Jueves, 25 de Julio 2024
New York (United States), 30/05/2024.- Former US President Donald Trump leaves the courthouse after a jury found him guilty of all 34 felony counts in his criminal trial at New York State Supreme Court in New York, New York, USA, 30 May 2024. Trump faced 34 felony counts of falsifying business records related to payments made to adult film star Stormy Daniels during his 2016 presidential campaign. (tormenta, Nueva York) EFE/EPA/JUSTIN LANE / POOL
Internacional

Trump es culpable

El 11 de julio se llevará a cabo la audiencia para determinar cuál es la sentencia para el expresidente de Estados Unidos 

El Informador

Un jurado de Nueva York determinó que Donald Trump es culpable de 34 cargos relacionados con un plan para influir ilegalmente en las elecciones presidenciales de 2016 (en las que venció a Hillary Clinton) mediante pagos para comprar el silencio de una actriz que dijo que había tenido relaciones sexuales con el exmandatario de Estados Unidos (EU).

El magnate permaneció impávido mientras se daba a conocer la decisión, pero hasta el piso 15 del tribunal donde se encontraba se escucharon las reacciones de simpatizantes y detractores reunidos en la calle.

“Ha sido un juicio amañado y vergonzoso. El verdadero veredicto lo dará el pueblo el 5 de noviembre (día de los comicios en EU)”, dijo Trump tras abandonar el inmueble.

El juez Juan Merchan programó la audiencia de sentencia para el próximo 11 de julio, días antes de la Convención Nacional Republicana a celebrarse en Milwaukee, donde los líderes del Partido Republicano, que expresaron un firme apoyo a Trump, tienen previsto formalizar su candidatura presidencial.

Por ejemplo, el líder de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, declaró en redes sociales que ayer fue “un día vergonzoso en la historia de Estados Unidos” y acusó a la actual administración de utilizar el sistema judicial “como arma” contra Trump.

Para el senador Marco Rubio, de Florida, cuyo nombre figura en la quiniela de los posibles vicepresidentes de Trump, el veredicto supone una “burla” al sistema judicial de la nación vecina.

“(Es un) show político” llevado a cabo por un juez “abiertamente” pro Biden, que en su opinión demuestra que el bando demócrata hará todo lo que esté en sus manos para mantenerse en el poder.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien perdió las primarias republicanas contra Trump y luego le ofreció su respaldo, subrayó que el “veredicto representa la culminación de un proceso legal que ha estado sometido a la voluntad política” del fiscal, el juez y el jurado.

“Si el acusado no fuera Donald Trump, este caso nunca se habría presentado”, opinó el político norteamericano.

También el gobernador de Texas, Greg Abbott, polémico por sus medidas en contra de los migrantes indocumentados, criticó la decisión del jurado, asegurando que el juicio fue una “farsa”, y aprovechó para hacer campaña a favor del neoyorquino.

“Los estadounidenses merecen algo mejor que un presidente que utilice el sistema judicial para perseguir a un oponente. Debemos despedir a Joe Biden en noviembre”.

Trump enfrenta otros procesos penales por delitos graves (como tratar de invertir ilegalmente los resultados de la elección de 2020 y también por comprometer la seguridad nacional al sustraer documentos clasificados), pero el de Nueva York podría ser el único que concluya antes de los comicios.  

Trump también se proclamó “preso político” y llamó a sus seguidores a donar dinero para solventar sus actividades políticas.

Con respecto a sus aspiraciones, la Constitución de EU sólo incluye como requisitos para ser candidato presidencial el tener al menos 35 años de edad, ser ciudadano natural de Estados Unidos y haber vivido en ese territorio al menos los últimos 14 años. Ser sentenciado a prisión no le impediría contender y convertirse de nuevo en inquilino de la Casa Blanca, porque la ley no lo contempla.

Para Dan Horwtitz, abogado de defensa que en el pasado llevó casos de “cuello blanco” para la oficina de la Fiscalía del Distrito de Manhattan, la posibilidad de un arresto domiciliario es la más factible en el juicio de Trump. Eso le permitiría proseguir su campaña, aunque fuera de forma virtual.

Además, indicó que los 77 años de edad del republicano y la falta de antecedentes se presentan como puntos a su favor.

El fiscal de Manhattan, Alvin Bragg, destacó el trabajo de su equipo, pues sacó adelante una compleja acusación que se apoyó en el testimonio de 22 testigos y numerosas pruebas como correos electrónicos, cheques, recibos o grabaciones.

“Llegamos a este veredicto de la misma manera que (tratamos) cualquier caso que llega a puertas del tribunal: siguiendo los hechos y la ley, haciéndolo sin miedo ni favores”, indicó en una rueda de prensa.

