Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 14 de Octubre 2019
Deportes | Equipos que lucían como favoritos terminaron humillados

Y llegaron las sorpresas en el futbol americano

La mayoría de resultados que arrojó la Semana 3 en la NFL rompieron los pronósticos

Por: EL INFORMADOR

Al cabo de tres semanas completas de esta temporada, sólo cinco equipos se mantienen invictos. AP /

Al cabo de tres semanas completas de esta temporada, sólo cinco equipos se mantienen invictos. AP /

GUADALAJARA, JALISCO (28/SEP/2016).- La tercera semana de la temporada regular de la NFL, como cada una de las jornadas de esta Liga de futbol americano, estuvo cargada de emociones y momentos espectaculares, pero un ingrediente en particular que estuvo presente en la gran mayoría de los juegos fue la sorpresa.

Equipos que lucían como amplios favoritos terminaron siendo humillados por aquellos que lucían como las víctimas, sobre todo porque estos últimos se aplicaron a la defensiva y fue la forma en la que pudieron prevalecer, así ocurrió con los Vikings que se impusieron a domicilio en Carolina y con unos Bills que venían de ser humillados por los Jets y sin conocer el triunfo y que terminaron cobrando venganza frente a los Cardinals, cuyo ataque aéreo fue completamente nulificado.

Al cabo de tres semanas completas de esta temporada, sólo cinco equipos se mantienen invictos, siendo cuadros que al menos la mayoría no se esperara que mantuvieran esa condición a esta altura del año, mientras que otras plantillas han entregado cuentas decepcionantes cuando de ellos se esperaba estuvieran dominando semana a semana.

En contraparte, cuatro equipos aún no conocen lo que es ganar en lo que va de la presente temporada de la NFL: Browns, Jaguars, Bears y Saints, casos que, a excepción de Cleveland, no se imaginaba estuvieran pasando por esta situación después de este arranque.

Ahora, a partir de la Semana 4 comenzarán los descansos para algunos equipos, en este caso serán dos, Eagles, líderes del Este de la NFC, y los Packers, que no quieren perder terreno con respecto a los Vikings, que marchan invictos en el Norte de la misma conferencia.

EN SITIO DE HONOR

La ofensiva ya brilló. Hasta antes de su encuentro frente a los Bengals en Cincinnati, los Broncos de Denver mantenían su invicto gracias al trabajo de la defensiva, esa que los llevó a coronarse en el Super Bowl 50. La ofensiva con Trevor Siemian en los controles lucía como la de la temporada pasada, con contadas jugadas de alto impacto y con simple manejo de juego. Sin embargo, el domingo el pasador que hacía apenas su tercera apertura en la NFL explotó y echó mano de dos de sus mejores armas: Emmanuel Sanders y Demaryius Thomas, para que el actual campeón mantuviera el invicto y los escépticos voltearan a ver el trabajo de Siemian, que hasta el momento ha estado a la altura.

La defensa mantiene el invicto. La de los Vikings de Minnesota está encaminada a ser una temporada memorable gracias al cómo este equipo le hace frente a las adversidades, y el fin de semana quedó demostrado una vez más.

Sin Teddy Bridgewater y Adrian Peterson, las caras a la ofensiva de este equipo, los Vikings se mantienen imbatibles gracias al trabajo defensivo y al balance ofensivo. El domingo, ante Carolina, le rompieron a los Panthers una racha de 14 victorias seguidas en casa, maniataron a Cam Newton, a quien capturaron en ocho ocasiones, y mantuvieron a los receptores estelares del campeón de la NFC sin una sola recepción. Además, Sam Bradford luce por fin como una primera selección global.

Como si fuera veterano. Si había quienes dudaban de Carson Wentz, el novato de los Eagles de Filadelfia se encargó de callar a muchos detractores después del duelo ante los Steelers, donde opacó a un consagrado como Ben Roethlisberger y mostró una madurez que en mucho tiempo no se veía en un pasador novato, pues aún no ha cometido entregas de balón y mantiene invicto a su equipo.

Además, la defensa de los Eagles neutralizó a una de las ofensivas más poderosas de la Liga, apenas 251 yardas netas, y los mantuvo alejados de las diagonales, lo que hace aún más significativa la victoria de 34-3.

DE VERGÜENZA

Salió la criptonita. Cam Newton y los Panthers de Carolina no salieron en su día ante los Vikings. El actual campeón de la NFC fue limitado a 10 puntos en su casa cuando en este mismo escenario promedió poco más de 42 unidades en sus últimas dos victorias, pero más importante aún fue que el equipo de Carolina perdió una racha de 14 triunfos consecutivos como local.

Newton, el MVP reinante, tuvo que correr por su vida todo el encuentro y aun así no logró librarse de ser capturado en ocho ocasiones, y aunque tuvo una anotación por tierra, fue interceptado en tres ocasiones y fue limitado a menos de 300 yardas por aire.

Arrollan al pichón. El 100 por ciento de los pronósticos daba a los Cardinals como claros vencedores frente a los Bills, un equipo que venía de despedir a su coordinador ofensivo y que en la Semana 2 frente a los Jets se vio ampliamente superado en muchos aspectos del juego.

Pero la realidad fue otra. Carson Palmer salió en uno de los peores días de su carrera, lanzó cuatro intercepciones, la ofensiva no pudo caminar ante el equipo de Rex Ryan, los equipos especiales salieron erráticos y la defensiva de los Bills se contagió del buen juego de LeSean McCoy para dar un resultado que rompió todas las quinielas.

Del gozo al pozo. Ryan Fitzpatrick es uno de esos jugadores que comúnmente se llegan a ver en la NFL: una semana puede dar el juego de su vida y a la siguiente puede ser el peor jugador de la Liga, y así sucedió el pasado fin de semana. Después de ser nombrado el Jugador Ofensivo de la Semana tras la victoria de los Jets frente a los Bills, contra los Chiefs fue una completa sombra de aquel encuentro, pues fue interceptado en seis ocasiones y los Jets cayeron 24-3 ante los Chiefs, que se ubican en el segundo sitio del Oeste de la AFC, y los de Nueva York siguen sin ser un equipo que de una cara consistente semana a semana.

Temas

Lee También

Comentarios