Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
Cultura | Publica tercera novela con Alfaguara

Las vidas posibles de Beatriz Rivas

El impulso por escribir Todas mis vidas posibles, tercera novela de Beatriz Rivas le vino luego de buscar su nombre en Google

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- El impulso por escribir Todas mis vidas posibles, tercera novela de Beatriz Rivas le vino luego de buscar su nombre en Google y encontrar un sin fin de vidas posibles, mientras el hilo conductor de la novela surge a raíz de una carta de William Coday, un convicto en Estados Unidos, quien se puso en contacto con la autora a propósito de La hora sin diosas, primer trabajo literario de la autora que impresionó al preso.

Como una luz al final del camino fue que interpretó la correspondencia que mantuvo la escritora capitalina con el convicto estadounidense, ya que pensó “esta es la historia que tiene que unir a las demás”, ya que “me di cuenta que no era una novela, que finalmente eran muchas Beatrices desarticuladas, que no tenían nada que ver una con la otra”.

Beatriz Rivas señala que no pudo conocer a William Coday en persona, quien sin embargo en las misivas enviadas desde una prisión en Florida, éste se presenta como una persona culta, que incluso habla cinco idiomas, tiene un doctorado en Filosofía Alemana y fue bibliotecario en Nueva York.

Como “un golpe de fortuna” el interno califica el haber podido tener la oportunidad de leer La hora sin diosas, que “leí con mucho entusiasmo y deleite”, escribe con gratitud el Coday en la primera carta remitida a las oficinas de Alfaguara.

Secuestradas, asesinadas, periodistas, indocumentadas, reales y ficticias, son algunas de las vidas posibles que se recogen en la tercera publicación de la autora de 44 años bajo el cobijo de Alfaguara.

En Todas mis vidas posibles, sin ser una novela autobiográfica, la autora comparte pasión y temor con cada una de las Beatriz Rivas, protagonistas de éste su reciente trabajo literario, al cual define como una “convivencia dura” con todas las Beatrices, pero no desgastante.

La también cuentista y periodista explica que en su vida “ha sido muy frustrante tener que elegir. Precisamente por eso escogí ser escritora, porque siendo escritora te permites muchas vidas posibles, aunque sea en la ficción, en la imaginación, en la investigación, en la construcción de las novelas. Eso plantea la novela, cómo a través de la ficción puedes volver a vivir esas vidas imposibles que uno deja atrás, las vidas posibles hacia futuro, todas las vidas posibles que uno tuvo que dejar fuera del camino cuando se tomaron ciertas decisiones”.

“Satisfecha y contenta” con el resultado literario y de ver su novela en las diferentes librerías, señala que su trabajo no termina ahí, ya que a través de su sitio web -www.beatrizrivas.com- mantiene contacto con sus lectores, quienes además de demostrarle su admiración le escriben contándole cuál fue la Beatriz Rivas con que se identificaron, así como agradecer el abanico de vidas posibles que la escritora les ofrece y que ya incluso, según cuenta Rivas, un médico a punto de jubilarse le escribió para darle las gracias por despertar en él las ganas de ser escritor.

“Creo que la mayor satisfacción es cuando sale la novela y va de mano en mano y comienzan a llegar los comentarios de los lectores. Es muy gratificante”, expresa la también autora de La hora sin diosas y Viento amargo.

“La vida de escritora de ficción me da esas satisfacciones que no puedo realizar de otra manera”, Beatriz Rivas, escritora

Temas

Lee También

Comentarios