Por otra parte, el equipo de campaña del presidente Joe Biden consideró que la determinación del jurado muestra que “nadie está por encima de la ley” y aseguró que Trump había “creído erróneamente” que no afrontaría consecuencias por “violar la ley para su beneficio personal”.

EL INFORMADOR/P. Aguayo

Donald Trump podría ir a prisión tras perder juicio

Donald Trump se convirtió ayer en el primer expresidente estadounidense en ser condenado en un juicio penal; su veredicto de culpabilidad por falsificación de registros comerciales implicaría, según diversos expertos, que podría entrar en la cárcel.

El jurado de su juicio en Nueva York no le absolvió de ninguno de los 34 cargos en su contra, cada uno de los cuales puede suponer una multa de hasta cinco mil dólares y de hasta cuatro años en prisión, en caso de que llegaran a imponer la máxima pena.

No obstante, lo más probable es que se dictará que lo decidido para cada uno de esos cargos se cumpla a la vez, lo que haría que ese periodo entre rejas se redujera a cuatro años en total.

Dan Horwtitz, abogado de defensa que en el pasado llevó casos de “cuello blanco” para la oficina de la Fiscalía del distrito de Manhattan, apuntó ayer en la cadena CBS News que la posibilidad de un arresto domiciliario es la más factible.

Esa sentencia permitiría al exmandatario y precandidato para las elecciones de noviembre proseguir su campaña, aunque fuera de forma virtual.

Pero las posibilidades son amplias: el juez Juan Merchan, en opinión del experto “podría sentenciarlo a un periodo de meses o semanas de cárcel o podría exigirle ir a la cárcel todos los fines de semana durante un tiempo y luego cumplir el resto de la pena en libertad condicional”.

Según el canal NBC News, en un análisis de “miles de casos” similares al protagonizado por Trump apunta que “muy poca gente” acaba entre rejas: apenas uno de cada diez condenados por falsificación de registros comerciales, y esos casos solían involucrar además otros delitos.

El exmandatario afrontaba 34 cargos por delitos graves de falsificación de registros comerciales, todos relacionados con el reembolso a su abogado por pagar en 2016 un total de 130 mil dólares a la actriz Stormy Daniels para silenciar una supuesta relación en 2006.

La sentencia se conocerá el 11 de julio, cuatro días antes del inicio de la convención en la que se prevé que el Partido Republicano proclame de manera oficial a Trump como su candidato para los comicios de noviembre.

En cualquier caso, la posible apelación del ex mandatario retrasaría una eventual entrada en prisión.

El diario The New York Times dejó claro ayer que no se puede dar nada por sentado: “Aunque no ha habido indicios de qué podría decidir el juez Merchan, ha hecho saber que se toma en serio los delitos de cuello blanco. Trump lo ha atacado y denunciado continuamente como “parcial y corrupto”, apuntó ese rotativo.

De momento Trump sigue siendo un hombre libre y una sentencia de cárcel no invalidaría su candidatura ni su eventual presidencia.

EFE

Destaca la unanimidad del jurado en el veredicto

El fiscal de Manhattan, Alvin Bragg, destacó el jueves la unanimidad del jurado que emitió el veredicto de culpabilidad en el juicio penal contra el expresidente Donald Trump, elogió al sistema de Justicia y declinó hacer conjeturas sobre la pena que puede pedir, incluyendo cárcel, en la vista para sentencia.

Bragg agradeció su trabajo al jurado, "cuyas deliberaciones les llevaron a una conclusión unánime más allá de la duda razonable de que el acusado, Donald Trump, es culpable de 34 cargos de falsificación de registros comerciales en primera grado para ocultar una trama para corromper las elecciones de 2016", declaró.

El fiscal también aplaudió el trabajo de su equipo, especializado en delitos “de cuello blanco” desde hace casi 90 años y que sacó adelante una compleja acusación en un juicio inédito contra un expresidente, apoyada en el testimonio de 22 testigos y numerosas pruebas como correos electrónicos, cheques, recibos o grabaciones.

"Y aunque este acusado puede no parecerse a ningún otro en la historia de Estados Unidos, llegamos a este juicio y, hasta hoy, este veredicto, de la misma manera que (tratamos) cualquier caso que llega a puertas del tribunal: siguiendo los hechos y la ley, haciéndolo sin miedo ni favores", indicó en una rueda de prensa.

“Yo hice mi trabajo. Nosotros hicimos nuestro trabajo. Hay muchas voces ahí fuera, la única voz que importa es la del jurado, y el jurado ha hablado”, sentenció.

Bragg, que se mostró serio pero esbozó en algún momento una sonrisa, transmitió en un breve discurso su “enorme gratitud” hacia el sistema de Justicia, en el que incluyó a los “doce neoyorquinos de a pie” del jurado, pero aparte de eso evitó dar detalles de sus siguientes pasos, como una solicitud de pena o una respuesta a posibles apelaciones.

