Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Octubre 2019
Entretenimiento | Vive el momento

Eugenio Derbez acepta sus errores

El actor está decidio a conquistar la pantalla grande de la mano del drama y no de la comedia

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD DE MÉXICO.- No lo niega. Eugenio Derbez tiene una “piedrita en el zapato”. A principios de la década de los años noventa se negó a trabajar con el cineasta Alfonso Cuarón, quien lo quería como protagonista de su opera prima Sólo con tu pareja.

Por ese entonces, el actor preparaba su programa unitario, trabajaba en otro al lado de Anabel Ferreira y tenía invitaciones para espectáculos nocturnos. “Cometí un error, pero uno nunca sabe. Me entrevisté con él y me dijo que le interesaba que hiciera su película y le respondí que no, porque tenía mucha chamba. Tengo esa espinita. No puedo decir que la regué porque entonces... es como si llegara un chavito y me dijera que quiere trabajar conmigo ahora, yo no tendría la visión de a dónde llegará”.

Y como suele ocurrir, tiempo después se encontró con el director: “Alguna vez quise acercarme a él (Cuarón) y no estuvo muy receptivo, creo que me la estaba regresando (risas). Pero la última vez que lo vi se portó divino”.

Caminos separados


Luego de Sólo con tu pareja, Cuarón se fue a Hollwywood: Ha dirigido La princesita, Harry Potter y el prisionero de Azkabán y Niños del hombre, con ésta última fue nominado al Oscar en el Mejor guión adaptado.

Y Daniel Giménez Cacho, quien se quedó finalmente con el papel, se convirtió en uno de los mejores y más cotizados actores del cine méxicano, mientas que Derbez siguió en lo suyo. Su programa generó altos puntos de rating y es considerado uno de los consentidos en Televisa.

Ahora Eugenio intenta su faceta de actor de drama. Ya lo hizo en los filmes Zurdo, Sangre de mi sangre y La misma Luna, donde la directora, Patricia Riggen, dijo que podría seguir los pasos de Tom Hanks, quien de una comedia como Despedida de soltero, brincó a ser actor dramático.
De momento el actor se encuentra filmando la cinta No eres tú, soy yo, dirigida por Alejandro Springall: “Sé que en cine no tengo un lugar, me falta ganármelo, de repente sólo eres el cuate chistoso que sale en televisión”.

Una vez que termine, iniciará Hombre de piedra, drama en inglés-español que significará su debut como director de cine. No descarta que Rodrigo Prieto (Amores perros y Secreto en la montaña), su compañero de escuela, sea su director de fotografía.

¿Te sentiste estancado en televisión?

“Sí. Hay momentos en los que se cae en zona de confort, ya no tienes que estudiar y haces lo que sabes. Empieza una caída”.

¿La llegaste a sentir?
“Sí, no tanto con el público, pero sí conmigo mismo. Decía: ‘ya no me divierte mi trabajo, ya no estoy teniendo el hambre’. Y quise incursionar en cine donde no soy nadie. Estoy tomando clases continuamente de drama para esta carrera. Esta semana me decían aquí que tenían un prejuicio, de que el actorcito de televisión quería su camper nuevo”.

Pareciera que para alguien como tú sería fácil llegar al cine...
“(Risas) Mi primer encuentro fue con Francisco González Compeán (productor en Zurdo) y me comencé a dar de topes. Él me quería meter, pero pasó un año y medio y un día le pregunté qué pasaba, que no ocurría nada. Me dijo que a la gente de cine le daba comezón los que llegan de televisión. Comencé a hablar en corto con los directores, con los productores, a ver sus películas, que vieran que me interesaba de verdad. No sé si en un año voy a estar aquí o haciendo cine en la India como Bárbara Mori (risas)”.

Ella (Bárbara Mori) ha fundado su propia productora para hacer películas, ¿lo has pensado?
“Sí, pero apenas me estoy ganando un lugar en el cine. En televisión hace años que lo pensé, pero Televisa es otro rollo, es un monopolio, no te dejan”.

¿Quién dentro del medio te ha impresionado?
“Uno ha sido Carlos Carrera (El crimen del padre Amaro). Me dirigió en un comercial y no me decía nada. Pensé que no le estaba gustando mi trabajo. Te da un sentimiento de inseguridad muy duro, luego me enteré que así es él”.

¿Listo para “Hombre de piedra”?

“Me faltan 10 páginas para terminar el story board (guía de imágenes), cada corte está plasmado en papel. Ya fui a Los Ángeles a ver locaciones, tengo 70 por ciento de lugares vistos. Curiosamente por el tipo de película llevo gente de Estados Unidos en gran parte, de actores mexicanos llevo muy poco. Yo actuaré”.

¿Hay preocupación de que la gente te vea siempre en esa faceta cómica?
“No puedo luchar contra lo que soy, sino ampliar horizontes, como Jim Carrey. De él pueden ver películas serias como Eterno resplandor de una mente brillante o de comedia. Yo por el momento en cine no quiero hacer comedia, quiero que la gente vea un trabajo diferente”.

Temas

Lee También

Comentarios