Sábado, 26 de Noviembre 2022
Cultura | La compañía de ópera se presenta con “Le Grand Macabre”

La Fura llega a América Latina

La compañía catalana La Fura dels Baus ha desembarcado en Argentina para presentar, por primera vez en América Latina, su puesta en escena de Le Grand Macabre.

Por: EFE

La compañía se ha presentado en otras ocasiones en Latinoamerica pero nunca con esta obra. EFE  /

La compañía se ha presentado en otras ocasiones en Latinoamerica pero nunca con esta obra. EFE /

BUENOS AIRES, ARGENTINA (13/MAR/2011).- La compañía catalana La Fura dels Baus ha desembarcado en Argentina para presentar, por primera vez en América Latina, su puesta en escena de "Le Grand Macabre", ópera del húngaro György Ligeti que si los conflictos gremiales no lo impiden abrirá el 29 de marzo la temporada del Teatro Colón de Buenos Aires.

Dos años después de su estreno en Bruselas, e incentivados por la formidable acogida que tuvo allí y en su posterior presentación en Londres, Roma y Adelaida (Australia), los directores de la pieza, Alex Ollé y Valentina Carrasco, explicaron en una entrevista con Efe que tienen grandes expectativas de su estreno en el coliseo porteño, uno de los teatros líricos más importantes del mundo.

"Aunque llevamos viniendo a presentar obras en Argentina desde 1984, es la primera vez que lo hacemos en el Colón. La verdad es que es un teatro impresionante, sin duda uno de los grandes del circuito operístico mundial", afirmó Ollé, uno de los directores artísticos de la famosa compañía catalana, en un descanso de los ensayos.

Para Carrasco, porteña pero residente en Barcelona, donde trabaja con La Fura desde hace once años, es además un "orgullo" porque regresa a su país "por la puerta grande", ya que ésta es la primera obra que presenta en Argentina.

No obstante, Ollé admitió que "se nota" que el Colón "ha estado cuatro años cerrado, y en ese sentido le falta una dinámica que tienen otros teatros".

El coliseo volvió a abrir sus puertas en mayo de 2010, después de cuatro años de obras de rehabilitación, y desde entonces ha estado sumido en un conflicto gremial.

Los músicos del Colón mantienen una agria disputa con la dirección del centro, que les ha llevado a realizar huelgas, suspender funciones, protagonizar conciertos callejeros e incluso ocupar repentinamente el escenario del teatro en plena función, y han amenazado con paralizar la temporada 2011 si no se mejoran sus condiciones laborales y salariales.

Sin embargo, fuentes del teatro aseguraron que confían, igual que los integrantes de La Fura, en poder abrir la temporada sin inconvenientes con esta extravagante puesta en escena de la única ópera de Ligeti, basada en la obra del escritor belga Michel de Ghelderode "La ballade du Grand Macabre".

La obra, una tragicomedia deliberadamente grotesca en su dramaturgia -y también en su música, que dirige el suizo Baldur Brönimann-, al presentar el pánico a la apocalipsis de forma cómica y ridícula, "es en realidad un canto a la vida y a su máximo disfrute, que en este momento de crisis, viene bien recordarlo", resumió Ollé.

El catalán explicó que creyeron que la mejor manera de hacer llegar esa sensación al público es a través del "miedo físico a morir", por lo que crearon a Claudia, la muñeca de 17 metros de largo que centra el montaje, y que gira 360 grados durante el espectáculo, "creando un universo totalmente surrealista".

El montaje escénico, que estará en el Colón hasta el 8 de abril, requiere la participación de más de cien personas entre maquinistas, utileros, técnicos de luz, audio y vídeo.

"Es probablemente una de las estructuras únicas más imponentes que se haya montado sobre el escenario del Teatro Colón", aseguró la directora escenotécnica del coliseo, María Cremonte.

El espectáculo, que es una coproducción de La Monnaie de Bruselas, el Liceo de Barcelona, el English National Opera de Londres y la Ópera de Roma, será presentado en el último trimestre de 2011 por primera vez Barcelona, y casi con seguridad regresará después a Londres y Bruselas, debido a la "increíble recepción" que ha tenido, aseguró Carrasco.

"Fue sorprendente, hasta exagerado. Hemos recibido críticas muy buenas, hasta en medios de países en los que no se hizo, como Estados Unidos o Alemania. Nosotros cada dos por tres tenemos obras controvertidas, que algunos adoran y otros odian, pero en este caso no, ha habido unanimidad total", añadió.

El reparto incluye al tenor Wolfgang Ablinger Sperrhacke, los bajos Pavlo Hunka y Frode Olsen, el contratenor Andrew Watts, la mezzosoprano Susan Bickley y la soprano Susanna Andersson, que tienen el reto de interpretar una de las mejores óperas contemporáneas pero de mayor complejidad artística.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones