Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Enero 2019
Cultura | El libro forma parte del colectivo de cuentos 'La sonrisa vertical'

'Pide un deseo', siete cuentos para celebrar el erotismo

El libro forma parte del colectivo de cuentos 'La sonrisa vertical'

Por: EL INFORMADOR

En este tomo se dan cita diferentes escritores. INSTAGRAM / arros32

En este tomo se dan cita diferentes escritores. INSTAGRAM / arros32

GUADALAJARA, JALISCO (25/SEP/2014).- Una de las colecciones más emblemáticas para la editorial Tusquets es y ha sido “La sonrisa vertical”, una serie a través de la cual se han difundido en el mundo de habla hispana libros fundamentales de autores que exploran los territorios del deseo y las posibilidades de la experiencia erótica; así, su más reciente entrega es el volumen colectivo de cuentos "Pide un deseo" (Ed. Tusquets, 2014), donde la temática se circunscribe a ese tiempo particular donde la ceremonia de cumplir años se conjuga con un instante particular del tiempo y el encuentro amatorio, cualquiera que sea su manifestación.
 
En este volumen, se dan cita los escritores mexicanos Gabriela Jáuregui, Úrsula Fuentesberain, Daniela Tarazona, Mauricio Montiel Figueiras, Luis Jorge Boone, Pedro Ángel Palou y Juan Carlos Bautista -todos ellos nacidos en las décadas de los sesenta y setenta, además de contar con una sólida trayectoria literaria-, para colaborar con un relato cada uno.
 
Combinar erotismo y terror
 
Para el jalisciense Montiel Figueiras, la invitación le dio gusto y la pareció "muy oportuna para mí, lo que quise combinar en el cuento fue un elemento de erotismo pero también cierto ingrediente de tensión, de suspense o terror, porque creo que el sexo y el miedo van siempre de la mano, como líneas paralelas, por eso las quise hacer confluir en 'Feliz cumpleaños, señor presidente', mi cuento que se incluye en la antología".
 
De acuerdo con el autor tapatío, "no puedo concebir personajes que no contengan la pulsión erótica, para mí sería muy difícil crearlo o diseñarlo sin ella; la mayoría de mis personajes se dejan guiar por esta pulsión en algún momento de sus vidas y, por eso, para mí, la invitación significó poder ahondar en una narrativa que practico y en la que quise mezclar dos momentos históricos distintos: cuando Marilyn Monroe le canta a Kennedy en su cumpleaños, en 1962; y la época contemporánea, con su andanada de elementos tecnológicos que determinan nuestra relación con los otros".
 
Asimismo, la "atmósfera fílmica" del relato se da, explica, "porque siempre imagino los cuentos como una película, parto de escenas fijas -a la manera de stills de películas- para a partir de ahí desenvolver la historia. Mi principal intención, además de combinar momentos históricos, fue genera un resultado que tuviera que ver con el erotismo pero, igualmente, con el terror".
 
Formar parte, desde ahora, en esta colección en específico, hace al escritor sentirse "bien", porque la serie ha mantenido "un hilo conductor provocador; para mí significa mucho porque en ella hay títulos esenciales para mí y, esta idea, conjuga voces muy diferentes que aportan puntos de vista diversos para hablar sobre el erotismo".
 
Una fuerza poderosa de la especie
 
Ahora, a Luis Jorge Boone le "encantó" también ser invitado a colaborar en el libro pues, asegura, la colección "tiene obras de autores que valoro mucho en mi memoria de lector, mi primera preocupación fue estar a la altura de las circunstancias y, tras pensarlo un poco, hice un cuento ('La resistencia del agua a evaporarse') donde cuatro personajes fantasean y son seguidos por un narrador para buscar donde se unen y ocurre este encuentro".
 
En este sentido, como "una de las fuerzas más poderosas de la especie", dice el narrador, el erotismo -como la muerte- implica "una lucha constante por llegar más allá de nosotros mismos; creo que el sexo debe ser un elemento siempre actuante para los personajes, es el deseo el que debe ordenar (en este género narrativo) los sucesos y significa una elección natural, como cualquier otra".
 
Por lo que toca a "elegir el tema del cumpleaños", el autor coahuilense, aunque resultó "algo complicado", a la hora de escribir su relación con el trasunto erótico "se dio de manera natural; porque si bien el erotismo se manifiesta siempre, el asunto del cumpleaños permitió que lo que se venía contando se ordenara en un punto determinado del relato".
 
Finalmente, sostiene Boone, en esta colección descubrió que "el erotismo tenía un lugar" en el territorio literario de la lengua; sin embargo, a pesar de temer "estar a la altura de las circunstancias" tras ser invitado a colaborar en la antología, es consciente de que "uno puede también poner algo de su propia imaginación y sumarlo" a una tradición que juzga "el lector".

EL INFORMADOR / RICARDO SOLÍS

Temas

Lee También

Comentarios