Martes, 21 de Mayo 2024
Economía | Análisis de Merril Lynch Research

Será lenta la recuperación económica de México

BofAML proyectó para Estados Unidos un crecimiento de 2.1% del PIB en 2011

Por: SUN

México es una economía en crecimiento. La gente comienza con las compras navideñas. S. NÚÑEZ  /

México es una economía en crecimiento. La gente comienza con las compras navideñas. S. NÚÑEZ /

CIUDAD DE MÉXICO (21/DIC/2010).- La recuperación económica de México continuará a un paso más lento, aseguró el Bank of America Merrill Lynch Research (BofAML).

“Tras un crecimiento de 5% en el PIB en 2010 impulsado por la demanda externa, esperamos que la actividad económica en México se modere a un crecimiento de 3.3% en 2011”, planteó Édgar Camargo, economista para México de la firma.

En el análisis Perspectivas para México 2011, expuso que el sector manufacturero redujo su ritmo económico y se unió a unos débiles sectores de consumo y vivienda.

BofAML proyectó para Estados Unidos un crecimiento de 2.1% del PIB en 2011.
En el reporte de BofAML se expone que los menores ingresos tributarios derivados de un menor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), podrían ser compensados por mayores ganancias vinculadas al sector del ámbito petrolero. Dijo que mientras el Gobierno estimó una proyección de la mezcla mexicana de exportación de 65.4 dólares por barril, BofAML proyectó un precio de 74 dólares por barril.

Una reforma conservadora

“México aprobó una reforma conservadora del régimen fiscal, que busca llevar al déficit fiscal a 2.5% del PIB (sólo 0.5% del PIB excluyendo inversiones de Pemex) para 2011 que muestra su compromiso de regresar gradualmente a un presupuesto balanceado”.

La correduría externó su confianza de que la inflación mantenga una tendencia a la baja para cerrar el año en 3.8 por ciento.

Camargo consideró que los precios de los energéticos y de los commodities tienen un peso de 30.7% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), menor al compararse con el resto de las economías de la región latinoamericana que está ubicada en 36.2 por ciento.

“Aunque una alza global de los precios de energéticos y commodities podrían causar alzas temporales en el componente no-subyacente de la inflación, la desaceleración de la actividad económica mantendrá relativamente estable a la inflación subyacente, llevándola a su trayectoria de convergencia hacia la meta del banco central para 2011 de 3% (+/-1%)”, destacó el reporte de BofAML.

El reporte agregó que la expectativa de la firma es que el Banco de México mantenga pausa en el movimiento de las tasas de interés interbancaria por un largo periodo.

Análisis     
Crece la clase media

México es una economía en crecimiento tanto en tamaño como en poder adquisitivo. De acuerdo a la Encuesta Nacional Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH) del Inegi, entre 1992 y 2008 (última información disponible) el número de hogares en el país creció más de 44%, alcanzando 26.7 millones.

Debido a que los hogares han mejorado su calidad de vida, este crecimiento se ha concentrado en los hogares que ganan más de cuatro salarios mínimos y ha sido aún mayor en los hogares que ganan más de ocho salarios mínimos.

Existen diferentes criterios para determinar la pertenencia de un hogar a uno u otro estrato socioeconómico. De acuerdo con los datos de AMAI, que también se basa en la ENIGH, la clase media estaría integrada al menos por las poblaciones C y D+, las cuales representan la mayoría de la población urbana en México (53.7% con cifras de 2008).

Es importante señalar que a medida que los ingresos de los hogares de clase media han cambiado, también lo ha hecho la distribución de su gasto. Ahora los hogares mexicanos destinan relativamente menos recursos a bienes y servicios básicos, en favor de rubros de mayor valor agregado.

El efecto compuesto del incremento en el número de hogares y el incremento en su ingreso disponible ha sido muy visible y de gran relevancia para los proveedores de bienes y servicios en México. En particular, el gasto anual monetario de los hogares de más de ocho salarios mínimos pasó de un total de $162 mil 279 millones de pesos en 1992 a un billón 474 mil 999 millones de pesos en 2006, un incremento de 9.1 veces.

Este crecimiento en el gasto ha sido impulsado por diversos factores, entre los que se encuentran una mayor disponibilidad de crédito al consumo. Tan sólo de 2003 a 2008, el crédito al consumo en México pasó de cerca del 1% del PIB a aproximadamente cuatro por ciento.

Asimismo, a través de diversos indicadores hemos podido observar la paulatina capitalización de los hogares y en especial de las clases medias en México durante las últimas dos décadas.

Por ejemplo, el número de viviendas habitadas pasó de 16.2 millones en 1990 a 28.6 millones en 2010.

Así pues a pesar del impacto negativo de la crisis económica global, en México tenemos hoy una clase media más numerosa, con mejores ingresos, con mayor acceso al crédito, mejor capitalizada y, cabe destacar, también mejor informada. Esto último cobra relevancia pues a medida que el poder adquisitivo de los hogares continúe su evolución, también lo hará su inclinación hacia el consumo de productos y servicios de mejor calidad y precios competitivos.

Sin duda el crecimiento de la clase media en México representa una oportunidad atractiva para aquellas empresas capaces de proveer productos y servicios orientados a satisfacer las cambiantes necesidades de consumo de este segmento. Pero, evidentemente, habrá que competir.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones