Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Octubre 2019
Cultura | Picasso y los toros (III)

Torerías

Por: Fernando Barrera

Por: EL INFORMADOR

La aportación de Pablo Picasso a la tauromaquia trascendió más allá de la pintura y la escultura. Llegó, incluso, al diseño de vestidos de luces para su íntimo amigo Luis Miguel Dominguín.

Picasso diseñó un vestido de torear liviano, de poco peso, con aires goyescos y que por completo cambió el recamado bordado de los ternos, al cambiar las flores, grecas, corazones o jarrones por sencillos rosetones aislados por el frente de la chaquetilla y las franjas de la taleguilla. Vestidos similares utilizaron Curro Romero o Jesús Solórzano, en México, pero que no llegaron a ser del completo agrado del resto de los toreros.

Como antecedente, las corridas goyescas tienen reminiscencias de la ropa utilizada entre los años 1780 y 1820, por lo que todos los participantes en esas corridas se visten a la usanza goyesca, constituyendo así un homenaje al pintor aragonés. Dentro de la Feria de Pedro Romero, en Ronda, se celebra la tradicional Corrida Goyesca en la Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, clave para la torería mundial.

Pero así como se recuerda a Goya, por iniciativa del Consejo de Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Málaga, el 11 de septiembre del año pasado se realizó la primera Corrida Picassiana, en la que participaron Manuel Díaz "El Cordobés", Francisco Rivera Ordóñez y el francés Sebastián Castella.

La corrida tuvo como elementos evocativos jarrones mezclados con banderillas y pinceles, paletas y capotes picassianos pitados sobre la arena de La Malagueta y los toreros salieron con ternos hechos para la ocasión.

A diferencia de "El Cordobés" y Rivera Ordóñez, quienes vistieron trajes más goyescos que picassianos, Castella supo encontrar el equilibrio perfecto en un terno inspirado en el Arlequín y el capote de paseo de Las señoritas de Avignon.

El diseño y confección corrió a cargo de Antonio López, hermano y continuador de la célebre sastrería de toreros "Fermín", donde mezcló elementos tradicionales del terno con pintura en lugar de hilos y canutillos, creando así un nuevo estilo en la ropa de torear.

Así, aun después de 36 años de su desaparición, Pablo Ruiz Picasso sigue relacionado al mágico mundo de los toros.

fotografiataurina@yahoo.es

Temas

Lee También

Comentarios