Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 13 de Diciembre 2019
Cultura | La marcha fúnebre se detuvo a la entrada del teatro Fausto

Pacientes psiquiátricos estrenan obra sobre el loco más ilustre de Cuba

Más de 100 pacientes psiquiátricos salieron hoy al Prado de La Habana

Por: EFE

LA HABANA, CUBA.- Más de 100 pacientes psiquiátricos salieron hoy al Prado de La Habana para escenificar el primer acto de una obra teatral sobre "El Caballero de París", considerado el andariego "loco" más ilustre y entrañable de la historia de Cuba en el siglo XX.

Convertidos en actores, los enfermos se vistieron de obispos, policías, "lloronas", esqueletos, músicos y damas para representar el cortejo fúnebre del Caballero a lo largo del Prado, donde se paralizó el tráfico y cientos de curiosos se sumaron a la comitiva.

La marcha fúnebre se detuvo a la entrada del teatro Fausto, en cuya sala prosiguió la función, la primera protagonizada por pacientes mentales que sale de un hospital y se presenta al público general en Cuba.

El estreno es resultado de dos años de talleres artísticos en los hospitales Psiquiátrico "Comandante Bernabé Ordaz" y "Comunitario de Regla", a cargo de un grupo de actores profesionales de la isla bajo la dirección del dramaturgo francés Serge Sándor, quien escribió y dirigió la puesta.

Con un historial de trabajo con presos y grupos marginados en París, Sándor inició los talleres con la idea de montar "El enfermo imaginario" de Moliere con pacientes cubanos cuyas patologías van desde la esquizofrenia hasta trastornos depresivos y retraso mental.

Sin embargo, se apasionó con la historia de José María López Lledín, conocido popularmente como "El Caballero de París", quien en 1985 falleció a los 85 años en el Psiquiátrico de La Habana, tras haberse forjado una leyenda deambulando por las calles con traje y capa negra, y barba y cabellos largos.

"Me di cuenta de que era muy teatral, como un Don Quijote, entonces pensé que los pacientes le darían gloria a este personaje que todos conocen en Cuba", indicó Sándor a Efe.

La fama del Caballero, de origen español y diagnosticado como parafrénico, surgió mientras caminaba por el centro de La Habana viviendo en una novela de Alejandro Dumas, en la que él era un aristócrata y los viandantes eran sus súbditos.

Los cubanos le han dedicado libros, canciones, exposiciones y documentales, e inmortalizaron su figura en una estatua ubicada en una plaza del centro histórico de La Habana, a la que por tradición se le toca un dedo índice de la mano y la barba de bronce para pedir un deseo.

El espectáculo se Sándor está protagonizado por dos hombres que representan al Caballero, y cuenta su historia en un tono surrealista, con momentos de drama, comedia y música.

Además de los "actores", aparecen músicos del hospital "Ordaz", cuya interpretación más significativa es la marcha fúnebre que acompaña durante media hora el cortejo del supuesto féretro del Caballero a ritmo de trompetas y tambores.

Según Sándor, al inicio de los talleres muchos de ellos no podían hablar ni memorizar los textos, pero con el tiempo "hubo un cambio extraordinario".

"A nivel artístico estoy muy contento. He trabajado con un grupo de más de cien personas que son disciplinadas, que entendieron el trato, que respetan el trabajo de los demás", señaló.

En opinión del doctor Raúl Gil, jefe del Grupo Nacional de Psiquiatría de Cuba, esta experiencia es un "suceso" que refleja la voluntad política del gobierno para darle a las personas con discapacidades los mismos derechos y oportunidades que tiene el resto de la población.

Según explicó a Efe, la evolución de los pacientes tras esta experiencia "refuerza la idea y los principios de que el arte utilizado en la rehabilitación de personas con discapacidades es de una valía extraordinaria".

Los enfermos, que también participaron en la confección del vestuario y de la escenografía, asistieron a la función acompañados de familiares y terapeutas, y recibieron el aplauso del público y la atención y los flashes de la prensa.

"Para muchos de ellos esta va a ser la gran experiencia de su vida", agregó Gil.

Temas

Lee También