/contenidos/2008/02/01/noticia_0001.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 24 de Junio 2018
Entretenimiento | Entrevista con Gullermo Arriaga para El Informador

Dirigir sin concesiones

Jorge Hernández Aldana emprende el vuelo con una historia de Arriaga. Hoy, el cineasta, enfrenta al juez más poderoso: El público

Por: EL INFORMADOR

Naturaleza humana a través del cine

A partir de hoy su nombre estará, al menos, en 350 salas de cine de todo el país. Los ojos del mundo voltearán por un momento, como ya sucediera en el Sundance Festival, para observar el reflejo de la película El búfalo de la noche, resultado de la adaptación de una novela de la autoría de Guillermo Arriaga, y que con el estreno de dicha cinta, protagonizada por Diego Luna, Liz Gallardo, Gabriel González e Irene Azuela, se da pauta a una nueva era en donde una de las duplas cinematográficas más exitosas del Nuevo Cine Mexicano (Arriaga- Iñárritu) ha quedado disuelta. La suerte está echada. Arriaga y Hernández Aldana marcan un inicio que se antoja exitoso. Ahora, sólo habrá que esperar la respuesta del juez más poderoso: El público.

Un cineasta de formación ecléctica
Jorge rebasa la línea de los 30 años, ingresó a la universidad a los 15 y apenas rondaba los 20 cuando se inscribió a la tercera escuela de cine más antigua del mundo, The Polish National Film School de Lodz (en Polonia), considerada como una de las mejores del planeta. Para entonces se había graduado como científico y había cursado un taller de Diseño de sonidos y música electroacústica con la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela, cuestión que aunque pudiera parecer extraña, no mermó en ningún momento su placer por el Séptimo Arte, pues desde muy joven las salas cinematográficas eran su refugio, al menos tres veces por semana, tiempo en el que confiesa veía un promedio de ocho películas. “Veía de todo. Sin embargo siempre tuve claro que quería hacer películas sobre gente, que se tocaran temas humanos, lejos de las explosiones y efectos especiales, es decir, soñaba con reflejar en la pantalla la naturaleza humana”.
El búfalo de la noche, entonces, se ha convertido en su primer largometraje en el que también Arriaga funge como productor, al igual que Diego Luna, por lo que Aldana además de dejar claro que dirigió una cinta sin concesiones y de la manera más honesta posible, también, a unas horas del estreno nacional dice sentirse emocionado, y afirma que la cinta “literalmente cuenta una historia universal”, y que la forma de manejar un tema tan escabroso como es el suicidio, “es por demás conmovedora, inquietante y confrontadora”, al igual que la vida.

¿Qué significó trabajar con Guillermo Arriaga con respecto al peso que tiene su nombre como escritor de cine?
“Es una pregunta más bien para él, luego de que Arriaga ha trabajado con tanta gente creo que sería bueno preguntarle cómo ha sido trabajar conmigo. Sin embargo, creo que el trabajar con él (Arriaga) es la demostración de que si uno trabaja puede crearse las oportunidades para que los sueños se realicen. A veces uno escucha historias de éxito y se imagina personajes abstractos, cuando en realidad son personas de carne y hueso, con las mismas ideas, visiones y razones por las que se hacen las películas”.

Y la pregunta obligada, ¿cómo fue el proceso de adaptación?
“Habría que verlo desde varios ángulos. La novela es una propuesta literaria difícil, porque el libro es introspectivo y los personaje justifican cada movimiento, es una especie de monólogo que utilizan para tratar de entender la historia, y por supuesto el medio es distinto”.

¿En qué sentido?
“La literatura interioriza el mundo exterior y el cine exterioriza el mundo que llevan los personajes por dentro, van en direcciones distintas. Por ello no creo que se pueda hacer una simple traducción de un medio a otro. Lo verdaderamente trascendental es reconocer cuáles son los temas importantes, cuál es el espíritu, qué es lo que está detrás, porque lo elemental es el espíritu de la historia”.

¿Qué parte de la historia consideras que prevalece en “El búfalo…” la locura, la esperanza, el suicidio o la culpa?
“La culpa. Los personajes se dan cuenta, a través de la culpa, de las responsabilidades que tienen en los hechos trágicos que ocurren. La idea es que con una historia muy dura los personajes encuentren el valor del amor y la amistad, porque la película trata de mostrar a un grupo de jóvenes que luego de vivir una experiencia traumática se dan cuenta de lo que es importante en la vida”.

Altagracia Lizardo Medina / EL INFORMADOR / 17-08-2007

Temas

Lee También

Comentarios