Viernes, 24 de Enero 2020
Cultura | Diplomado de Dirección Escénica

Falta generar identidad en los espacios teatrales

Rodolfo Obregón, director del CITRU, está convencido de que el teatro se ha quedado estancado, como en el siglo XIX

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Más que la búsqueda de la apertura y consolidación de compañías representativas de teatro en una entidad o en el ámbito nacional, la política debería estar enfocada en la creación de espacios de arte con una identidad que pueda asegurar al público la presentación constante de trabajos de cierto nivel.

Esa es la postura de Rodolfo Obregón, director del Centro de Investigación Teatral Rodolfo Usigli (CITRU), del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), quien ha llegado a la ciudad para impartir el Taller Vanguardias Teatrales a partir de este lunes y hasta el próximo viernes, como parte del Diplomado en Dirección Escénica que organiza Cultura UDG.

"Una compañía que recibe un subsidio está sujeta a los caprichos de la administración y a su ideología. Para mí, a estas alturas es totalmente improcedente, lo publiqué en el número anterior de Paso de gato; habría que voltear al modelo de los teatros de arte y no a las compañías nacionales, que además es una idea completamente rebasada de lo que es lo nacional, lo nacional sucede en el Distrito Federal, no solo en el DF, sino en Coyoacán. (Hay que pensar en) espacios teatrales, con cierta independencia, con una identidad, con un grupo de directores afines, con un repertorio pensado, con un sentido", advierte.

Y es que, en su opinión, el teatro no ha podido tener un verdadero avance en el país, pues si se piensa por ejemplo en el caso de la Ciudad de México, donde la cartelera es mucho más amplia, es posible ver también que los trabajos que se presentan carecen de identidad, de manera que son incapaces de generar más público y, por el contrario, se convierten en herramientas para alejarlo.

"Creo que seguimos muy atorados y de alguna manera es lo que quiero confrontar con este curso. Estamos muy atrasados, casi diría en el siglo XIX, porque el 98%, me atrevería a decir el 99% de las cosas que vemos en este país, son teatro de texto, interpretado por un director y sobre todo, lo que es más grave, sin ninguna continuidad. Hace una obra aquí, luego otra de otro autor, pero no hay una coherencia en el repertorio, en la intención. ¿Por qué un texto y luego otro? Uno nunca sabe", comenta Obregón.

El resultado, casi previsible, es la escasez de espectadores a razón de la falta de continuidad, no solo de los directores de escena, sino de los mismos espacios. "El público llega al teatro a ver una obra y la siguiente vez que va es una obra que no tiene absolutamente nada que ver con la anterior que vio ahí, a la tercera ya no sabe si ir o no ir. En cambio, si las tres veces que va a ese teatro encuentra cosas en una misma línea, con un discurso, con una coincidencia y progresión estética, con unos actores que ya identifica. El público tiene derecho a decir ‘éste es mi teatro o éste no es mi teatro’".

El asunto en realidad es añejo, de eso se habla de vez en vez aquí, allá y acullá. En Guadalajara el tema ya ha sido tocado y abandonado con frecuencia, y en realidad no se pretende más que dar cierta vocación a los foros teatrales, de tal suerte que el público esté informado del tipo de teatro que se realiza en cada espacio, ya sea amateur, profesional, experimental.

No obstante, la propuesta que el director del CITRU ha cantado desde hace una década, va más allá, situándose en la creación de verdaderas identidades artísticas. "Nadie me pela". El argumento, según Obregón, es que efectivamente tiene cierta dificultad esta acción, "porque esto pasa siempre por las políticas culturales, y una de las características de los teatros de arte es que no hay independencia administrativa y mientras no la haya independencia administrativa, no habrá independencia ideológica y, por tanto, estética".

Y de ahí, se regresa al primer punto, pues al final de cuentas la Compañía Nacional de Teatro padece este mal; al contar con un subsidio público, hay una inminente burocratización de aquellos que integran la agrupación, empezando por el director que opta por cumplir los mandatos de quien le paga.

"Pensar en una compañía estatal -dice refiriéndose al caso de Jalisco-, es volver al mismo esquema, el director no es un director artístico, sino un funcionario público. Es la tradición mexicana post revolucionaria (burocratizar) y mientras no rompamos ese esquema, vamos a seguir patinando en el mismo aceite", apunta.

Del taller

Aunque el taller es para directores de escena, Rodolfo Obregón asume que puede resultar de interés para quienes tienen qué ver con el quehacer teatral.

El rumbo del módulo, el tercero del Diplomado en Dirección Escénica, "es una reflexión sobre a estética de la puesta en escena contemporánea", para lo cual Obregón hará una introducción sobre el concepto que a principios del siglo XX cambió la historia del teatro.

Asimismo, se referirá a las distintas posturas del director de escena: "como intérprete, es decir, la estirpe que viene de Stanislavski, como intérprete en un texto dramático, pero en este sentido el texto como materia primera del teatro; el creador, el que viene de Edward Gordon Craig y de Meyerhold, que es el autor del espectáculo o incluso como lo plantea Craig, el creador absoluto, el director que no parte de un texto, sino que crea un universo en la escena absolutamente personal; y el director como generador de instituciones, es decir, como un teatro de arte, pero entendido como una identidad artística".

Además, hará un recorrido por algunos aspectos del teatro contemporáneo y particularmente dos corrientes de su interés: "son algo a lo que llamo ‘la reinvención del realismo’, cómo dar cuenta de la realidad el día de hoy, que no tienen nada que ver con el realismo del siglo XIX, y una corriente que algunos autores denominan, ‘teatro de lo real’, donde hay magníficos ejemplos y está muy ligado a una apertura del teatro más allá de la ficción y de los textos dramáticos, a la intervención de los teóricos, llamado performativo".

El taller comienza este lunes a las 18:00 horas y tendrá lugar en el Teatro Experimental de Jalisco. Más informes se pueden obtener a través de los correos electrónicos laura.ivethlm@gmail.com y ana.parra@redudg.udg.mx, o en el teléfono 30 44 43 20, con terminaciones 21, 22 y 23.

La escena teatral vive en la actualidad un estancamiento, según Rodolfo Obregón, director del Centro de Investigación Teatral Rodolfo Usigli (CITRU).

Temas

Lee También