Miércoles, 02 de Diciembre2020
Cultura | Presenta una recopilación de apuntes y reflexiones de sus viajes a la India

Margo Glantz da a conocer 'Coronada de moscas'

La ganadora de Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances presenta una recopilación de apuntes y reflexiones de sus viajes a la India

Por: NTX

Glantz se aventura por las rutas ya dibujadas por Octavio Paz en los años 70. ARCHIVO  /

Glantz se aventura por las rutas ya dibujadas por Octavio Paz en los años 70. ARCHIVO /

CIUDAD DE MÉXICO (07/SEP/2012).- La ganadora de Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances (2010) presenta "Coronada de moscas", que recopila todos los apuntes y reflexiones de sus diferentes viajes a la India. Edición que tiene como complemento un catálogo de fotografías del país asiático, realizado por Alina Lopez Cámara.

"Me interesa el viaje no como una turista más. En cada traslado que he realizado a ese país, he descubierto cosas nuevas. En la India cada sombra es reflejo de luces: arcano que sorprende siempre", manifestó la también autora de "La genealogías" (1981).

País de intersecciones latentes: hay una suerte de irradiación en los folios de "Coronada de moscas".  Viñetas, dibujos, especulaciones, citas literarias y reminiscencias en una prosa bordada por rondas de procesión acuciante y asombros indeterminados.

"Galta, sí, Galta. Camino polvoriento, repleto de guijarros y de planta calcinada, gente andrajosa caminando por la carretera muy estrecha como todas las carreteras secundarias de la India...", escribe Glantz, quien se aventura por las rutas ya dibujadas por Octavio Paz en los años 70.

"El mono gramático podría ser simplemente un libro de viajes, un itinerario de Paz por el camino de Galta en la India y un paseo por un jardín de Cambridge en Inglaterra o por la casa de la embajada mexicana en Delhi...", detalla la vagabunda en las páginas de este libro bordado de extrañeza, que publica Editorial Sexto Piso.

Tonos estrepitosos que el polvo se traga en cada intención de requisa. Lo lúgubre se dibuja en todas las ensoñaciones. "En la India no hay accidente, sólo pasan cosas...": el tiempo, obsesión de hechizos cabalgantes.

Fotografías que acentúan y establecen un derrotero análogo con la escritura de Glantz: Alina López Cámara dialoga con la luz; la autora de "El rastro" (2002) pespuntea el paisaje con grafito que atisba en los ojos del encuentro. La cámara se despliega en infinita devoción: pausa en los resquicios del pasmo.

Todo viaje es ficticio, mucho más cuando intentamos contarlo. La travesía se abre a múltiples conjeturas: ¿hacemos la crónica de lo que conocimos o ficcionamos lo que resuena en nuestros ojos? Éxodo, inmovilidad que se calca en los vapuleos del vaivén interior. Glantz hace el balance de sus camines por la India: en ese país nada es evidente: la India, entresijo que aguijonea los ojos.

Mercados, joyerías, ciudades, castillos... "Todos los pasajeros toman fotos, yo no tengo cámara, sólo mi cuaderno de apuntes", confiesa la peregrina. Vigilias, ensueños y ordenaciones. Lo mejor de este libro: su franca presunción: la India, lugar común que todos, alguna vez, hemos bosquejado en las pupilas.

Temas

Lee También