Miércoles, 28 de Febrero 2024
Cultura | Por: Fernando Barrera

Torerías

Triunfos de trascendencia en 2009

Por: EL INFORMADOR

Podría decirse en la frialdad de los números que este 2009 fue un año escaso en cuanto al número de festejos (siete corridas y cinco novilladas) y de triunfos. En una primera vista así parecería, sin embargo, el trasfondo es mucho más elocuente.

Hubo dos corridas en febrero, festejos del aniversario de Guadalajara, el 22 de febrero, el francés Sebastián Castella cortó dos orejas a un toro de regalo, siendo así el primer torero en tocar pelo y, a la postre, numéricamente, este año sería el triunfador con tres orejas. El tercer apéndice lo obtuvo en la inaugural del ciclo 2009-2010.

Le siguió Octavio García “El Payo”, con dos orejas en la tercera. Lo que destaca de este triunfo es que se trató de la presentación del queretano en Guadalajara como matador de toros, tras una fructífera campaña española y que dejó de manifiesto que apunta alto en un mediano plazo.

Después siguieron los colombianos Luis Bolívar y Ricardo Rivera, además del local “El Conde”. Bolívar tuvo una presentación que pudiese ser calificada como guerrera ante una imponente corrida de Barralva, con encaste español que bien conoce el colombiano. Dejó de manifiesto que no es un torero más, sino que busca forjarse un nombre propio en México sin cobijarse de la sombra del retirado maestro César Rincón.

Rivera, por su parte, logró salvar una tarde que le venía cuesta arriba en muchos sentidos, pues al toro que pudo cuajar y hacer una faena cumbre no lo aprovechó a cabalidad, pero al final, tocó pelo.

El único tapatío en pasear un trofeo fue “El Conde”, gracias a una faena más de coraje y ansia de triunfo.

Para los novilleros las cosas fueron en el mismo tenor. Oreja para Santiago Fausto, dos para Sergio Flores y tres más un indulto del ecuatoriano Juan Francisco Almeida, un torero desconocido, que logró hacer historia en una sola tarde.

Así, en la frialdad numérica, parecería poco, pero la realidad es distinta. El cuajo de los toros presentados en el Nuevo Progreso, además de la exigencia del público, hace de Guadalajara una plaza que ejerce de fiel de la balanza al validar cualquier triunfo. Indiscutiblemente, dos o tres orejas en la Plaza México no se equiparan con una en el coso tapatío. Ésta tiene más peso, mucho más.

Fotografiataurina@yahoo.es

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones