Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Cultura | 'Así en Los Pinos como en la Tierra', detalla los entresijos de las castas políticas

La vida privada de las familias presidenciales

'Así en Los Pinos como en la Tierra', detalla los entresijos de las castas políticas de la República Mexicana
Así en Los Pinos como en la tierra. El texto lanza una mirada a la vida privada de las figuras políticas. EL INFORMADOR / F. Atilano

Así en Los Pinos como en la tierra. El texto lanza una mirada a la vida privada de las figuras políticas. EL INFORMADOR / F. Atilano

GUADALAJARA, JALISCO (08/JUN/2017).- De reciente aparición, el libro “Así en Los Pinos como en la Tierra” (Océano, 2017) ofrece una mirada diferente a la política: busca retratar no sólo la figura, sino también la persona y a quienes lo rodean. Con el subtítulo de “Historias incómodas de siete familias presidenciales en México”, este texto escrito por Diana Penagos, Alberto Tavira y Jessica Sáenz nos invita a conocer los entresijos de la vida social de los círculos políticos más altos del país, con un tono ameno que rememora las charlas casuales.

Diana Penagos ha sido editora de la “Revista del Senado de la República”, “Adcebra” y “Quién”. En entrevista platicó de la evolución del periodismo rosa y la política: “En México no se cubría la política desde esa perspectiva: en otros lados sí, en Europa, España que es la reina madre del periodismo del corazón. Aquí buscamos cómo y por qué cubrirlos: son quienes ostentan el poder. Para el libro recopilamos a todas las familias presidenciales que cubrimos, desde los Díaz Ordaz hasta los Peña Rivera”, pasando por López Portillo, Salinas, Zedillo, Fox y Calderón.

En las páginas del libro se cuenta cómo Beto Tavira se coló a la boda del nieto de Díaz Ordaz y la nieta de López Portillo: “Con Días Ordaz no lo cubrimos como presidente, pero sí a sus nietos. ¿Por qué es importante cubrir a sus descendientes? Porque en la cúpula política emparenta entre ellos: es nuestra monarquía, con las proporciones guardadas. Lo que adorna a la prensa rosa europea es la realeza y sus títulos de nobleza, que en México no tenemos. La monarquía tiene otra tradición, profunda, protocolaria, educativa... que los políticos aquí no tienen. Fue una novedad cuando empezamos a hacerlo: se cubría a políticos desde la perspectiva política, de la prensa dura”.

Por los perfiles de las personas sobre las que reporteaban, las exclusivas y la investigación no fueron sencillas: “Algunas nos toman hasta un año hacer, no son de un día: para conseguir una exclusiva hay que estar esperando, son meses. Una buena investigación periodística debe ser en la prensa rosa, la prensa dura, espectáculos, donde sea”.

Periodismo duro

Y es que al ser políticos o sus familiares, el momento es importante: “La gente creería que alzando el teléfono y con decir ‘voy de la revista Quién’ ya abren la casa. Pero todo depende del momento político: estando en elecciones nos dejan meter hasta la cocina como lo que narramos en el rancho de San Cristóbal. Ese reportaje nos dio una mención especial en el Premio Nacional de Periodismo, algo inédito para una revista del corazón. Cuando no están en campaña es diferente, hay familias a las que no les gusta la exposición”.

Este tipo de periodismo ofrece dos lecturas: la primera directa sobre el suceso, pero también una segunda, más velada: “El hecho de que dos personas coman en un restaurante puede implicar un pacto político. Hay una segunda lectura más profunda donde se pueden hacer conexiones. Este periodismo está hecho para gente que quiere divertirse y ver cómo fueron vestidos, pero también para quienes quieren hacer esa segunda lectura: así está escrito el libro también: como si estuviéramos en una mesa de café platicando. Es para la gente que está aburrida de la política, es para divertirse; pero también es una herramienta de información”.

Temas

Lee También

Comentarios