Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 09 de Diciembre 2018
Deportes | Proceden de 70 países y dejaron sus trabajos normales para servir

Cerca de 70 mil voluntarios ayudarán en Londres 2012

Proceden de 70 países y dejaron sus trabajos normales para servir

Por: AFP

Voluntarios ayudan a un periodista en el Centro de Prensa de Londres. AFP  /

Voluntarios ayudan a un periodista en el Centro de Prensa de Londres. AFP /

LONDRES, INGLATERRA (24/JUL/2012) - Trabajan como profesor, abogado, asistente dental y han tomado sus vacaciones para estar en los Juegos Olímpicos como voluntarios, con la misión de asistir a los atletas y guiar a los visitantes, en una oportunidad única de codearse con estrellas y vivir una aventura.

"Es una oportunidad única en la vida. La próxima vez que los Juegos Olímpicos vengan a Londres voy a estar muerta", dice Sophie Dickson con su vestimenta de voluntaria reconocible desde lejos: una camiseta naranja y fucsia decorada con los anillos olímpicos y unos pantalones beige.

En el parque olímpico, esta morena de 25 años trabaja como asistente dental, tal como en su vida de todos los días, y durante los Juegos se va a dividir entre su trabajo y el voluntariado.  

"Los Juegos son buenos para mi currículum", explica Sophie antes de ir a tomar el tren con destino a Sussex (sur de Inglaterra), donde tiene su empleo en un gabinete dental privado.

La joven lamenta que el martes no pudo ver al velocista de Saint Kitts y Nevis, Kim Collins, pero espera cruzarse pronto con otro de sus ídolos, el también velocista jamaicano Usain Bolt.

Lynne Wright, fanática del deporte y responsable técnica de un grupo de cosméticos, pidió dos semanas de vacaciones para colaborar en los transportes del parque olímpico.

"Es casi la mitad de mis vacaciones anuales", precisa esta mujer de unos 50 años que comenzó su jornada con 45 minutos de natación.

Para Lynne, que vive a dos horas de tren de Londres, comprometerse como voluntaria tiene además otro precio.

"Me va a costar unos mil 550 dólares en transporte",  calculó, sin que ello haya influido en su decisión final de estar en los Juegos.

Los cerca de 70 mil voluntarios de los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos,  procedentes de 70 países y seleccionados entre unas 250 mil personas, recibieron una tarjeta de transporte gratuita durante la celebración de los eventos, aunque la misma sólo es válida en Londres y sus suburbios.

Otros voluntarios acampan algunas noches en Londres para escapar a los transportes demasiado costosos, como es el caso de Ros Cramp, profesora de educación física.

Sus alumnos le pidieron que vuelva con autógrafos. "Pero no voy a pedirlos. Sería poco educado", explica Cramp, que trabaja buscando lugares para que los autobuses puedan dejar a los técnicos.

Si Cramp no va a tener muchas oportunidades de ver atletas de cerca, la situación es diferente para Rob Williams, que asiste a los nadadores en la  piscina olímpica.

Este abogado canadiense ya vio entrenarse a Michael Phelps, el multimedallista estadounidense. "Es una institución. Pero hay que permanecer tranquilo. Estamos aquí para ayudar a todo un equipo, no a una sola persona", explica este treintañero, feliz de todos modos de ver a sus estrellas.

En los bordes de la piscina son varios los voluntarios que trabajan como socorristas.

"No sé por qué estos nadadores necesitan socorristas", dice con ironía Tom Hunt, estudiante en geografía, mientras mira entrenarse el martes al equipo chino de nado sincronizado.

De su lado, Sam Kendall, maestra británica, se codea con los atletas en la villa olímpica como asistente del equipo ugandés. "Los ayudo si quieren visitar Londres, comprarse una cámara fotohgráfica", explica.

El miércoles por la noche, Sam va a sentirse un poco en la piel de un atleta, ya que participará en el ensayo general de la ceremonia inaugural. "Uno  da mucho pero al final recibe mucho", resume, al referirse a la experiencia olímpica.

Temas

Lee También

Comentarios