Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018
Entretenimiento | Para Coelho, en cambio, internet es ante todo una posibilidad de difusión y un camino para aumentar el número de lectores

El escritor Paulo Coelho afirma que el libro durará al menos otros mil años

Elogia el escritor brasileño las posibilidades que abre internet a la literatura; invita a las editoriales a no ver a los nuevoas medios como una amenaza

Por: EFE

FRÁNCFORT, ALEMANIA.- El escritor brasileño Paulo Coelho elogió hoy las posibilidades que abre internet a la literatura e invitó a las editoriales a que no vean los nuevos medios como una amenaza, a la vez que se mostró convencido de que el libro impreso durará al menos mil años más.

En un discurso pronunciado durante la conferencia de prensa inaugural de la Feria de Fráncfort, Coelho se refirió a sus experiencias en la red y, además, comparó las repercusiones de la revolución digital con la que tuvo en su momento la invención de la imprenta por parte de Gutenberg.

"A la nueva técnica de impresión debemos el que se haya hecho posible el intercambio de ideas y rehacer el mundo de acuerdo con esas ideas", dijo el autor de "La bruja de Portobello" recordando el invento del herrero alemán.

Coehlo ve la evolución de los últimos diez años, con el surgimiento del internet y de nuevas plataformas para la difusión de ideas, como una radicalización del proceso de "democratización de las ideas" iniciado por Gutenberg.

"Poco a poco la gente tiene claridad acerca de que pueden publicar lo que quieran en la red, donde todo el mundo lo puede ver, y acerca de que son sus propios directores de programa", dijo.

Además, en la red -y eso es clave para las industrias relacionadas con el mundo de la cultura- "la gente intercambia sin coste todo aquello que es importante para ellos y espera que ello sea posible también con los productos de comunicación de masas".

Coelho se mostró convencido de que la industria de la música tuvo una reacción inicial equivocada y en lugar de ver las posibilidades de la evolución que se estaban dando trató de impedirla a través de los tribunales.

"En 2001 lograron que Napster y otras páginas web de música fueran cerradas. Habían ganado una batalla pero no la guerra. No podían impedir que surgieran otras Peer-to-Peer que mantuvieron alta la bandera del intercambio gratuito", dijo.

El escritor considera que, en lugar de recurrir a sus abogados, la industria de la música debería haber buscado otra solución como, por ejemplo, pedir el pago de cinco céntimos por canción bajada de la red.

"Alrededor de 2000, nadie hubiera tenido un problema con ello, entre otras cosas porque los costes hubieran sido mucho menores que los de un CD", dijo.

El sector editorial parece, según Coelho, más "protegido" frente a la red que la industria de la música o la industria cinematográfica y eso se debe en buena parte a que la evolución tecnológica le trae más ventajas que a otros medios.

Entre otras, internet es un medio que en buena parte tiene que ver con la lectura y la escritura y eso llevó a que en los años 90 las editoriales pudieran registrar con alegría un renacimiento de la comunicación y la expresión escrita.

Coelho cree, sin embargo, que hasta el momento la actitud del sector editorial frente a internet tiene mucho de incomprensión y de desconcierto.

"Lamentan la `desgracia` de otros sectores y ven internet como enemigo. Los monjes en el siglo XVI, que copiaban sus pergaminos, probablemente tuvieron la misma actitud ante los libros impresos", dijo Coelho.

Para Coelho, en cambio, internet es ante todo una posibilidad de difusión y un camino para aumentar el número de lectores, que no sólo leen los textos a través de la red sino que también terminan, tarde o temprano, recurriendo al libro impreso.

Coelho habla del tema a partir de su propia experiencia. En 1999, según recordó, sus libros se enfrentaban a serios problemas de distribución en Rusia pero cuando apareció una copia pirata digital de "El alquimista" -que luego él mismo reprodujo en su página web- las ventas se dispararon.

"El primer año, las ventas pasaron de mil a 10 mil ejemplares, en el segundo ascendieron a 100 mil y un año después había vendido un millón de libros", dijo Coelho.

Esa experiencia le llevó a crear su página web, "The Pirate Coelho", en la que el escritor, como el mismo dice, se convirtió en "pirata de sí mismo" apoyado por lectores de todo el mundo.

Tras una fase de incomprensión de las editoriales, una de ellas, la estadounidense "Harper Collins", se dio cuenta de las posibilidades que deparaba ese experimento y desde comienzos de este año publica mensualmente on line un título de Coelho.

"El tiempo dirá cómo recupero el dinero que invierto en el proyecto. Pero invierto en algo por lo que cualquier escritor del mundo estaría agradecido: un gran número de lectores para mis obras", dijo el autor de "Ser como el río que fluye".

Temas

Lee También

Comentarios