Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Noviembre 2017

Cultura

Cultura | SOPA DE LETRAS

Voces de la maternidad

La integración de las madres de familia en el rol laboral se da de distintas formas; la escritora Alicia Caldera explora las historias de nueve de ellas
En el libro 'Historias de madres, historias con madre. Crónicas del maternaje' se nos muestran varias facetas de la maternidad. ESPECIAL /

En el libro 'Historias de madres, historias con madre. Crónicas del maternaje' se nos muestran varias facetas de la maternidad. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (31/MAY/2016).- El libro “Historias de madres, historias con madre. Crónicas del maternaje” reúne nueve testimonios de mamás, cuyo contenido compartió para EL INFORMADOR Alicia Caldera, coordinadora del proyecto: “Son los textos de nueve mamás, con hijos de diferentes edades. Unas tienen ya mucho tiempo siendo mamás, otras somos primerizas. Cada texto habla de cómo hemos vivido la maternidad, pero en el contexto laboral. Ese es el hilo conductor del libro”. El prólogo está escrito por Ducange Médor, quien realiza una reflexión a partir de las nueve crónicas.

Alicia comentó algunos de los casos: “El libro cuenta cómo no nos va muy bien laboralmente, después de haber sido madres. Mayra Patricia también cuenta cómo cuando ella salió embarazada, no planeó a su niña. Estaba trabajando en la UdeG, y su jefa le dijo que cómo podía haberle pasado eso, que ya había métodos, que había truncado su vida. O el texto de Sandra Díaz: habla de cómo la maternidad no se ve como algo que nos afecte. No en un sentido negativo, sino cómo la maternidad aun cuando nos cambia la vida, no genera un cambio en la vida laboral. No hay facilidades para ejercer la maternidad, cuando es un tema importante socialmente hablando. Hay otros casos, como Karla Garduño, que nos cuenta cómo trabajaba con un candidato a la presidencia mientras era mamá. No le quedaba tiempo para hacer nada más que su trabajo: no tenía tiempo para ver a su hija. O Carol Johnson: ella trabajaba en CULagos, cuando los niños salían de la escuela se los llevaba al Centro Universitario. Cuando llegó un jefe nuevo la corrió por dedicarle mucho tiempo a la maternidad”. Otras de las madres que comparten sus experiencias son Sandra Díaz, Liliana Lanz y Karina Torres.

Uno de los objetivos del libro es la reflexión sobre el tema: “Que reflexionemos sobre cuán importante es el tipo de trabajo que tenemos, el tipo de trabajo que queremos y cuáles son las condiciones que debemos tener como personas para tener un trabajo que nos haga felices, que sea digno, y que se pueda ser mamá de la mejor manera posible”.

Para la coordinadora, el contexto actual debe mejorar para una maternidad más plena: “Si elegimos ser madres, debería existir la condición social y laboral para que eso suceda. O si decidimos quedarnos en casa, también eso debería ser posible. Sí sucede, pero los trabajos no dan suficiente para que eso suceda más. O cuando uno trabaja, pero está la carga social que hace que no seamos mamás felices porque los trabajos son de Sol a Sol, no dan lo suficiente. No hay oportunidad de seguir escalando en la posición laboral”.

EL DATO
La propuesta


Este nuevo título es una invitación a visibilizar esas problemáticas, para buscar soluciones: “La propuesta es tener un libro en donde hablemos de este tema. Tenemos que empezar a trabajar en eso”.

Alicia comentó un caso en el que el libro ya generó un cambió: “Una mamá del colegio de mi hijo leyó el libro. Es contadora, tiene un despacho. Después de leer el libro ya no contrata pasantes, sino mamás que van a trabajar sólo en el horario escolar. Dice que ha sido fantástico: las madres se enfocan en terminar el trabajo, en hacerlo mejor. Eso es lo que queremos lograr, aunque cada caso es distinto. No puede haber una sola solución”.

El libro fue presentado anoche en el Fondo de Cultura Económica por parte de Alma Fuentes Fierro (feminista y docente) y Francisco Díaz, secretario general de SUTUdeG.

MÁS LIBROS SOBRE ESTE TEMA

• “Cartas a mi madre”
Editorial: Grijalbo.
Autor: Sylvia Plath.
Incluye una relación epistolar con su progenitora, misma que se recoge en este libro descrito desde su adolescencia. La autora pensó que escribirle cartas a su madre, anotar pensamientos y opiniones, era la mejor manera de “conservar y atesorar el éxtasis de la juventud”.

• “La madre”
Editorial: Porrúa.
Autor: Máximo Gorki.
Es una serie de poemas que reproducen varias voces, testimonios de las mujeres que han sufrido violencia y acoso. El libro fue presentado el pasado 29 de abril.

• “La conjura de los necios”
Editorial: Anagrama.
Autor: John Kennedy Toole.
Es una disparatada, ácida e inteligentísima novela. Pero no sólo eso, también es tremendamente divertida y amarga a la vez. La carcajada escapa por sí sola ante las situaciones desproporcionadas de esta gran tragicomedia. Ignatius J. Really es, probablemente, uno de los mejores personajes jamás creados y al que muchos no dudan en comparar con el “Quijote”. Más aún, es el antiprotagonista perfecto para una novela repleta de excelentes personajes, situados en la portuaria ciudad de Nueva Orleans.

• “Querido Miguel”
Editorial: Acantilado.
Autora: Natalia Ginzburg.
Un libro clasificado como epistolar pero emplea también otros recursos. El primero hace de núcleo central que cohesiona y marca el hilo del relato, las incursiones narrativas, que aparecen sobre todo al principio, sirven para impedir que se fuerce demasiado el contenido de las cartas.

• “La casa de Bernarda Alba”
Editorial: Cátedra.
Autor: Federico García Lorca.
El tema de las apariencias y la realidad es muy notorio a lo largo de toda la obra ya que “Bernarda” trata de tapar a toda costa la realidad para guardar las apariencias, es una persona para la cual todo fin justifica los medios.

• “Psicosis”.
Editorial: Plaza&Janés.
Autor: Robert Bloch.
Esta fue la novela en la que se inspiraró el cineasta Alfred Hitchcock para una de sus cintas más famosas, en la que la figura de la madre está presente incluso después de muerta.

• “Nueve lunas”
Editorial: Marea.
Autor: Gabriela Wiener.
Escrito a un ritmo vertiginoso, pero con un lenguaje y honestidad subversivos, este “antimanual” es también el desconcertante testimonio de una embarazada teorizando sobre la necesidad de perpetuar la especie. Un texto que desborda sexo, humor y ternura.

• “El Dios de las pequeñas cosas”
Editorial: Anagrama.
Autor: Arundhati Roy.
Ésta es la historia de tres generaciones de una familia de la región de Kerala, en el Sur de India, que se desperdiga por el mundo y se reencuentra en su tierra natal. Una historia que es muchas historias: La de la niña inglesa Sophie Moll que se ahogó en un río y cuya muerte accidental marcó para siempre las vidas de quienes se vieron implicados. La de dos gemelos Estha y Rahel que vivieron veintitrés años separados. Entre otras.

Temas

Lee También

Comentarios