Sábado, 25 de Mayo 2024
Deportes | Los Broncos tratan de superar el descalabro del Super Bowl

Autodestrucción de Denver

Las fallas de los Broncos los guiaron a la derrota ante Seattle, pero Manning asegura que no es culpa de nadie

Por: AP

Cara larga. Peyton Manning se retira del emparrillado, rodeado de fotógrafos. EFE /

Cara larga. Peyton Manning se retira del emparrillado, rodeado de fotógrafos. EFE /

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS (04/FEB/2014).- Las semillas de la impresionante autodestrucción de Denver en el Super Bowl fueron plantadas durante la práctica del miércoles, cuando el entrenador John Fox decidió apagar los altavoces que simulaban el ruido de la multitud, porque “no era un partido fuera de casa”.

Un snap silencio habría sido mucho mejor, pero los aficionados de Seattle se presentaron en la primera jugada de Denver desde la línea de golpeo y ayudó a arruinar todo el plan de juego que el coordinador ofensivo Adam Gase y Peyton Manning habían elaborado.

En lugar de golpear a la secundaria de Seattle, los Broncos se vinieron abajo.

El MetLife Stadium podría no haber sido tan ruidoso como el CenturyLink Field, pero sí para que el centro de Denver cometiera una pifia.

Manny Ramírez se agachó y justo cuando Manning se acercaba para cambiar la jugada, el jugador centró el ovoide  y terminó convirtiéndose en un safety.

“Ninguno de nosotros escuchó el snap”, dijo Ramírez. “Creí que lo hice y cuando centré, supongo que Peyton estaba tratando de acercarse. Es una pena que las cosas no salen según lo planeado”.

“Nadie tiene la culpa”, dijo Manning. “Fue sólo un problema de ruido”.

Doce segundos habían pasado y los Broncos ya estaban abajo por primera vez en la postemporada y en camino a una humillante paliza de 43-8.

Fox dirigió la práctica del miércoles con ocho altavoces de un lado, simulando a los aficionados, pero no los utilizó al máximo volumen. “Normalmente el ruido es cinco veces más que en las prácticas. No era un juego de visitante, así que nos preparamos para lo que esperábamos”.

Presionado sin descanso, Peyton lanzó dos intercepciones y sufrió un fumble.

“Fue nuestro peor juego del año”, dijo el ala cerrada Julius Thomas.

“Nunca encontramos nuestro rimo”, justificó el receptor Eric Decker.

“Trabajamos fuerte para llegar a este punto y nos libramos muchos obstáculos, poniendo mucho empeño”, señaló Manning. “Es algo muy bueno sólo tener esta oportunidad, pero sin duda que terminar de esta manera es decepcionante.

“No es una trago fácil de digerir, pero al final tienes que hacerlo”.    

SB rompe récords


Por cuarta ocasión en cinco años, el Super Bowl rompió un récord convirtiéndose en la transmisión televisiva más vista en Estados Unidos, convocando a 111.5 millones de espectadores a pesar de que la victoria aplastante de Seattle por 43-8 sobre Denver no ofreció un espectáculo muy competitivo.

El récord en los ratings da más evidencia de cómo los programas en vivo se vuelven más valiosos para las cadenas de televisión en una época en la que el público se fragmenta cada vez más y los niveles de audiencia para los programas regulares siguen en caída.

El juego también impuso una marca como el encuentro deportivo más visto por internet y con sus 24.9 millones de tuits también es el mayor evento deportivo en vivo en Twitter.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones