Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Noviembre 2019
Entretenimiento | El reto de pintar a Orozco

Dos homenajes de contrastes

La libertad de “Firulais”

Por: EL INFORMADOR

Dos homenajes de contrastes

Insisto en la invitación al lector-escritor para asistir a las exposiciones colectivas. Por la capacidad que tienen para mostrar diferentes estilos, de ellas podemos elegir qué artista nos interesa o de qué tipo. Sin embargo, siempre prefiero las temáticas, aquéllas que abordan el mismo tópico desde diferentes ángulos. En estos días, Guadalajara cuenta con dos, a manera de homenajes, en las que participan artistas de calidad probada. Cada uno aborda a la figura del pintor y muralista José Clemente Orozco, así como al payaso de calle “Firulais”.

El reto de pintar a Orozco

En lo personal, me divierte lo que un artista puede hacer para acerarse a los personajes y los temas. Éstas son dos oportunidades para comprobar que el creador puede mirar más allá de lo que nosotros vemos. Así, una imagen obligada como la de José Clemente Orozco, repasada en varias ocasiones y bien conocida por todos los artistas, tiene el reto de no caer en lugares comunes. Hay que observar que el zapotlense es una cita obligada en la historia del arte y que eso puede pesar en cualquiera que se atreva a coger el pincel para hacer referencia a él. Sin embargo, sé de boca de bastantes artistas que los murales del Cabañas influyeron en su decisión de dedicarse a esta profesión. El homenaje a José Clemente Orozco, en el 125 aniversario de su natalicio, se puede apreciar en el museo taller que lleva su nombre (a un costado de los Arcos de Vallarta) y en el Hospicio Cabañas, así como en intervenciones situadas en diferentes puntos de la ciudad.

La libertad de “Firulais”

La otra colectiva es un homenaje no tan obligado  como el anterior, y eso le da un valor más “sentimental”, por decirlo de alguna forma. Si bien Federico Ochoa Ochoa “Firulais” no se desarrolló en el mundillo del arte, sí es un personaje que se quedó en la memoria de los tapatíos. Esta característica ayuda, a quienes exponen, a sacudirse la responsabilidad que podrían cargar en la muestra dedicada a Orozco y a entregar al público piezas más arriesgadas, sueltas, con una arista aún más amplia, quizás atendiendo a la memoria, a su imagen en la televisión local o al recordarlo en una silla de ruedas, debajo de los portales de 16 de Septiembre, con un letrero que decía: “De millonario a mendigo”.  Esta exposición titulada Firulais (fragmentos selectos de la historia de Guadalajara) se exhibe en el Museo de la Ciudad (Independencia 684) y llega en el 20 aniversario de la muerte del payasito.

La apuesta de los dos espacios

Las dos exposiciones sirven para celebrar aniversarios y para celebrar a una ciudad que sabe generar arte. Además, llegan en una época en la que después de la FIL, la actividad decae, aunque siempre nos queda asistir a las salas museográficas. Da gusto saber que el Cabañas busca recuperar el lugar que tuvo durante años, del recinto con las mejores exposiciones, y saber que el Museo de la Ciudad continúa con propuestas, con una firme idea de explorar Guadalajara desde diferentes ángulos, pero, sobre todo, desde la modernidad en la que vivimos. Enhorabuena para las personas que dirigen los dos espacios.

Francisco Rojas Cárdenas

Temas

Lee También

Comentarios