Donald Trump, expresidente de Estados Unidos, salió del tribunal molesto por el veredicto del jurado. EFE/J. Lane

El magnate pierde algunos derechos tras la condena

Donald Trump es ya un criminal convicto, a la espera de la apelación que su defensa dijo que presentará.

¿Qué derechos pierde con ello?  La Constitución sólo incluye como requisitos para ser candidato presidencial el tener al menos 35 años de edad, ser ciudadano natural de Estados Unidos y haber vivido en el país al menos los últimos 14 años. Ni siquiera en caso de ser sentenciado a prisión eso le impediría contender y ser presidente, porque la ley no lo contempla, aunque los expertos advierten que un escenario así es inédito, por lo que no se sabe cómo podría aplicar a Trump si eventualmente resulta preso por este o los otros tres juicios que tiene en su contra.

Trump tiene fijada su residencia en Florida. Bajo las leyes de este Estado, una persona condenada por delito grave sólo es inelegible para votar en Florida si en el estado donde fue condenado se vuelve inelegible para votar debido a la condena.

Trump fue condenado en Manhattan, en Nueva York. Este Estado permite a un delincuente votar siempre y cuando no esté tras las rejas. Entonces, sí, Trump podría votar, a menos de que el 5 de noviembre, fecha de la elección, esté preso, lo cual es poco probable.

La Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), señala que es ilegal que alguien “condenado en cualquier tribunal por un delito punible con pena de prisión por un periodo superior a un año” posea armas de fuego o municiones.

En ese sentido, sólo si Trump es condenado a prisión, perdería este derecho, aunque además está pendiente la apelación de la defensa, de la que dependerá el futuro de este juicio.

La ley de Florida impide a los condenados por delitos graves, en cualquier Estado, formar parte de un jurado hasta que se restablezcan sus derechos civiles; esto es, hasta que haya cumplido la condena. Al menos mientras se define la situación de Trump, perdería este derecho.

Los presidentes sólo están facultados para indultar delitos federales, y la condena de Nueva York es estatal. Sin embargo, los abogados de Trump podrían alegar que los presidentes en ejercicio no pueden ser encarcelados.

SUN

LA VOZ DEL EXPERTO

Es poco probable que vaya a la cárcel

Luis Guillermo Saldaña Moreno, abogado postulante.

Pese a que un jurado de Manhattan declarara culpable al ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de 34 cargos de falsificación de registros comerciales, ven poco probable que el ex mandatario termine en prisión preventiva.

Luis Guillermo Saldaña Moreno, abogado postulante, señaló que hay dos factores importantes que podrían determinar que no haya una condena de cárcel para el expresidente del país norteamericano y se trata de sus antecedentes penales, así como su edad, que ya supera los 70 años.

“No tiene antecedentes penales y ya tiene más de 77 años y obviamente son delitos no violentos, eso podría influir en una valoración de una pena, por lo que se antoja difícil. No hay mucha probabilidad que vaya a ser preso”, dijo Saldaña.

El abogado señaló que, en caso de que pudiera resultar con una condena de prisión, Trump seguiría participando en las elecciones por la presidencia: “En Estados Unidos no hay una prohibición en cargos federales ya que se puede ser un convicto, pero se puede ejercer un cargo porque los legisladores allá nunca previeron una situación como esta”.

Saldaña Moreno recordó que hay algunos Estados donde sí cuentan con leyes que impiden que alguien que recibe una condena participe en la búsqueda de algún cargo de elección popular: “En algunos Estados para cargos estatales sí hay una prohibición, pero en este cargo no aplica. Todavía tienen tiempo para presentar una apelación, por lo que hay siete meses más”.

Afecta a su carrera política

Sandro Arreola, politólogo.

Para Sandro Arreola, politólogo, el que el expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, haya sido declarado culpable de 34 cargos de falsificación de registros, le afectará en su carrera para volver a la Casa Blanca.

El académico consideró que eso podría desairar la competencia que mantiene contra el actual presidente del país  norteamericano, Joe Biden, a quien ve con mayor probabilidad de triunfo tras este fallo de un jurado de Manhattan.

“No se había enjuiciado a un exmandatario, nunca un expresidente había sido declarado culpable. Al final, lo saca de la contienda y prácticamente lo relega de sus aspiraciones presidenciales. Eso pone en vilo a los republicanos porque prácticamente asegura la reelección de Biden. Se trata de una presión social”, explicó Arreola.

El jurado de Manhattan todavía tiene pendiente emitir la condena en contra del expresidente estadounidense, por lo que cree que, independientemente de si se trata de prisión o que evite poner un pie en la cárcel, Trump verá afectadas sus posibilidades, al grado de perder las elecciones frente a los demócratas.

