Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Deportes | Corrida goyesca en Madrid

De los Toros con verdad por FRANCISCO BARUQUI M.

MANSEDUMBRE IN EXTREMIS… UN JABATO DE NOMBRE “RAFAELILLO…”

Por: EL INFORMADOR

Madrid, España. Mayo 29. Vigésima corrida de San Isidro; - Después de días pasados en los que la lluvia y el viento habían campeado en Madrid, hoy, por fin, el clima mejoró, teniendo una tarde espléndida, azulado el cielo y apacible el día que invitaba a toros, nuevo lleno de un público que presenciaría una corrida de las de ¡Uyy..!

De ¡huyy..! que sí, cuando el encierro de la criadora vasca Dolores Aguirre Ybarra daría tenor para una función en la que el olor a cloroformo invadía el aire del coso dadas las condiciones de sus pupilos, que con el título de mi escrito dan referencia al juego que dieron: mansedumbre in extremis…

¿Qué como fueron..?

Ejemplares desiguales en presentación, los más con el trapío y la imponencia para Madrid, de escalofriantes encornaduras, finos de pelaje acusando su crianza y…

Y con la referencia más definitoria de lo que el concepto de mansedumbre encierra. Así pues, bureles que no galoparon haciendo apreciar la ausencia del tranco que conlleva la bravura; todos con trote cochinero, carentes de clase, violentos de estilo, desarrollando sentido, midiendo mucho a los toreros obligados a exponer; astados correosos, muy sueltos, mirones y algunos gazapones y uno que otro andarín, que se dolieron en puyas, rehuyendo y teniéndoseles que tapar la salida para hacerles sangre. Casta mala, pues, que hicieron sentir que la cornada podía sobrevenir en cualquier momento por la forma como se revolvían como si hubiesen dejado algo atrás frenándose y buscando.

De ahí que el mérito que tuvieron los diestros con salir por su propio pie y habiendo dado lo que cada uno de ellos dio, resultó la tónica del festejo.

Uno de los toros más mansos que he visto en mi ya larga vida en todas las arenas del mundo taurino ha sido el que abrió plaza, sin un solo galope y con el andar característico de los cerdos, presentó una lidia imposible que se desarrolló como auténtico herradero. Vamos, que si le hubieran abierto la puerta del coso se habría regresado solo a la ganadería. Reculando y refugiado en tablas con un juego muy a su aire rehuyendo la pelea en todo instante fue, a no dudar, de condiciones deplorables y con el que José Pacheco “El Califa” tuvo que cazarlo para la estocada cobrando pinchazo y casi entera con un golpe de descabello. Vaya pitiza al marrajo…

Con el cuarto que provocó un tumbo, sin brillar de capa, inició con la muleta en el centro del platillo para cambiarlo por la espalda intentando el toreo por abajo con la derecha, sorteando los derrotes de una cabeza que parecía una devanadora. El diestro fincó en la voluntad y el empeño su labor que fue larga por su insistencia con el manso único que le quedaba de la feria. Pinchazo recibiendo un aviso y descabello al tercer intento.

Y vaya actuación de gran mérito que ha ofrecido Rafael Rubio “Rafaelillo…” Pleno de entrega y valor, del cabal, que no del espectacular muchas veces de bisutería, ha sentado cátedra de oficio y recursos para imponerse plenamente a la mansedumbre peligrosa de sus oponentes, jugándose la vida con toda verdad, sin concesión alguna, dando muestras claras de su casta torera y su orgullo profesional enmarcados en una actuación que fue un dechado de raza, exposición, y conocimientos de la técnica de poder imponiéndose y, repito, rifándosela toda la tarde.

Tras despachar al segundo de dos viajes y una entera saliendo alcanzado con un palotazo en los bajos, escuchó un aviso empero…

Empero, con el quinto, luego de saludarlo con larga cambiada de hinojos, con la zarga ya le planteó la faena basamentada en aguante desde el inicio citando de lejos, sacándole meritoriamente los muletazos por abajo con la izquierda y la derecha insistiendo cuando se dejaba sentir que la cornada estaba presente. Con mucha sapiencia, -- bien sabía lo que tenía que hacer y cómo debía de hacerlo --, resolvió las tarascadas que propinaba el de Dolores tardando en igualarlo, lo que al lograrlo estoqueó de media en todo lo alto y entera, recibiendo clarinazo para dar un vuelta al ruedo con todos; pero con todos, sí, los merecimientos por su actuación.

Que le sirva a “Rafaelillo” para ser tomado en cuenta por ser de corazón templado y una entrega a toda ley… Fuerte se le batieron las palmas.

Por cuanto a Angel Gómez Escorial, mérito también que tuvo como sus dos alternantes de pechar con una corrida de seis auténticos “regalitos”, teniendo una actuación voluntariosa, tesonera, empeñosa y de entrega, manifestando un oficio dominado y las agallas en su valentía desde arrodillarse a porta gayola y aguantar al morlaco en toriles, como en darse en dos faenas intentándolo todo y destacando algunos pases con la exposición y el aguante del que busca triunfar a costa de todo. Hábil con el acero despenó al tercero de pinchazo y entera en el sitio, no sin dejar de escuchar un aviso, y al sexto, tras de tocarle los lados para conseguir que parara, lograr media que bastó.

Todos los toros fueron pitados en el arrastre y…

Y los alternantes reconocidos por un público que comprendió cómo habían estado en una tarde que fue… Tarde de toreros machos…

Correo electrónico: francisco@baruqui.com

Temas

Lee También

Comentarios