Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Octubre 2019
Cultura | `Dios no existe, las cosas se sustentan por sí solas’ Ignacio Ramírez

Fue el escritor Ignacio Ramírez El Nigromante un buen maestro

Presentanrán un libro sobre la vida del famoso escritor mexicano

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO.- El escritor Ignacio Ramírez "EL Nigromante" fue tan buen maestro, que ahora descansa en la Rotonda de las Personas Ilustres y junto a él están cuatro de sus más destacados alumnos, Francisco Zarco, Ignacio Manuel Altamirano, Gabino Barrera y Juan A Mateos, comentó hoy aquí Emilio Arellano.

El pueblo ha sido benévolo con este personaje, "el más puro de los liberales", aunque las versiones oficiales de la historia no lo mencionan, debido a que terminó reñido con Benito Juárez, a quien apoyó siendo, al mismo tiempo ministro de Fomento, Educación, Justicia y Colonización.

"Para terminar las pugnas entre ambos, el presidente Juárez le ofreció un enorme terreno sobre lo que hoy es Paseo de la Reforma, desde el Auditorio Nacional hasta El Caballito. Ramírez llamó al pueblo y le dijo que colonizara esos terrenos. Años más tarde, murió pobre y la gente le lloró muchísimo".

El escritor Emilio Arellano vino a revolucionar la idea que la historia oficial ha presentado en torno a "El Nigromante", el personaje histórico nacional a quien se deben, entre otras cosas, la educación laica y los libros de texto gratuitos, así como revolucionarios métodos de enseñanza.

Arellano explicó que por sus venas corre sangre de ese personaje emblemático de la cultura mexicana. "Ignacio Ramírez, gran impulsor del liberalismo, tenía cinco hijos, y el más pequeño de ellos fue el padre de mi abuela", mencionó, con un dejo de orgullo.

En "Ignacio Ramírez El Nigromante" (Planeta, 2009), el entrevistado revalora la obra y figura de su ancestro, al tiempo que devela para los lectores un siglo XIX mexicano "muy distinto al que la historia oficial se ha encargado de dar a conocer a través de las clases de historia en diversos grados escolares", señaló.

La obra, que nada tiene de novela aunque parece inscrita en ese género por el cúmulo de saltos de vida, peripecias, reveses y triunfos, encuentros azarosos, duelos con la muerte y aventuras inverosímiles, se integra únicamente con testimonios verídicos vertidos por el propio Ramírez y documentos históricos.

"Algunos descendiente de `El Nigromante' supieron de esos documentos, pero tuvo que pasar un siglo para que llegaran a mis manos y los sistematizara, ordenara y publicara; me llegaron en el mejor momento", subrayó Arellano, quien de suyo admira a este personaje, quien convivió con don Benito Juárez. Sigue Fue el escritor Ignacio/dos/Juárez. .

Durante numerosas sesiones, tardes lluviosas o mañanas soleadas, todos los hijos de Ignacio Ramírez escribieron lo que él les platicó. Esas narraciones incluyeron todo sobre su vida, recuerdos, añoranzas y anécdotas, así como algunas informaciones que hasta el momento nunca se habían dado a conocer.

"Por otro lado, existen siete mil documentos históricos donde aparecen muchas de las vicisitudes de `El Nigromante' mismos que fueron cotejados con los manuscritos que dejaron mis ancestros y que durante muchos años estuvieron en poder de mi abuela, es decir, la hija del retoño menor de Ignacio Ramírez", precisó.

Es decir, el libro es reflejo de la realidad, pues está sustentado históricamente en documentos donde se establecen las acciones realizadas por Ramírez, mismas que lo convierten automáticamente en el padre de la educación laica y gratuita, y del libro de texto gratuito que hasta la fecha se mantienen vigentes.

Recordó que el personaje en cuestión realizó aportaciones sociales de capital importancia y, con una visión futurista, cambió la realidad de la vida en los siglos XIX y XX. Sufrió encarcelamientos, fue perseguido por las dictaduras y llevó una vida digna de ser llevada al cine o a alguna telenovela histórica.

"El sitio que se tiene en la historia de México se debe a su mente preclara y a sus ideas avanzadas". Por ejemplo, él decía que "la absoluta regulación de los periodistas deben ser ellos mismos", pensamiento que hoy se mantiene y encabeza las leyes que sobre los medios de comunicación se están cocinando.

Entre las hazañas de Ramírez, el autor recordó que a sus escasos 16 años, asombró a todos los sabios y eruditos de la Academia de Letrán, las cabezas blancas más portentosas de ese tiempo con un discurso de antología, que hoy se puede leer en el muro lateral del Templo Mayor de la Ciudad de México.

"El hizo la proclama de que `Dios no existe, las cosas se sustentan por sí solas" y eso le preocupó a la sociedad conservadora, y se distinguió porque escribió en 14 diarios a favor de crear beneficios sociales y sobre los derechos humanos fundamentales, temas de la agenda nacional mexicana de estos días.

Temas

Lee También

Comentarios