Martes, 11 de Mayo 2021
Deportes | La afición del Guadalajara salió cabizbaja y desilusionada al darse un resultado 2-1

El Estadio Chivas se va del gozo al pozo

La afición del Guadalajara salió cabizbaja y desilusionada al darse un resultado 2-1 contra el albiazul

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO (23/OCT/2016).- Domingo de futbol en casa del Rebaño. Horario atípico para una afición que ya se había acostumbrado a los juegos de sábado a las nueve de la noche. Aún así, la gente del Rebaño supo responder al llamado de su equipo, que goza de una inercia positiva en el Apertura 2016 de la Liga MX.

La cita era para uno de los duelos más atractivos de la Jornada 14 del presente torneo, frente al Pachuca, en enfrentamiento de cuadro jóvenes y que gustan de jugar al buen futbol, ese que se desplegó a lo largo de los 90 minutos sobre la cancha del Estadio Chivas.

Juego de ida y vuelta para deleite de los 30 mil 912  aficionados que desde horas atrás del silbatazo inicial comenzaron a llegar a la casa del Guadalajara para comenzar con sus rituales previos a un encuentro. A lo largo de distintos puntos del estacionamiento del Estadio Chivas, grupos de familias y amigos se reunían en torno al asador a mitigar el hambre para disfrutar de un buen encuentro.

Ya dentro del inmueble, la fiesta fue de principio a fin para una afición que alentó en todo momento a su equipo, con las playeras rojiblancas opacando cualquier camiseta albiazul de los Tuzos que llegase a asomarse.

Hasta el último suspiro de acción en el encuentro, cada aficionado rojiblanco que ocupó una butaca del Estadio Chivas se mantuvo pegado a su asiento en espera de ver el gol de la diferencia a favor de los Rojiblancos, pero en un par de ocasiones ese grito se quedó ahogado, con cada seguidor de Chivas meciéndose los cabellos en medio de la incredulidad.

Incredulidad que se extendió hasta el minuto 88 cuando, con 10 hombres, llegó el tanto de la voltereta de los Tuzos, que silenciaron a un Estadio Chivas que comenzó a vaciarse a gran velocidad, con una afición que salió cabizbaja y desilusionada al darse un resultado que no esperaban, un resultado que deja dolido no sólo al equipo, sino a su gente, que espera que a mitad de semana el acérrimo rival pague por esta derrota.

 EL INFORMADOR / Alan Rodríguez

Temas

Lee También