Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Noviembre 2019
Deportes | A propósito por Jaime García Elías

* Ciao, che...

A propósito por Jaime García Elías

Por: EL INFORMADOR

Ya el tiempo (“supremo juez...”) dirá la última palabra...

En todo caso, si los dirigentes del Atlas se hubieran enternecido con la plegaria --o punto menos-- de que se le diera la revancha, y hubieran decidido apostar por la continuidad de Ricardo La Volpe como timonel del equipo rojinegro, el albur que estarían corriendo sería muy alto.

*

Por principio de cuentas, los resultados del técnico argentino en sus cuatro más recientes encomiendas han sido, si se les pondera objetivamente, negativos... Después del Mundial de Alemania-2006, sus dos intentonas de ser profeta en su tierra se resolvieron en otras tantas aventuras fallidas: ni en Boca Juniors ni en Vélez Sarsfield estuvo Ricardo a la altura de sus anhelos personales y de las expectativas de aficionados y dirigentes. De regreso en México --su país de adopción--, los dirigentes del Monterrey tomaron la abrupta decisión de separarlo del puente de mando, en vísperas del arranque del anterior Torneo de Clausura. Y aunque el técnico se atribuye la paternidad intelectual de las buenas campañas que la “Pandilla” ha realizado, es obvio que quienes lo marginaron del proyecto estiman que los resultados fueron positivos... precisamente porque se rompió la relación con él antes de dar el primer paso.

*

El fracaso --según confesión del propio La Volpe-- que fue la más reciente campaña del Atlas, evidenció su incapacidad para hacer un diagnóstico adecuado y para prescribir los medicamentos idóneos. De los ocho supuestos refuerzos que solicitó, ninguno --ni siquiera Osorno, la mitad de cuyos goles (2) se registraron el sábado ante Jaguares, en un partido en que ya no iba nada de por medio-- dio el kilo.

El beneficio que consiguieron los dueños de los erráticos destinos del Atlas en los once meses de paciencia que le tuvieron a La Volpe, fue darle al futbol la oportunidad de demostrar que el técnico argentino era el hombre a la medida del equipo y de las necesidades de la institución... o de comprobar que se trataba de un mito.

*

Salió caro, en dinero y en la precaria posición en que queda el equipo para la próxima temporada, pero tal vez el Atlas haya conseguido el beneficio de quitarse de encima la presencia de un fantasma aclamado por las turbas que primero pedían a gritos su contratación... y después, a la vista de los resultados, clamaban por su cese.

Temas

Lee También

Comentarios