En caso de que Trump no pudiera ser candidato, ¿quién podría asumir la representación del Partido Republicano en las elecciones? Aunque es poco probable, Arreola ve factible la postulación del gobernador de Florida, Ron DeSantis y en menor medida de Melania Trump o Gregg Abbott, gobernador del estado de Texas.

“Yo creo que, en una de esas, dejan a Melania Trump, porque los republicanos tendrían que sacar a un ala más radical como el gobernador de Florida (Ron DeSantis) por sus declaraciones contra los migrantes, quien fue el que le compitió a Trump, o el gobernador Abbott”, dijo.

Manifestantes a favor y en contra de Trump se dieron cita afuera del juzgado. EFE/O. Fedorova

Republicanos reaccionan con molestia

Los legisladores republicanos no tardaron en expresar su molestia ayer después de que un jurado de Nueva York declaró al ex presidente Donald Trump culpable de 34 cargos de falsificar registros financieros para influir en las elecciones de 2016, y cuestionaron prácticamente al unísono la legitimidad del juicio y la manera como se llevó a cabo.

El presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, dijo que era un “día vergonzoso en la historia estadounidense”, y que los cargos eran “meramente políticos”. El senador por Ohio, J.D. Vance, aseguró que el veredicto era una “desgracia para el sistema judicial”. Por su parte, el representante federal por Luisiana, Steve Scalise, el segundo republicano de mayor rango en la cámara baja, afirmó que la decisión fue “una derrota para los estadounidenses que creen en el fundamental principio legal de que la justicia es ciega”.

Pocos minutos después de que se dio a conocer el veredicto, los republicanos, que en ocasiones previas se habían mostrado divididos en su apoyo al virtual candidato presidencial del partido, encontraron terreno en común con sus ataques contra el juez, los miembros del jurado y el presidente Joe Biden, a pesar de que la condena fue por cargos estatales en un tribunal de Manhattan.

AP

Es el primer expresidente convicto de Estados Unidos en la historia

El expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) fue encontrado culpable ayer de 34 delitos en Nueva York, que se sustentan en un reguero de cheques, facturas por conceptos incorrectos y reembolsos para comprar el silencio de Stormy Daniels por una sórdida noche en una suite del Lago Tahoe.

El jurado ha dado por probado más allá de toda duda razonable que Trump falseó, voluntariamente y con conocimiento, los reembolsos a su entonces fiel colaborador y asesor legal Michael Cohen por valor de 420 mil dólares con la intención de ocultar el pago a Daniels antes de las elecciones de 2016, a cambio de mantener sus secretos.

Trump quería que no se diera a conocer la versión de Daniels sobre un supuesto encuentro sexual entre ambos en un hotel del Lago Tahoe (California) en 2006, durante un torneo de golf en el que Trump quedó en un deshonroso puesto 62.

Los pagos y documentos se realizaron en 2017 y han sido hoy la razón por la que Trump se ha convertido en el primer exmandatario estadounidense convicto en un caso penal.

Los documentos que dan pie a los 34 cargos de los que Trump ha sido declarado culpable de delitos de falsificación documental son 11 cheques, 12 comprobantes de pago y 11 facturas destinados a Cohen por valor de 420 mil dólares.

De ese monto, 130 mil dólares fueron ocultados de diversos modos para reembolsar a Cohen el pago por el mismo monto a Daniels, 180 mil fueron pagados para cubrir posibles consecuencias fiscales, 60 mil en un bono para Cohen y 50 mil para otros gastos a proveedores.

Esos 130 mil dólares se intentaron ocultar en 12 reembolsos de 35 mil dólares que constaban incorrectamente como “gastos legales”; algo ilegal y que este jueves el jurado consideró probado.

Hasta nueve reembolsos en forma de cheque llevaban la ya icónica firma de Donald Trump.

De todos esos documentos se han devenido los 34 cargos de culpabilidad por “falsificación de documentos mercantiles” de los que el jurado ha encontrado culpable a Trump tras nueve horas y media de deliberaciones.

Los cargos podrían haber sido considerados solo una falta bajo la ley del estado de Nueva York si no se hubiera demostrado también que tenían “la intención de defraudar con el motivo de cometer otro crimen o permitir la ocultación de su comisión”.

Esa ocultación de otro crimen, como argumentaba la Fiscalía, ha sido el incumplimiento de la ley electoral de Nueva York que no permite “la elección de una persona para un cargo público por medios ilegítimos”.

Con todo, la noche en la que Trump invitó a Daniels a su suite en el Lago Tahoe envuelto en un pijama de seda ha sido, contra todo pronóstico, histórica.

EFE