciclo El arte de..., sin embargo no emitió comentario alguno

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- Pocos de los que asistentes a la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario de la UNAM salieron satisfechos. Muchos hicieron fila desde antes de las nueve de la mañana, para presenciar la primera mesa del Coloquio "El arte de..." realizada en el marco del Homenaje Nacional Carlos Fuentes 80 años. La mesa anunciaba la presencia de Gabriel García Márquez, quien sí estuvo pero nunca hizo un comentario.

Aunque todos esperaban sus palabras, el Premio Nobel de Literatura 1982 nunca habló; de nada valieron los aplausos de pie que los asistentes al recinto universitario le prodigaron a su llegada; tampoco el "Gabo, Gabo", que al final del acto entonaron muchos asistentes.

El autor de "Cien años de soledad", sólo atestiguó el desarrollo de la primera mesa denominada "El arte de narrar", en la que participaron Juan Goytisolo, Nélida Piñón, Nadine Gordimer, Sergio Ramírez y Tomás Eloy Martínez, quienes hablaron de su experiencia creativa , pero no faltó quien se refiriera más que al arte de narrar, a la obra de Carlos Fuentes y al homenaje por su 80 aniversario.

Sergio Ramírez dijo que la literatura tiene un símil con la carpintería; lo considera un acto de creación que requiere perfección. "Nada sobrevive de esa forma del árbol, pero es el árbol"; y comparó al escritor con el patrón de una fonda. "Sólo que el único platillo en la literatura es la condición humana... pero aunque es el plato único, tiene variantes infinitas".

En el encuentro que estuvo presidido por el rector de la UNAM, José Narro, la escritora brasileña Nélida Piñón planteó una serie de preguntas sobre el acto literario: "Por qué tanto empeño en alojar al lector en un falso epicentro; por qué por regla general se menosprecia el melodrama; por qué la verdad seduce más que la historia del vecino".

Por su parte, Tomás Eloy Martínez dijo que las novelas se escriben para reparar en el mundo la existencia que nunca existió y que narrar es desvelar pero también profetizar. "Somos historia y porque somos historia somos historias".

Temas

Lee También

Comentarios