Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Noviembre 2019
Entretenimiento | Revela sueños y temores

De la bohemia al estrellato

Robert Pattinson admite que aún le resulta complicado asimilar lo que la cinta Crepúsculo le ha cambiado la vida

Por: SUN

LOS ÁNGELES,ESTADOS UNIDOS.- Parece un sueño. Hace sólo un par de años, Robert Pattinson aún se consideraba un bohemio empedernido. Sí,  su plan era convertirse en un pianista nómada cuya misión fuera viajar por los pueblos de Francia para tocar en los bares y vivir de su música. No sospechaba a dónde podría llevarlo el haberle dicho que sí a la cineasta.

Catherine Hardwicke, cuando ésta le propuso interpretar a un vampiro adolescente en la película Crepúsculo. Una catapulta a la fama que Robert todavía no logra dimensionar. “Aún sigo sin poder creer que ya no puedo salir de casa sin ser perseguido, y me siento raro al ver mi rostro en todas las portadas de las revistas de chismes. En ocasiones me gustaría salir corriendo. Pero amo mi trabajo y me siento afortunado por estar haciendo lo que me gusta. Sé que muchos desearían estar en mis zapatos. Pero créeme, a veces no es fácil”.

A punto de estrenar la película Luna nueva, heredera del furor que despertó Crepúsculo y esta vez bajo la batuta del realizador Chris Weitz, Pattinson empieza a preguntarse cuál será su siguiente reto.

El joven actor dejó ver su preocupación por ser encasillado como un símbolo sexual para adolescentes, y que tanta atención le perjudique al momento de conseguir los papeles con los que siempre ha soñado, entre ellos, el codiciado Frank Sinatra, cuya biografía será llevada al cine por el director neoyorquino Martin Scorsese.

El papel se lo disputan actualmente nada menos que Johnny Depp, Leonardo Di Caprio, George Clooney, Justin Timberlake y Pattinson. “Realmente me gustaría interpretar a Frank, ¡quiero ese papel! Sería un placer poder trabajar con Scorsese y tener la posibilidad de darle vida a un artista tan grande como Sinatra. Creo que no habría honor más grande”.

A pesar de la fuerte competencia para darle vida a Sinatra, Pattinson no pierde las esperanzas y se siente preparado para el reto tras la experiencia en el foro que le han dado estas dos producciones. “Es impresionante cómo ha cambiado mi seguridad desde el primer día de rodaje en Crepúsculo hasta ahora. Recuerdo los nervios, la presión de sentir tantas miradas sobre mí.

Era muy complicado estar en el set. Sin embargo, en Luna nueva ha sido todo completamente diferente. Me he sentido otra persona, mucho más a gusto, como si estuviera trabajando en familia, muy cómodo en el terreno de rodaje. Eso me tiene muy satisfecho, me siento preparado para los siguientes retos. Ya no me agobia llegar a un rodaje lleno de gente, todo lo contrario”.

Temor al materialismo

Pattinson se ha vuelto un fenómeno mediático impresionante, pero aún así reflexiona sobre la situación del Séptimo Arte, del que por más estrella que sea, sigue formando parte. “Me preocupa ver que la industria del cine se convierte cada vez más en una cuestión de dinero.

Cuando hice Crepúsculo lo único que importaba es que fuera una buena película. Pero ahora lo que importa es que Luna nueva haga el mismo dinero o más y eso es aterrador. Ya no sólo se trata de hacer algo interesante sino de que además sea un buen negocio y eso hace que tenga mucha responsabilidad sobre mis hombros.

Es en esas ocasiones en las que me gustaría tener poderes sobrenaturales como Edward, mi personaje en la saga, pero tristemente, sólo soy Robert”, dijo con una sonrisa. Y remató diciendo que se siente tan vulnerable como el vampiro: “Edward es un chico que tiene que aprender a vivir con lo que es y encontrar su sitio. Y esa sensación la puedo entender ahora que mi vida ha cambiado tanto. He tenido que aprender que ahora la gente está muy pendiente de mí”.

Temas

Lee También

Comentarios