Viernes, 17 de Enero 2020
Deportes | Por: Ernesto López Mota

Futbol sin Balón

Comentarios: elopez@informador.com.mx

Por: EL INFORMADOR

Para quien resulte electo presidente del Atlas en los próximos comicios del 29 de mayo, será muy complicado negociar los contratos de los jugadores extranjeros, ya que cada uno presenta un panorama bastante complejo, además, antes de negociar con cada uno se tendrá que resolver la continuidad de Ricardo La Volpe o la llegada de un nuevo técnico, para juntos diseñar la plantilla de importados.

La directiva del Atlas saliente dejará a la nueva administración el trabajo de negociar con los jugadores que terminaron su contrato. En esta situación se encuentran, Lucas Ayala, Gonzalo Vargas, Ismael Fuentes y Ariel Bogado.

El jugador naturalizado mexicano, Lucas Ayala, terminó su préstamo con el Atlas y se reportará con Tigres al término de las vacaciones. Ayala estuvo muy a gusto en Atlas y tienen deseos de quedarse, pero difícilmente Tigres lo volverá a prestar, pues ambos conjuntos iniciarán en el fondo de la tabla de porcentajes y será difícil que los norteños le den armas al enemigo.

El chileno Ismael Fuentes terminó su préstamo con Atlas y la relación con los dirigentes hizo crisis al final, por lo que se descarta su continuidad con los rojinegros y regresará a Jaguares.

El delantero Gonzalo Vargas terminó su préstamo con el Atlas, su carta es propiedad del Mónaco y deberá reportar con su club.
Depende de la nueva directiva y del técnico si se renueva el préstamo de Vargas, pero si se queda Ricardo La Volpe no tendrá cabida en Atlas.

El goleador Bruno Marioni tienen seis meses de contrato todavía con los rojinegros, pero el capitán fue manzana de discordia entre la directiva y La Volpe, pues mientras el técnico le dio continuidad al jugador, los dirigentes cuestionaron muchas veces su alineación. Por su parte, el jugador pretende que los rojinegros le cumplan su contrato.

El delantero Ariel Bogado, prestado a Tigres, debe regresar al Atlas para que le hagan válida la opción de compra al Nacional de Paraguay, pues de lo contrario tendrá que regresar a su país, pero si el Atlas lo compra, tendrán que decidir si se queda con los rojinegros o lo negocian a otro club.

El argentino Darío Bottinelli es propiedad del Atlas pero el jugador a dicho en repetidas ocasiones que quiere cambiar de equipo. El paraguayo Jorge Achucarro también es propiedad del Atlas, pero depende de quien sea el entrenador para saber si se queda o se va.

El fuerte viento que azotó la ciudad el pasado jueves derribó varios árboles en las instalaciones de Chivas en Verde Valle y ocasionó la caída de algunos tramos de la barda que divide las canchas de futbol con la escuela “Educare” adjunta.

Los reporteros que cubren la fuente de Chivas pagaron los platos rotos del desastre, pues fueron impedidos de entrar a las instalaciones de Verde Valle hasta en tanto se levante el tiradero.

Comentarios: elopez@informador.com.mx

Temas

Lee También