Sábado, 18 de Enero 2020
Cultura | ¿El poeta de América?

Los anteojos de Baskerville

Por. Carlos Lara G.

Por: EL INFORMADOR

En días pasados leí una nota en la que se informaba del nombramiento del poeta peruano José Santos Chocano como el "poeta de América", por su destacada labor en el mundo de las letras, particularmente dentro del modernismo. Chocano fue un reconocido poeta, periodista y activista.

En el terreno de la poesía recibió inspiración, entre otros, de Rubén Darío e inspiró, en cierta medida, a poetas como César Vallejo. En el terreno del activismo social, fue un sobresaliente defensor del americanismo y en nuestro país participó en el movimiento revolucionario de Francisco I. Madero y en las tácticas de Pancho Villa.

Lo mismo hizo en Cuba, Puerto Rico, Colombia y algunos otros países de América Central.

Sin embargo, el nombramiento de Santos Chocano como "poeta de América" pasa por alto su lamentable arranque de intolerancia fechado en 1922, año en que sostuvo en Perú una trágica disputa con el autor y periodista Edwin Elmore, quien había escrito una amarga crítica contra Chocano.

Lo anterior generó en el "poeta de América" un arranque de ira que lo llevó a asesinar al periodista.

Todo comenzó con otra disputa, una disputa ideológico-política, librada entre José Vasconcelos y el poeta Santos Chocano. Vasconcelos había criticado sus declaraciones adhiriéndose a Leopoldo Lugones, quien abiertamente se declaraba a favor de los gobiernos autoritarios.

Chocano aclaraba que él solo se refería al del presidente peruano Leguía, que ya era un gobierno dictatorial.

El escritor Edwin Elmore decidió mediar en la polémica Vasconcelos-Chocano a través de un artículo que el diario La Crónica se negó a publicar, debido a que se había solidarizado con los conceptos ideológicos de Vasconcelos.

De esta manera, el 31 de octubre de 1925, en el patio del diario El Comercio, el también llamado "cantor de América" asesinó a Edwin Elmore de un balazo.

Chocano fue procesado y absuelto por la justicia peruana. No era la primera vez que se enfrentaba a una situación de esta naturaleza. En 1919 colaboró con el dictador Manuel Estrada Cabrera en Guatemala, pero a la caída de éste fue condenado a muerte por un tribunal de guerra.

Afortunadamente para su suerte, la intervención del Papa Alfonso XIII, la del rey de España y la de diversos intelectuales del mundo impidieron el cumplimiento de dicha condena. Sin embargo, años más tarde, Santos Chocano moriría en Chile apuñalado en un tranvía por un trastornado.

En lo personal, considero que esa sobada costumbre de tildar a los personajes sobresalientes de América con el mote geocultural del continente tiene un origen arbitrario.

Nadie otorgó, sino el gobierno mexicano, por ejemplo, el título de "benemérito de las Américas" a Benito Juárez.

Y lo mismo ha ocurrido en la gran mayoría del continente, a diferencia de Vasconcelos, quien sí contó con la dicha de ser nombrado por las juventudes de diversas universidades de América como el "maestro del continente", por cierto, un hecho que disgustó a Chocano.

En 1908, el poeta peruano, ahora nombrado el "poeta de América", dijo: "Walt Whitman tiene el norte, pero yo tengo el sur". Y en cierta medida tenía razón, su arranque de intolerancia empequeñece el intenso trabajo periodístico y literario realizado, a tal grado que el sur me parece grande para él.

Temas

Lee También