Lunes, 06 de Diciembre 2021
Cultura | El poeta español inauguró el Salón de la Poesía de la FIL este 2016

Gamoneda, un río seguro

El poeta español inauguró el Salón de la Poesía de la FIL este 2016

Por: EL INFORMADOR

Gamoneda evocó la importancia y la memoria de Herberto Hélder, poeta portugués fallecido el año pasado. EL INFORMADOR / E. Barrera

Gamoneda evocó la importancia y la memoria de Herberto Hélder, poeta portugués fallecido el año pasado. EL INFORMADOR / E. Barrera

GUADALAJARA, JALISCO (26/NOV/2016).- El Salón de la Poesía de la FIL de este año fue inaugurado en la tarde del sábado con la lectura del Premio Cervantes 2006, el poeta español Antonio Gamoneda.

Con diez minutos de retraso en el cronograma, arribó el poeta a la sala entre aplausos de los alrededor de ciento cincuenta asistentes para dar lectura en voz alta a algunos de sus poemas.

La poeta y traductora mexicana Jeannette L. Clariond fue la encargada de hacer una breve introducción a la lectura, en la que señaló que "La prisión transparente, No sé y Mudanzas, de Antonio Gamoneda es un solo libro, escritura que fluye en asociaciones y disociaciones, a decir del propio poeta [...] La prisión son tres libros en uno solo: árbol que se pregunta y asume un no saber, humildad que se refunda en un hilo vertebral mudando en otras voces, hallando en ellas la pregunta esencial del poeta, alma que se abre río bajo las estrellas".

Enseguida, el poeta español tomó la voz y, ante las fallas de sonido que aquejaron la lectura desde su inicio, expresó su "esperanza de que la tecnología no interfiriera de manera negativa en la lectura", lo que, pese al deseo de todos los asistentes, sucedió durante la mayor parte del recital.

El autor de ''Arden las pérdidas'', con una voz pausada abrió su lectura diciendo "estoy cansado", sin que ese lamento restara emotividad a los poemas que leyó a continuación.

Entre la secuencia de poemas, Gamoneda resaltó su admiración por la poesía en lengua náhuatl, en particular la del poeta Netzahualcóyotl, y reafirmó su convicción de que es una lengua no muerta, sino una lengua que es y debe ser viviente.

Gamoneda también evocó la importancia y la memoria de Herberto Hélder, poeta portugués fallecido el año pasado, al que calificó como el mayor poeta de Europa en la contemporaneidad.

Pese a los tumultos, los timbres de teléfonos celulares que al menos en cinco ocasiones resonaron en la sala, y los gritos de un integrante del equipo de sonidistas en la puerta del Salón de la Poesía, la emoción de Gamoneda y sus lectores no se vio minada.

No obstante, los asistentes a este tipo de lecturas que en medio del ajetreo de la FIL constituyen un remanso quizá debieran recordar que en torno a la lectura de un poema, cualquier sonido es ruido.

Luego de dar por terminada su lectura y de los aplausos finales, el poeta quiso hacer una observación, en especial para los jóvenes lectores y poetas, que "el poema en su temática y enunciado inicial es uno y la apropiación de ese poema particular suponen al mismo tiempo una cruel destrucción de los poemas anteriores".

Conversatorio poético con Humberto Ak' Abal, viernes 2 de diciembre, 20:00 horas, Salón 4.

EL INFORMADOR / COLABORADOR/ BERENICE CASTILLO

Temas

Lee También