Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Cultura | La exposición 'Equinos 100' celebra el primer centenario de esta casa editorial

El arte se rinde ante los caballos

La exposición 'Equinos 100' celebra el primer centenario de esta casa editorial
Esculturas. Los caballos y los cuadros a sus espaldas son obra de Marco Aldaco; la pintura al fondo es de Waldo Saavedra. EL INFORMADOR / A. Camacho

Esculturas. Los caballos y los cuadros a sus espaldas son obra de Marco Aldaco; la pintura al fondo es de Waldo Saavedra. EL INFORMADOR / A. Camacho

GUADALAJARA, JALISCO (02/AGO/2017).- La cultura es un elemento indispensable en la vida cotidiana de la ciudad, y como tal, ha sido motivo de atención en las páginas de EL INFORMADOR. Por ello, para celebrar el centenario del periódico se contempló una exposición de artes plásticas que engloba temáticamente un tema presente desde los inicios del arte: los caballos.

La figura de los equinos ha sido protagonista de innumerables obras de arte, al mismo tiempo que representa el deporte nacional con la charrería. En la exposición “Equinos 100”, que estará en el Instituto Cultural Cabañas, se verá un centenar de obras que tienen a estos animales como eje, con referencias a la mitología, religión y cultura popular.

Son cuatro las salas que acogen la exposición “Equinos 100”, dentro del Instituto Cultural Cabañas. La obra “Chamán y caballos en luna llena”, de Ramiro Torreblanca da la bienvenida a los asistentes, acompañado del texto introductorio de Dolores Tapia.

Nacido en Guerrero, Torreblanca fue maestro de múltiples pintores en Jalisco, de allí la decisión de colocar su obra al comienzo de la exposición, afirmó Luis Eduardo López, uno de los curadores de la muestra. La primera sala honra a los grandes maestros del siglo XX, con piezas de Ernesto Icaza, Gabriel Flores, José Clemente Orozco, Diego Rivera, María Izquierdo, Rufino Tamayo y Jorge Monroy.

De Monroy, destacó López, se observa “Estampida”, una pieza al óleo de gran formato en donde se aprecian los trazos del artista. Para Luis Eduardo López, la diversidad de lienzos ofrece una mirada a la importancia y los diferentes roles que han tenido los caballos en la sociedad: como el comercio, trabajo y deporte.  

El camino a la segunda sala no es un corte abrupto entre pintores consagrados y artistas contemporáneos, pues se propone un avance paulatino entre cada una de las secciones, afirmó Luis Eduardo. A la mitad del recorrido, resalta una serie de obras que representan a Santiago Matamoros, con obras anónimas del siglo XVII y XVIII.

Piezas de volumen

Las esculturas aumentan conforme el espectador avanza en el recorrido de “Equinos 100”. La primera en apreciarse es “Modelado  de caballo”, de Juan Soriano. Una de las esculturas que tiene un lugar especial es “Saltos hacia afuera”, de Diego Martínez Negrete. Compuesta por una serie de 14 piezas de plata de pequeño formato, esta obra ofrece un retrato artístico de las diferentes posturas que toman los caballos durante los saltos.

Dos de los lienzos de mayor tamaño son “Caballeros de luna” y “Cien años de soledad”, ambos de Waldo Saavedra. Sobre este último, Luis Eduardo citó la anécdota de su origen: Waldo conoció a Gabriel García Márquez, autor de “Cien años de soledad”.

En la charla, el escritor le dijo al pintor que algún día haría una pintura, al igual que el pintor haría una novela. Tras la muerte del Premio Nobel de Literatura colombiano, Saavedra comenzó el lienzo, donde ha pintado un mundo de personajes (el propio Gabo, el Che, integrantes de los Beatles, Juan Rulfo y varios caballos, por supuesto).

Entre el centenar de piezas, el diálogo propuesto incluye “historias de amor”, como las calificó Luis Eduardo López: en “Equinos 100” se encuentran contiguos lienzos de Izquierdo y Tamayo, quienes tuvieron una relación personal. Igualmente se exponen pinturas de la pareja de artistas Domi y Antonio Ramírez.

ASISTE

“Equinos 100”, exposición para celebrar el primer centenario de EL INFORMADOR, se inaugura el 3 de agosto a las 20:00 horas en el Patio Los Naranjos —concluye el 29 de octubre— en el Instituto Cultural Cabañas. Ocupará las salas 1, 2, 3 y 4.

LA EXPOSICIÓN EN IMÁGENES (Fotos: A. Camacho)

Saltos hacia afuera. Obra de Diego Martínez Negrete.

Bronce. Al frente, caballo de Julio de la Peña; al fondo, “Caballo con rombo”, de José Fors.

Esculturas. Los caballos y los cuadros a sus espaldas son obra de Marco Aldaco; la pintura al fondo es de Waldo Saavedra.

Candelabro. Obra de Jesús Guerrero Santos: incluye a Santo Santiago, San Martín y San Jorge.

Santo Santiago. Estafodo en madera del Siglo XVII, el autor es anónimo.

Escultura. Al frente obra de Diego Martínez Negrete; al fondo “Cien años de soledad”, de Waldo Saavedra.

Temas

Lee También

Comentarios