Viernes, 17 de Septiembre 2021
Cultura | La obra ha levantado una gran polémica a su paso por Europa

La conquista de México era inevitable: Valdés Kuri

El director de la ópera Montezuma también considera que la conquista fue terriblemente violenta

Por: EFE

Esta ópera de Carl Heinrich Graun se estrenará en octubre en el Festival Internacional Cervantino de Guanajuato. NTX  /

Esta ópera de Carl Heinrich Graun se estrenará en octubre en el Festival Internacional Cervantino de Guanajuato. NTX /

MADRID, ESPAÑA (20/SEP/2010).- La conquista de México por los españoles "era inevitable" y fue "terriblemente violenta" por eso la ópera "Montezuma" , que ha levantado una gran polémica a su paso por Europa, no podía ser "ni amable, ni naif" , según explica  su director, Claudio Valdés Kuri.

Valdés Kuri (Ciudad de México, 1965) se ha encargado de la dirección escénica de esta coproducción del Teatro Real de Madrid con el Theater der Welt de Alemania, el Festival Internacional de Edimburgo (R. Unido) y el Kampnagel de Hamburgo (Alemania) , a donde viajará tras concluir, mañana, sus funciones en los madrileños Teatros del Canal.

En el montaje de esta ópera de Carl Heinrich Graun, con libreto de Federico II de Prusia, participan también el Instituto Nacional de Bellas Artes de México, la Fundación Anglo-Mexicana y el Festival Internacional Cervantino de Guanajuato, que lo estrenará en octubre.

"Ambas culturas eran muy crueles y estaban en la misma frecuencia, con una religiosidad absoluta" , destaca Valdés Kuri, que subraya que en España la reacción "ha sido igual de extrema" que en el resto de países: "Algunos muy entusiasmados y otros profundamente molestos" .

"Montezuma" -la grafía es la original de 1755- encarna la actitud generosa del poder contrapuesta a la beligerancia de Hernán Cortés al frente de la conquista de México, una visión que contribuyó a la leyenda negra sobre la conquista española de América.

Para transmitirla, Valdés Kuri ha querido huir de "las medias tintas" : "No busco la polémica pero siempre es buena. Es urgente que el mexicano asuma su doble condición y deje de discutir cada sobremesa si es mejor ser indígena o español" , subraya.

La conquista de México, afirma, "era inevitable y ni siquiera fue un asunto entre españoles y mexicanos. Iba a suceder, por el pensamiento expansionista de Europa y su superioridad tecnológica, y si no hubieran sido ellos habrían sido los ingleses o los holandeses".

"Se juntaron dos sangres profundamente agresivas, por eso no se puede presentar la conquista de México de forma amable, naif. La mezcla del sentimiento mexica con el español es una bomba" , dice.

Valdés Kuri ha querido construir un Moctezuma no como el del original de Federico II, "un bueno buenísimo" , sino un "ser dubitativo, que es el que ha desesperado siempre a los mexicanos".

También añade el personaje de Malinche, la mexicana que fue compañera de Hernán Cortés, para subrayar que la conquista de México "se hizo con ayuda" , la de los "miles" de indígenas a los que aquellos 300 extranjeros fueron convenciendo para luchar contra los aztecas.

"En realidad Moctezuma era un visionario que sabía que inevitablemente iba a ser así, que no tenía sentido derramar más sangre. Ya es tiempo de ver las cosas buenas, de equilibrar" , propone.

Fue la conquista, dice, la que hizo posible la abolición de la esclavitud y la que moldeó el carácter del mexicano, "profundamente adaptable, flexible" , un "entrenamiento" que sigue a través "de la neocolonización que ahora hace Estados Unidos".

La crisis, detalla, "no afecta igual a México, porque el país siempre ha estado en crisis y siempre ha salido adelante. Lo único que le quedó al mexicano fueron los vínculos familiares y el país se mantiene por eso, no por otras estructuras" .

La polémica también le ha acompañado en su labor como uno de los nueve directores del desfile organizado para celebrar el Bicentenario de la Independencia de México, seguida por tres millones de personas en la calle y transmitida por televisión para otros 500 millones en todo el mundo.

Este "gigantesca encomienda" , una producción en la que el se ocupó de los "segmentos" prehispánico y barroco, costó "una fortuna" -alrededor de 226 millones de dólares- fue muy criticada "antes" pero tras el desfile, dice, todo fue "asombro y halago".

"Es muy importante dar mensajes positivos en un país muy convulsionado últimamente. Aquel día a todos nos unió la esperanza, la oportunidad de hacer algo" , concluye.

Temas

Lee También