Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Noviembre 2017

Cultura

Cultura | 'El día de Amy', montaje dirigido a pequeños de entre 12 y 36 meses de edad

Los bebés también van al teatro

'El día de Amy', montaje dirigido a pequeños de entre 12 y 36 meses de edad
Amy es un personaje con el cual se busca introducir a los pequeños en las artes escénicas. ESPECIAL /

Amy es un personaje con el cual se busca introducir a los pequeños en las artes escénicas. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (11/FEB/2017).- El teatro para bebés comienza a experimentar un auge en la Zona Metropolitana de Guadalajara, que fue sede del primer Festival Internacional de Teatro para los Primeros Años. Por ello no sorprende que el día de mañana se estrene “El día de Amy”, otra propuesta enfocada en bebés de 12 a 36 meses de edad.

Bajo la dirección de Susana Romo, y con la participación de Cristina Martínez y Sergio Arriola, la puesta en escena es de la compañía Latiendo Teatro. “Nosotros invitamos a Susana Romo a que nos dirigiera porque conocemos su trabajo con el FITPA; como grupo es nuestro primer montaje y nos estrenamos con una propuesta para bebés. Ya antes teníamos un trabajo como cuenta cuentos y nos habían pedido trabajo para los más chiquitos, nos pedían funciones para preescolar y maternal; ahí nos dimos cuenta que era un público para el que queríamos trabajar”, cuenta Cristina en entrevista.

La propuesta teatral trata de que los pequeños descubran, junto con mamá y papá, los objetos y los espacios y cómo estos se van transformando con el juego. Además, la obra cuenta la música de Sergio Arriola, que fue hecha expresamente para esta temporada. “Ha sido un reto muy grande para nosotros, desde entender cómo entender a los bebés, a verlos y observar qué necesitan, qué bebé prefiere que no los estés observando. La obra tiene música en vivo, tanto letra y melodía son originales y están creadas de manera específica para el montaje”.

Un público diferente

Si bien no es una obra a la que pueda asistir cualquier tipo de público, Cristina no descarta que es disfrutable por el hecho de la curiosidad que genera este tipo de propuestas. “Tuvimos una prueba con bebés y acompañantes, y aunque la obra está pensada en las necesidades de los bebés, también se piensa en los papás; papás y bebés se la van a pasar muy bien pero está abierta a cualquier persona que le interese el teatro para bebés, cuál es la mecánica, porque no se conoce hasta que están ahí y entienden lo que sucede”.

Con una temporada durante el mes de febrero en el Teatro Vivian Bluementhal, la compañía Latiendo Teatro, se decanta por los pequeños como el motivo central de su propuesta. “Vienen más trabajos para bebés, definitivamente es un grupo para el que queremos trabajar, es una decisión muy orgánica para nosotros, no es algo racional, es algo que sentimos. Queremos que su participación dentro del mundo del arte llegue a ser algo que ya se dé por hecho así como ya se da por hecho que nosotros los adultos tenemos derecho a muchas oportunidades”.

TOMA NOTA

“El día de Amy”

D: Domingos del 12 al 26 de febrero.
H: 12:00 y 13:00 horas.
P: Boletos para bebé más acompañante 180 pesos, observador 100 pesos.

AQUÍ Y AHORA

Mitos del teatro independiente de Guadalajara (3/3)

Por Iván González Vega

Por si no se ha insistido aquí lo suficiente, el teatro independiente de Guadalajara, profesional y experimental, vale la pena. Y aquí se ha defendido que es agradable, fácil de consumir y nunca caro. ¿Y por qué iría a verlo yo?, dice mucho tapatío, ¿si hay, por ejemplo, muy buen cine?

Uno ha de ser libre de hacer lo que se le antoje, como irse al cine en lugar del teatro. Pero el buen teatro tapatío tiene una gigantesca cualidad para defenderse: habla de nosotros. No nada más de los tapatíos, aunque hace ese esfuerzo. Busca vidas humanas que sea importante representar, las transparenta, las comprime en un espectáculo concreto y, lo más importante, las hace verdaderas y nos las pone enfrente —a nuestra altura, no en una pantalla— para que nos reconozcamos en ellas.

Este fin de semana usted podría sentirse como cuatro hermanos de Analco cuyas vidas se detuvieron en 1992 —Nadie nos verá llorar, Teatro Experimental— o atestiguar la angustia de dos amigos que no se conocen tan bien como creían —Nota sin título, Foro Periplo—. Pero también puede atestiguar el último intento de una infancia por sobrevivir al narco—Kame hame ha, Foro Sísifo— o entender por qué un día normal es una aventura para un niño muy chiquito —El día de Amy, estreno para bebés, Teatro Vivian Blumenthal—.

Los grandes Shakespeare y Sófocles, Ibsen y Beckett, pasaron a la historia con obras que nos suenan a cultísimos aburrimientos. No hay necesidad de convencerlo a usted de que el teatro lo entretendrá, lo divertirá o le cambiará la vida, ni nada por el estilo. Pero quizá dele una oportunidad a esto: el teatro de aquellos clásicos ya muertos, y de nuestros artistas de hoy, retrata a personas que se parecen a usted, vecino de Santa Tere o de la Consti, de Chulavista o de los Molinos.

Si va, nomás apague el celular. Por favor.

Cartelera: agoragdl.com.mx / ivan.gonzalez@informador.com.mx

Temas

Lee También

Comentarios