Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 14 de Diciembre 2019
Cultura | Charla sobre la cultura y posible independencia catalana

La voluntad de ser catalán

El historiador José María Murià, el investigador Antoni Castells y el pedagogo social Hèctor Dugó hablaron sobre la comunidad española que busca su independencia

Por: EL INFORMADOR

En la mesa ''Cataluña hoy'', de izquierda a derecha, Antoni Castells Talens, José María Murià, Angélica Peregrina y Hèctor Dugó. EL INFORMADOR /

En la mesa ''Cataluña hoy'', de izquierda a derecha, Antoni Castells Talens, José María Murià, Angélica Peregrina y Hèctor Dugó. EL INFORMADOR /

GUADALAJARA, JALISCO (27/ABR/2013).- Los catalanes seguirán luchando por conseguir independizarse de España y no cejarán ante los esfuerzos de los inconformes por aminorar su cruzada por la autonomía. Esa es una de las conclusiones a la que llegaron los participantes de la mesa redonda “Cataluña hoy”, que se llevó a cabo el jueves  en la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco “Juan José Arreola”.

La mesa estuvo integrada por el historiador jalisciense José María Murià; el investigador del Centro de Estudios de la Cultura y Comunicación de la Universidad Veracruzana, Antoni Castells Talens, y el pedagogo social por la Facultad de Pedagogía de Barcelona, Hèctor Dugó.

José María Murià compartió con la concurrencia un texto escrito por él. En el documento resaltó que la pequeñez del territorio de Cataluña —tiene una superficie que equivale a la mitad de Jalisco y una población similar— no equivale a que sus habitantes se sientan menos que otros, pues de esa región surgieron hombres de la talla de Narciso Monturiol, inventor del submarino; el chelista Pablo Casals; el revolucionario arquitecto Antoni Gaudí; pintores como Dalí y Remedios Varo, y escritores como Juan Goytisolo y Ramón Xirau.

“Están muy satisfechos de su variada geografía y de sus bellezas urbanas, marítimas y de montaña, entre las primeras destaca la espléndida ciudad de Gerona, e infinidad de poblaciones menores, también muy antiguas, de una calidad singular, por no presumir de su capital, de la que con justicia se dice que es tan buena lo mismo si se tiene dinero que si no”.

Afirmó que de lo que más pueden enorgullecerse los catalanes es de lo que un poeta llamó “su voluntad de ser, que tal vez los antropólogos pudieran definir como su fuerza de su identidad, que les ha permitido resistir y sobreponerse, en tiempos recientes y antiguos, a la peor maldición de que puede ser víctima un pueblo: la persecución por querer seguir siendo lo que es y el deseo de su exterminio por parte de fuerzas bélicamente superiores”.

La lengua catalana, dijo, se habla cotidianamente por casi 10 millones de personas. “Queda claro, pues, que las pretensiones genocidas de exterminarla, a pesar del gran daño que le hicieron, han derivado en un estruendoso fracaso”.

Antoni Castells detalló que desde 1714, cuando las tropas del rey Felipe V conquistaron Cataluña, y las leyes e instituciones catalanas fueron abolidas, no han cesado los intentos por arrebatarle la identidad a los catalanes.

“Desde el siglo XVIII hasta el siglo XXI, los esfuerzos por españolizar culturalmente a Cataluña no han cesado (…). Pero desde el reinado de Felipe V hasta el del rey Juan Carlos I; desde los gobiernos del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, hasta el Partido Popular (PP) de José María Aznar y Mariano Rajoy, el desarrollo lingüístico y cultural de Cataluña ha sufrido ataques de mayor o menor intensidad”.

Por su parte, Hèctor Dugó comentó que, en su experiencia como independentista catalán, España le dejó claro que los catalanes “no tienen cabida” y a la hora que han querido crecer como pueblo las puertas se les han cerrado.

Insistió en que la lengua española nunca ha estado en riesgo como la catalana y que los catalanes deben aprovechar el momento histórico en el que viven para conseguir la autonomía.

Temas

Lee También