Viernes, 14 de Mayo 2021
Cultura | Yuri Herrera presenta nuevo libro

El narco como contexto creativo

El autor de Trabajos del reino impartirá la conferencia “Apuntes sobre la manufactura de dos novelas”, en el Museo de Arte de Zapopan

Por: EL INFORMADOR

El escritor Yuri Herrera trabaja en una nueva novela, que cierra un ciclo en su carrera. A. CAMACHO  /

El escritor Yuri Herrera trabaja en una nueva novela, que cierra un ciclo en su carrera. A. CAMACHO /

GUADALAJARA, JALISCO (23/JUL/2011).- Evitar desvelar proyectos creativos u obras artísticas en proceso es una de las supersticiones más practicadas. El escritor Yuri Herrera también elige la prudencia, pero adelanta que trabaja en una novela, cuyo protagonista debe quedarse en casa para evitar una epidemia, sin embargo “tiene que salir y mostrar de que está hecho”. Los personajes, de este narrador nacido en Hidalgo, en 1970, viven en los límites de la vida.

Herrera explica que con su nueva novela cierra un ciclo en su trayectoria porque “siento que ya fue demasiada muerte y demasiado horror” en las historias sobre el narcotráfico y la frontera. Además, como creador buscará otros temas y distintos registros lingüísticos.

Yuri Herrera cuenta con tres libros publicados, un texto infantil y dos novelas: Trabajos del reino (Editorial Tierra Adentro, 2004) y Señales que precederán al fin del mundo (Periférica, 2009). Con su breve obra es considerado por la crítica como una de las voces narrativas más destacadas de la novela del narco, sin embargo el autor no se siente a gusto con esa etiqueta porque considera que hay temas más profundos al contexto nacional como el temple y aquellas situaciones que definen la vida.

Para el crítico literario y miembro de consejo editorial de la revista Letras Libres, Christopher Domínguez Michael, una de las plumas más destacadas de la llamada literatura del narco es justamente Yuri Herrera, quien prefiere no comentar los buenos ni a malos comentarios.  

El escritor estudió la licenciatura de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad de Nacional Autónoma de México (UNAM). Es maestro en Creación Literaria por la Universidad de Texas y doctor en Lengua y Literatura Hispana por la Universidad de California. Y este agosto comenzará a impartir clases en la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans.

Yuri Herrera ofrecerá el próximo martes 26 de junio, a las 20:30 horas, la conferencia “Apuntes sobre la manufactura de dos novelas”, dentro del ciclo Diez novelas clave para entender el México contemporáneo en el Museo de Arte de Zapopan, Andador 20 de Noviembre 166, en Zapopan.  

En el ciclo, el autor de Señales que precederán al fin del mundo explicará la génesis de sus dos novelas. “Será oportuno hablar de cómo se relaciona mi trabajo específicamente con el mundo social y cómo creo que el trabajo de los escritores interactúa con la realidad”, afirma Yuri Herrera.
   
– ¿Cómo brincó de las ciencias políticas a la literatura?
Para mí estudiar ciencias políticas fue una especie de delta calculada. Antes de estudiar ciencias políticas, tenía claro que quería hacer era literatura. Yo pensaba que, si quieres hacer literatura, no puedes estudiarla, porque eso te va a vacunar. Le sucede a unas personas, pero ahora ya sé que eso no es una fatalidad, sino que sí se puede hacer las dos cosas.

Estudiar en la UNAM para mí fue una experiencia extraordinaria, pero también estar con gente, cuya preocupación es reflexionar todo el tiempo sobre los cambios sociales, que para mí es un ingrediente importante en lo que hago.

– El contacto con ese tipo de personas que reflexionan sobre la realidad, ¿es el elemento que ha nutrido sus dos novelas?
Sin duda hay un germen, sigo teniendo amigos que estuvieron conmigo en ese entonces, mi familia siempre ha tenido estos ingredientes: el interés por el arte y la política. Nunca he dejado de estar cerca de ellos, siempre he votado, salvo en la época de Carlos Salinas que rasuraron a toda mi familia del padrón –electoral-, he estado en casillas y he participado en campañas. Cada vez es más difícil hacerlo por convicción porque las opciones políticas se parecen mucho.  Siempre la política está entre mis temas centrales.

– ¿Milita en algún partido o se considera en una persona apolítica?
No milito en ningún partido, ya ni siquiera simpatizo con ninguno. Creo que es necesario tener un gobierno de izquierda como nunca lo ha habido, pero las opciones en este sentido se han empobrecido, aun así creo que hacia allá tenemos que ir porque hay un montón de rezagos en el país, que sólo desde una perspectiva de izquierda pueden ser encarados.

