Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018
Entretenimiento | La obra y vida del escritor chocaban con la moral victoriana

Existe el riesgo de hacer de Oscar Wilde un mártir homosexual

Wilde, novelista, poeta y dramaturgo irlandés, es el máximo exponente del esteticismo literario, autor de El retrato de Dorian Grey y El crimen de Lord Arthur Saville

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO.- Para Merlin Holland, nieto y biógrafo del escritor irlandés, Oscar Wilde, quien murió el 30 de noviembre de 1900, siempre ha habido el riesgo de hacer de su antepasado "un mártir homosexual".

Holland, autor del volumen "El marqués y el sodomita: Oscar Wilde ante la justicia", se refirió al juicio que llevó al autor de "Salomé" "El retrato de Dorian Grey", entre otras obras, a la cárcel durante dos años acusado de sodomita.

Sobre la lectura de su libro, de que la sociedad inglesa las traía con Wilde por sus preferencias sexuales, sostuvo, sin dejo de duda, que se la cobró con este juicio, en el que hubo muchas irregularidades, como el que se filtrara la votación del jurado.

"Su obra y su vida chocaban con la moral victoriana: no le pudieron juzgar por su obra, pero en el primer desliz le pasaron factura", añadió al acotar que, sin embargo, "siempre ha habido el peligro de hacer de Wilde un mártir homosexual".

Wilde, novelista, poeta y dramaturgo irlandés, es el máximo exponente del esteticismo literario, autor de "El retrato de Dorian Grey" y "El crimen de Lord Arthur Saville", por mencionar algunas de sus obras, muchas de ellas llevadas al cine.

Oscar Fingal O`Flahertie Wills Wilde nació el 16 de octubre de 1854 en Dublín, hijo de un celebre cirujano irlandés y una poetisa británica. Desde muy joven cultivó varios géneros, dando muestra de una extraordinaria calidad y capacidad creativa.

Estudio en e Trinity College de Dublin y del Magdalen College en Oxford, su extenso poema "Ravvena" lo hizo acreedor al prestigioso premio Newdigaste en 1878.

De acuerdo con sus biógrafos, Wilde fue una de las personalidades más talentosas y controvertidas de su tiempo, de carácter excéntrico, larga y rubia cabellera, siempre vestido con ropa elegante y llamativa.

Discípulo de Walter Pater e influenciado por el pintor James Whistler, en 1891 publicó una serie de ensayos bajo el título de "Intenciones", a partir del cual fue considerado uno de los máximos representantes del esteticismo, corriente artística que puso de manifiesto tanto en su obra como en su vida.

Su primer libro fue "Poemas" (1881), al que le siguieron la obra teatral "Vera" o "Los nihilistas", escrita en 1882; las colecciones de historias fantásticas "El príncipe feliz" (1888), "La casa de las granadas" (1892) y un conjunto de cuentos breves, dedicados a sus dos hijos, producto de su matrimonio con la irlandesa Constance Lloyd.

En 1891 publicó dos de sus novelas más famosas, "El retrato de Dorian Grey", una melodramática historia de decadencia moral, y "El crimen de Lord Arthur Saville", obras celebradas por la aristocracia inglesa, que lo convirtieron en un ídolo y modelo a seguir por su brillantez, ingenio y elegancia.

Wilde destacó no sólo como novelista sino como ensayista, género que abordó con "La decadencia de vivir", "El alma del hombre bajo el socialismo" y "El retrato de Mr. W.H", donde analizó versos de William Shakespeare desde la óptica de su dedicatoria amorosa a otro hombre.

Asimismo, demostró un talento innato para los efectos teatrales y la farsa, así como las paradojas en forma de refrán inverso, algunas de las cuales llegaron a ser muy famosas.

Su obra "Salomé", muestra de pasión obsesiva, fue escrita en francés y estrenada en París, en 1894, protagonizada por la actriz Sarah Bernhardt; después, el compositor alemán Richard Strauss compuso una ópera homónima basada en el texto.

"El abanico de Lady Windermere" (1892), "Una mujer sin importancia" (1893), "Un marido ideal" (1895) y "La importancia de llamarse Ernesto" (1895), son comedias que reflejan a la perfección los círculos aristocráticos en los que se desenvolvió el escritor.

Otras de sus obras son "La duquesa de Padua", "El ruiseñor y la rosa", así como una ingente producción de artículos periodísticos, entre ellos "Los modelos en Londres", "Impresiones de Yanquilandia" y "La invasión americana", en los que el retrato de sus personajes y la sociedad está hecho con una impecable precisión.

Fiel a los planteamientos del esteticismo finisecular, Wilde solía decir: "He puesto todo mi genio en mi vida y en mis obras sólo he puesto mi talento", con lo cual centró la atención en su carácter extravagante y provocador.

En la cima de su carrera, se convirtió en la figura central del más sonado proceso judicial de la época, pues en 1895 fue acusado por el Marqués de Queensberry de mantener una íntima amistad y practicar la sodomía con su hijo, Lord Alfred Douglas, por lo que fue condenado a dos años de trabajos forzados.

Durante su estancia en prisión escribió su ensayo autobiográfico "De profundis" (1905), una extensa carta de arrepentimiento por su pasado estilo de vida, la obra es considerada por algunos críticos como extremadamente reveladora, mientras que para otros sólo fue una explosión sentimental poco sincera.

Otro poema destacado es "Balada de la cárcel de Reading" (1898), escrito en Berneval, Francia, poco después de salir de prisión y publicado anónimamente en Inglaterra, en el que el autor expone la difícil vida en la cárcel y la desesperación de los presos.

Arruinado material y espiritualmente, Wilde viajó a París, donde se convirtió al catolicismo. En sus narraciones está presente su extraordinaria fantasía y gusto por la belleza, en tanto, sus cuentos plantean como idea central el contacto con el dolor y los sufrimientos humanos.

Murió el 30 de noviembre de 1900, a causa de una enfermedad cerebral provocada por una infección en el oído, aunque en aquella época se aseguró que su muerte se debió a una enfermedad venérea.

Temas

Lee También

Comentarios