Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 11 de Diciembre 2018
Deportes | Las figuras fueron Anna Gay y Nate Smith en Figuras Femenil y Slalom varonil

Con dramatismo, cierra el Campeonato Mundial de Esquí Acuático

Las figuras fueron Anna Gay y Nate Smith en Figuras Femenil y Slalom varonil; mientras que Ryan Dodd en Salto varonil

Por: EL INFORMADOR

La estadounidense Anna Gay, de 15 años, logró un impresionante puntaje de 10 mil 10 unidades. EL INFORMADOR / R. Tamayo

La estadounidense Anna Gay, de 15 años, logró un impresionante puntaje de 10 mil 10 unidades. EL INFORMADOR / R. Tamayo

CHAPALA, JALISCO (22/NOV/2015).- En una jornada en la que hubo de todo, el Campeonato Mundial de Esquí Acuático, que tuvo como sede este año el club Boca Laguna, de Chapala, cerró sus actividades con la coronación de los tres campeones que restaban, en donde las figuras fueron los estadounidenses Anna Gay y Nate Smith, campeones en Figuras femenil y Slalom varonil respectivamente, además del canadiense Ryan Dodd, quien voló por los aires de Chapala llevándose el título del Salto varonil.

Con el sol a plomo y una ligera ventisca, la jornada del domingo abrió con la final de Figuras para damas, la cual se definió en el último momento a favor de la joven Anna Gay, una esquiadora de 15 años quien después de sus dos recorridos de 20 segundos logró un impresionante puntaje de 10 mil 10 unidades, cifra que se convirtió en nuevo récord de campeonato mundial.

"Estoy muy emocionada, fue un gran esfuerzo el que hice aquí (...) es simplemente maravilloso este resultado, después de estar luchando contra mi gran amiga Neilly, fuimos las dos más jóvenes aquí. La clave fue estar tranquila, no forzar mucho mis figuras y aprovechar el momento", comentó Gay tras saberse triunfadora en esta prueba, en la que la canadiense Neilly Ross de 14 años se llevó la plata y la bielorrusa Natallia Berdnikava el bronce.

Posteriormente se celebró la final de Slalom varonil, prueba que tuvo al filo del asiento a los asistentes a Boca Laguna, pues desde el primer competidor hasta el último, se brindó un espectáculo en el que todo se definió hasta el último competidor.

En esta prueba, el norteamericano Nate Smith, poseedor del récord del mundo, refrendó el título conseguido en el 2013, después de completar 2.5 boyas al octavo recorte, es decir con una cuerda de 10.25 metros. Smith requería de esa media boya extra para superar el triple empate existente entre Thomas Degasperi, Frederick Winter y Joel Howley, que habían llegado a las dos boyas al octavo recorte en su participación previa.

"Estoy extremadamente feliz, el venir aquí con los mejores esquiadores. Fue una competencia cerrada, hubo varios esquiadores que consiguieron dos boyas, sabía que debía tener una buena entrada para superar esas dos boyas, me mantuve confiado, salí a hacer lo que sé hacer y se dieron las cosas", comentó el ahora dos veces campeón mundial.

La plata le correspondió al italiano Thomas Degasperi, que gracias a su resultado en semifinales rompió el empate con Winter y Howley, quienes definieron en tie break al medallista de bronce, metal que se quedó en manos del británico Frederick que logró tres boyas en el octavo recorte en esta etapa, contra las 2.5 del australiano Howley.

La jornada cerró con la final de Salto varonil, en donde el canadiense Ryan Dodd confirmó el gran 2015 que vive, pues a su palmarés ahora se suma un título mundial.

Dodd, campeón de los Panamericanos de este año en Toronto en esta modalidad, tuvo un mejor registro en esta final de 67.3 metros, sin embargo, con su primer intento amarró el título, superando por 10 centímetros al hasta ese momento líder, el alemán Bojan Schipner, quien tuvo un mejor salto de 63.7 metros, registro que le dio la plata. El metal de bronce fue para el chileno Felipe Miranda, con un salto de 65.5 metros, consiguiendo así la única medalla para un participante latino en este mundial.

"Desde que comencé a esquiar hace 20 años este había sido un sueño (ser campeón), aún no estoy seguro de creérmelo, estoy muy emocionado y agradecido de haber tenido esta oportunidad. Espero que esto le sirva de motivación a muchos para que persigan sus sueños, que vayan por ellos", señaló el canadiense al terminar la prueba.

En la clasificación por equipos, Canadá se llevó los honores al acumular ocho mil 260.98 puntos, con Estados Unidos en el segundo sitio gracias a sus ocho mil 44.94 unidades acumuladas y con Francia en el tercer puesto producto de siete mil 646.87 puntos conseguidos.

Drama en la final de Salto varonil

En los deportes de alto riesgo, como el esquí acuático, siempre se desea que no ocurran hechos lamentables, sin embargo, en este Campeonato Mundial celebrado en Boca Laguna, esto no estuvo ausente, luego de que el canadiense Jarret Llewelyn sufriera un aparatoso accidente en su primer intento en la final de Salto Varonil.

El nueve veces campeón mundial de 45 años tuvo una buena entrada en la rampa, sin embargo, al estar en el aire perdió el control de la cuerda y su caída se descompuso, sufriendo una aparatosa caída en el agua sobre su costado derecho, a una velocidad superior a 100 kilómetros por hora.

De inmediato, al tocar el agua, los esquís del canadiense salieron botando y los gritos de dolor del atleta se escucharon ante los lamentos de los presentes. De inmediato, la lancha de rescate entró en acción para atender a Llewellyn, que en primera instancia lucía una lesión en su rodilla derecha.

En cuestión de minutos, el competidor canadiense fue atendido por paramédicos y enviado a un hospital, ante el primer diagnóstico de fractura de fémur y ruptura de ligamentos de rodilla en su pierna derecha, además de una dislocación de cadera.

"Es mi entrenador, es la razón por la que soy esquiador y sentía que debía conseguir este resultado por él, espero que esté bien, me enseñó todo lo que sé, pero es parte de los riesgos que tenemos en este deporte", comentó el también canadiense Ryan Dodd, ganador del oro en la final de Salto.

EL INFORMADOR / ALAN RODRÍGUEZ

Temas

Lee También

Comentarios