Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 22 de Septiembre 2019
Cultura | ArpaFIL

Homenaje a la rebeldía de Thom Mayne

Recibirá este año el Homenaje ArpaFIL que desde 1995 se organiza en el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL)

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- El californiano Thom Mayne (Connecticut, 1944), conocido en algunos medios como el "chico malo" y "rebelde" de la arquitectura, recibirá este año el Homenaje ArpaFIL que desde 1995 se organiza en el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

Durante décadas, Mayne se ha considerado y ha sido visto como un outsider en la arquitectura. Se ha hartado de discutir con quienes intentaban echar por tierra sus sueños alzados en maquetas y papel. Ha llevado con ortodoxia su heterodoxia, jugando con el equilibrio.

Y aunque ya hace un tiempo que el "enfant terrible de la arquitectura californiana" entró en la restringida élite mundial que maneja proyectos de cientos de millones de dólares, también ha sabido mantener cierto espíritu rebelde.

La decisión de la organización de ArpaFIL de homenajear en 2009 a Thom Mayne, ganador del Premio Pritzker 2005 (considerado como el Nobel de la arquitectura), se debe según el coordinador del encuentro, Alejandro Canales, a que "es considerado un icono de la arquitectura contemporánea".

El arquitecto tapatío añade que "ArpaFIL ha buscado reconocer las voces más originales de la arquitectura y que aportan a su comprensión universal, y en el caso de Mayne, se rinde un tributo a la audacia con la que maneja el espacio, el volumen y los materiales, así como a su entendimiento de la tecnología, algo que es sin duda el sello de nuestro tiempo".

Trayectoria

Expulsado de la Politécnica de la Universidad de California, Mayne fundó en 1972 la escuela alternativa de arquitectura SCI-Arc. Ese mismo año fundó Morphosis, transformándose en el relevante estudio de Santa Mónica.

En 1974 logró su primer premio, pero pasó dos décadas en relativa oscuridad, trabajando en el diseño de casas, restaurantes y oficinas, proyectos que en muchos casos y dada su tendencia a discutir con los clientes, ni siquiera conseguía realizar. A mediados de los noventa y tras varios trabajos fuera de Estados Unidos, empezó a granjearse el respeto internacional.

Mayne sitúa el punto de inflexión de su carrera en la construcción del Instituto Diamond Ranch en Pomona (California). "Todo el mundo decía que no podríamos hacerlo y demostrar que no era imposible fue la parte más divertida", declaró en cierta ocasión.

Temas

Lee También

Comentarios