Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Mayo 2019
Cultura | Permanecerá hasta el próximo 5 de junio

Inauguran muestra que promueve el cuidado al ambiente

El Salón Tezozomoc de la Casa de la Cultura Azcapotzalco recibe la exposición “Del árbol caído no se hace leña, se hace conciencia”

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO (15/MAY/2011).- Conformada por 180 pinturas que hablan de la naturaleza y el cuidado ecológico en la Ciudad de México, la  exposición 'Del árbol caído no se hace leña, se hace conciencia' fue inaugurada en el Salón Tezozomoc de la Casa de la Cultura Azcapotzalco, donde se exhibirá hasta el 5 de junio próximo.  

'Del árbol caído no se hace leña, se hace conciencia' es un trabajo realizado por estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco, para alertar sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.  

El curador de la muestra, el museógrafo y profesor de expresión artística, Mario Fernández Merino, explicó que la exposición forma parte de la celebración del Año Internacional de los Bosques y de la inquietud por sensibilizar a sus alumnos para que a través de la creatividad lleguen a una conciencia planetaria que comunique la necesidad de cuidar los árboles.  

El resultado de estos trabajos, dijo, son 180 interpretaciones del árbol, desde perspectivas paralelas como la amorosa, filosófica, ecologista, creadora, futurista, entre otras. Se trata de un reflejo inconsciente del sentir, del deseo y del temor de cada persona, es un bosque de luz y sombra, acotó.  

El árbol, recordó, ha acompañado a la humanidad en toda su historia, desde el árbol del conocimiento que provocó la expulsión de Adán y Eva del paraíso, hasta en culturas tan distantes como la celta y la mesoamericana han dado una gran relevancia a la naturaleza como poder curativo y sentido de pertenencia.  

Fernández también expresó su interés por el desarrollo creativo de sus alumnos y dijo sentirse orgulloso porque a pesar de que muchos jóvenes no continuarán el estudio del arte, al menos habrán desarrollado sensibilidad para comprender y cuidar su entorno.  

Dijo que antes de comenzar este ejercicio les indicó a los chicos que meditaran un poco sobre su vida, su sentir respecto a la naturaleza y cuando cerraron los ojos les pidió que visualizaran un árbol y que pensaran en lo que éste les decía'.  

Temas

Lee También

Comentarios