Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 13 de Noviembre 2018
Deportes | Un jugador de época

Lionel Messi, anatomía de un genio

El argentino posee dones extraordinarios para desequilibrar en la cancha, que lo han catapultado a ser un jugador de época

Por: EL INFORMADOR

Lionel Messi ha anotado más de 500 goles con el Barcelona. AFP / L. Gene

Lionel Messi ha anotado más de 500 goles con el Barcelona. AFP / L. Gene

GUADALAJARA, JALISCO (28/ABR/2017).- No es una exageración decir que Lionel Messi es el genio del futbol de nuestra era. Como todos los genios, su talento es una mezcla irrepetible de predisposición natural, dedicación e influjo del ambiente.

Messi tiene los atributos del “enganche” ideal: centro de gravedad bajo para driblar y sobrellevar la marca sin perder el equilibrio, visión total del campo de juego y abundancia de fibra muscular blanca que lo vuelve rápido.

A las características físicas del ídolo blaugrana se suma una técnica depurada, cultivada desde la más temprana edad hasta volverla instinto. Messi afirma que no sale al campo buscando ser espectacular, sino que simplemente hace lo que le parece natural.

Si la excelencia técnica es el estado normal para Messi es porque Lio nació en una ciudad donde sus dotes natos podían ser cultivados desde la infancia. Rosario es tierra de muchas de las mejores mentes futbolísticas de Argentina, desde Menotti hasta Bielsa, pasando por Batistuta, Valdano y Solari. Apenas comienza a caminar, Lio juega futbol. El balón se vuelve su amor, su obsesión. Muy probablemente habría debutado en Newell’s, el club de sus amores, pero el destino quiso otra cosa.

Por una vez, el físico de Messi jugó en su contra. Una deficiencia hormonal que requería un tratamiento costoso, y la crisis económica en Argentina en 2000 lo obligan a viajar junto con su familia a España buscando un contrato con un club de futbol. Así, Lio entrará a la cantera del Barcelona, el último proceso de perfeccionamiento necesario antes de emerger como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.

Avalado

Uno de los mejores preparadores físicos, que trabajó con Diego Maradona, así como con los entrenadores César Luis Menotti y Carlos Bilardo con el seleccionado argentino, es Fernando Signorini, quien también tuvo la oportunidad de entrenar en lo físico a la actual figura mundial, Lionel Messi. El profesor, desde su natal Argentina, fue enfático y dijo que al jugador del Barcelona y a Maradona, no hay que explicarlos, sino que hay que admirarlos.

“Son ejemplos muy difíciles de poner en una definición porque escapan a todo lo desconocido, yo creo que son jugadores que no nacieron para ser explicados, sino para ser admirados, son chicos que la naturaleza los dotó de esas condiciones increíbles, son una expresión sublimada de lo que pueden hacer y Lio es gente que eleva el futbol a la categoría de arte”, dijo.

En su momento, hizo de Diego Maradona un jugador fuera de serie físicamente, podía correr por todo el campo, en dos o tres partidos seguidos y poco se iba a cansar. Lo mismo ocurre con Lionel Messi, que tiene una capacidad muscular asombrosa, más que cualquier jugador común en el mundo. “Son dueños de una capacidad muscular asombrosa y eso permite que sus músculos, huesos, tendones, todo lo que tiene que ver con su biomecánica actúe con tal sincronía, que salvo un golpe o un exceso de esfuerzo que los agote, es muy difícil que ellos puedan sufrir las lesiones que por esas causas pueden sufrir la mayoría de los jugadores comunes y mortales”.

Signorini insistió: “Son un montón de cuestiones que hacen que él pueda hacer lo que hace, lo que a simple vista parece increíble. Son jugadores qué tienen movimientos que ellos hacen que parece que alteran las leyes de la física, porque parece que se van a caer y no se caen, van a toda velocidad y de pronto giran como si fueran un trompo, más que nada hay que disfrutarlos y para admirarlos”.

Velocidad y fuerza:

Buena parte de la magia que Lio genera en el campo se debe a la musculatura imponente de sus piernas, que le permite ejecutar cambios de ritmo desconcertantes así como hacer veloces carreras en zig-zag hacia la portería rival.

Centro de gravedad:

Lio mide 1.70. El centro de gravedad bajo le da una gran estabilidad que le permite hacer dribles y cambios de dirección que dejarían en el suelo a sus colegas más altos.

Visión:

El astro de Rosario es capaz de conducir el balón sin tener que fijar su vista en él, lo que le permite ver a sus compañeros e identificar las zonas vulnerables de la defensa rival donde un toque filtrado puede ser devastador.

Cerebro:

Un estudio de la Universidad de Lleida demostró científicamente las extraordinarias habilidades motoras de Messi, que prefiere la pierna izquierda, pero también puede usar la derecha en acciones de precisión, un signo distintivo de los futbolistas de élite. El rosarino también ha sido objeto de estudio científico por su capacidad de tomar decisiones complejas en fracciones de segundo.

Precisión:

No basta ser potente y rápido; lo que pone a Messi a otro nivel respecto al resto de los jugadores es su capacidad de tocar el balón de manera precisa mientras avanza a velocidades vertiginosas.

Pierna izquierda:

La zurda del “10” del Barcelona ya es parte de la historia del futbol. Es su arma preferida: de los 33 goles que ha anotado hasta ahora en la Liga española, que está en su fase final, 27 han sido de pierna izquierda. Usa la parte externa de ese pie para dirigir el balón cuando avanza a velocidad y la parte interna para pasar y rematar.

Resistencia física:
 
A causa de los problemas de salud que lo aquejaron durante su infancia, Messi está acostumbrado a recibir faltas, así como a enfrentar a rivales de mayor corpulencia. Aprendió pronto a responder a las agresiones con futbol, tal como hizo durante el último Clásico ante el Real Madrid.

Paso corto:

Leo corre de manera característica, sin abrir nunca de más el compás de las piernas. Ese “paso corto” le permite tener mayor control sobre el balón, aumentando con cada contacto las posibilidades de engañar al rival con una finta o cambiando de dirección.

Temas

Lee También

Comentarios