Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 25 de Mayo 2018
null
México

Emilio Lozoya, ejemplo de la corrupción en el PRI

El ex director de Pemex recibió sobornos de más de 10 millones de dólares por parte de la constructora brasileña Odebrecht

EL INFORMADOR

El ex director de Pemex, Emilio Lozoya, recibió sobornos de más de 10 millones de dólares por parte de la constructora brasileña Odebrecht, según las declaraciones de tres altos ex ejecutivos de la compañía que fueron reveladas a mediados de agosto.

Así, los testimonios de Luis Alberto de Meneses, Luiz Mameri e Hilberto da Silva detallaron que Odebrecht sobornó al entonces director de la petrolera mexicana con 10 millones de dólares a cambio de que le apoyaran para obtener contratos de obra pública.

De acuerdo a los documentos obtenidos por el equipo de Quinto Elemento Lab, Emilio Lozoya aceptó en total cuatro millones 100 mil dólares en 2012 para asegurar sus favores a la constructora con base en Brasil.

Lozoya Austin aceptó en total cuatro millones 100 mil dólares en 2012 para asegurar sus favores a la constructora con base en Brasil.

Además, confesaron que después de esto acordaron hacerle otros pagos que sumarían un total de seis millones de dólares. Cuatro de éstos por ganar el proyecto de remodelación en la refinería Miguel HIdalgo en Tula.

El ex director de Pemex negó haber recibido sobornos de la paraestatal. Señaló que la información revelada por diferentes medios es 'absolutamente falsa, dolosa e inexistente de principio a fin' y aseguró que las reuniones en las que se le señala con diferentes personas que no conoce.

Unos días después, Emilio Lozoya compareció ante la PGR y negó que existan pruebas que lo incriminen por haber recibido recursos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de contratos de obra pública, como se ha señalado en notas periodísticas.

Sin embargo, un mes después (en septiembre), la dependencia federal confirmó que tenían una investigación en torno a los movimientos financieros del ex director de Pemex, además que la Fepade también tenía una indagatoria ante la posibilidad de que el dinero se usara en la campaña electoral de Peña Nieto durante el 2012.

Además, en su testimonio, el ex director de Odebrecht en México confirmó que Lozoya aceptó los sobornos. Quinto Elemento Lab dio a conocer la declaración de Luis Alberto Meneses, quien dijo que tenían relaciones con Emilio Lozoya desde el 2009, más que nada de orientación. Después, cuando Lozoya ocupó un espacio importante en la campaña de Peña NIeto en 2012, se le dio un "reconocimiento a sus contribuciones" en los planes de Odebrecht.

"Decidí invertir y materializar en algo que venía ocurriendo en los últimos años, principalmente para posicionarnos ante una eventual victoria y un eventual posicionamiento de él (de Lozoya) en el futuro gobierno", detalló.

El ex director de Odebrecht confesó que Emilio Lozoya les pidió cinco millones de dólares, aunque la empresa brasileña accedió a darle cuatro.

Meneses también refirió que Lozoya le dio los datos de dos cuentas fuera del país, Latin American Asian Capital y Zecapán, a las cuales se hicieron varias transferencias hasta completar el monto acordado.

Por otra parte, se descubrió también que una filial de la empresa brasileña Odebrecht acompañó por completo la campaña presidencial del Presidente Enrique Peña Nieto en el 2012, reveló el mismo ex director de dicha compañía.

Carlos Fadigas, ex CEO de Braskem, testificó ante la justicia de Brasil para esclarecer el caso de corrupción que ha tocado ya a varios países de América Latina.

De acuerdo a un diario de divulgación nacional, Fadigas confesó este "acompañamiento" a un grupo de inversionistas en una reunión privada en febrero del 2013. La transcripción de esta conversación fueron obtenidos por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Los documentos obtenidos por la asociación civil detallaron que Braskem intervino en la campaña del entonces candidato priista con tres transferencias de 1.5 millones de dólares a la empresa Latin America Asia Capital, relacionada con Emilio Lozoya, quien en ese entonces fungía como Vinculador Internacional de Peña Nieto.

El caso en torno a Emilio Lozoya y los sobornos de Odebrecht es uno de los más caso más sonados del año en el tema de la corrupción. Incluso le costó el trabajo a Santiago Nieto al frente de la Fepade en octubre, cuando éste reveló que había recibido presiones de Lozoya para desistir de la investigación en su contra.

Por otro lado, organizaciones civiles han acusado a la PGR de tener el caso "en el congelador" tras la renuncia de Raúl Cervantes como procurador general. Así, legisladores y representantes de la sociedad civil han urgido a la PGR, ahora a cargo de Alberto Elías Beltrán, a que dé a conocer la investigación que desde el 17 de octubre se anunció como concluida.