– ¿Cómo llegó a exponer el narcotráfico en Trabajos del reino?
A veces hay  temas, que uno no escoge, sino que se imponen. Ni yo ni muchos a los que se nos ha metido en la etiqueta de la narco literatura, estamos ocupados del narco, sino que esto es algo que está permeando nuestra vida y está ahí, en la vida económica y metido en el mundo empresarial y en el mundo político. Y es algo que, hablemos de lo que hablemos, está ahí porque es parte del trasfondo.

Trabajos del reino es una novela que habla de la relación del arte y el poder; uno que es tan omnipresente en este momento como el de los narcos y su locura; una que ha existido en muchísimas sociedades a lo largo de la historia, sociedades en las cuales hombres poderosos creen que pueden disponer de otras  vidas y se ensalzan a sí mismos y crean un aura casi de divinidad, esto lo hemos visto en todas las clases de poder, cuando no existen límites.  
 
– ¿Considera que las etiquetas de narco-literatura no describen su trabajo?
No, es decir, tiene sentido en la medida en que sí… En Trabajos del reino, mi modelo fue Ciudad Juárez, una ciudad en la que yo pasaba mucho tiempo y está el fenómeno del narcotráfico, pero me resisto a definirla sólo en función de esto, que es uno de los ingredientes de la novela. Creo que esto le sucede a muchos otros escritores que hacen cosas muy interesantes y son reducidos a una simple etiqueta.
 
– ¿Cuáles son los temas de fondo que sí le interesan abordar?
El arte, el poder, la transformación de las identidades, las posibilidades del lenguaje para construir la realidad y la responsabilidad de los individuos cuando están puestos frente situaciones límite, siempre he dicho que no hay hombres ni mujeres permanentemente malos, sino que uno se está poniendo a prueba en las situaciones límites, eso es algo que me interesa mucho.

– ¿Qué opinión le merece, el boom editorial de la novela enfocada en el crimen organizado?
No quiero meter en un mismo bote a todos los autores que han tratado este tema porque creo que hay de todo tipo de ejemplos. En general, creo que en México estamos pasando por un muy buen momento creativo porque hay un montón de gente que está reaccionando ante el horror del crimen, la ineptitud gubernamental y el cinismo de los políticos de manera creativa en todo, en las artes plásticas, en la literatura, en la música y se están haciendo cosas muy interesantes.

– ¿El tema del narco es el contexto?
Es el contexto, uno muy importante, pero ese contexto modifica nuestra lengua, en algunos casos la enriquece y en otros la empobrece, y nos provee de arquetipos.

-¿El llamado narco lenguaje enriquece o empobrece la  literatura?
Es el reflejo de lo que está sucediendo en nuestra sociedad, cuando se habla de que alguien fue levantado, hay una diferencia entre eso y decir que fue secuestrado. Son palabras que surgen porque no hay una manera tan clara de definir ciertos hechos o situaciones, entonces cuando tenemos un nuevo léxico para definir nuevas situaciones es porque la lenguaje se está enriqueciendo, cuando a veces simplemente caemos en eufemismos para no decir las cosas directamente ahí se puede estar empobreciendo.  
 
-¿Este tipo de novelas sirven como un registro histórico o para eso están los periódicos?  
Por supuesto que sirven, pero de una manera distinta a los periódicos, lo que registran las novelas no son los hechos, sino un afecto y una emoción hacia esos hechos. El arte está registrando cómo los hechos nos afectan.

-En Señales que precederán al fin del mundo llega a otro tema: la frontera y el viaje, ¿sigue el crimen organizado como contexto?
El narco y el crimen también están en esta novela como parte del contexto y son el detonador del viaje de la protagonista, pero aquí la historia va por otro lado. La historia tiene que ver con una persona que está concibiendo su manera de ser y reconceptualiza a su familia, su lengua y su manera de estar en el mundo.

Es una novela, que desde el principio, tenía claro que sería sobre un viaje y decidí que una mujer sería el personaje. Quería un personaje femenino por muchas razones porque he estado rodeado de mujeres fuertes y valientes; además llevó muchos años viajando y si algo he visto es que las personas que se enfrentan a los peores desafíos son las mujeres.

''En México estamos pasando por un muy buen momento creativo por que hay un montó de gente que está reaccionando ante el horror.''
Yuri Herrera
Escritor

Conferencia: ''Apuntes sobre la manufactura de dos novelas'' / Yuri Herrera / Martes 26 de julio, 20:30 horas/ Museo de Artes de Zapopan, Andador 20 de Noviembre 166 / Entrada libre

Temas

Lee También