Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 13 de Diciembre 2019
Deportes | Por Jaime García Elías

* 'Torito'

A propósito por Jaime García Elías

Por: EL INFORMADOR

“Torito” para la FIFA, por cuenta de la Federación Irlandesa de futbol: que se invalide el resultado (1-1) del encuentro de la eliminatoria mundialista, el miércoles ante Francia, y el partido se dispute nuevamente, por la escandalosa mano de Thierry Henry en la acción previa al gol de William Galas, ya en tiempo de compensación, determinante no sólo para el resultado del cotejo, sino para la clasificación al Mundial del Sudáfrica-2010.
¡Poca cosa...!

*

Pese a la solidez con que está construido, metafóricamente hablando, el edificio de la FIFA, es obvio que la bomba molotov (otra metáfora) arrojada por la Federación Irlandesa estremeció sus cimientos. Nunca antes, bajo ninguna circunstancia, hubo una promoción similar. Nunca se planteó, por ejemplo, invalidar la Final del Mundial de México-1986, por la mano de Maradona que se descubriría varios años después. Nunca se promovió la anulación de la Final del Mundial de Inglaterra-1966, porque un gol de los anfitriones, legitimado por el árbitro pese a las serias dudas de que el balón hubiera traspuesto la línea de meta, fue determinante para el resultado.

*

En el caso del gol de Galas, es probable (es decir, es susceptible de probarse) que la mano de Henry, que captaron con entera nitidez las cámaras de televisión y que seguramente advirtieron varios jugadores y muchos de los espectadores en el Estadio de Francia, hubiera resultado imposible de apreciar por el silbante. Es probable que el cuerpo de Henry le cubriera el balón en el momento preciso de la falta.
Ni siquiera la confesión del atacante francés alcanza a ser un argumento a favor de la drástica solución que demandan los irlandeses. La regla V, referente al árbitro, con todo y las imperfecciones de su redacción, no deja margen de maniobra para nadie: “Su decisión de hechos en relación con el juego, deberá ser definitiva en tanto que se refiera al resultado del juego”.
(O sea que cuando el árbitro dice que “dos y dos son cinco”..., son cinco y sanseacabó).

*

Es demasiado remoto, pues, que la FIFA “enmiende” en el sentido que claman los irlandeses. Incluso en el plan de velar por la honestidad del juego, hay algo que está por encima de las circunstancias determinantes de un resultado: el presupuesto supremo de la integridad ética del árbitro.
Francia pues, irá al Mundial de Sudáfrica merced al pase “obsequiado” por una pifia arbitral... pero no por una acción dolosa del mismo.

Temas

Lee También