Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018
Cultura | Cátedra Agustín Yáñez

Eduardo Milán, entregado a la poesía

El autor uruguayo repasa en la Casa de la Cultura Jalisciense la nueva literatura latinoamericana

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- La de Eduardo Milán (Rivera, Uruguay, 1952) es una poesía inspirada y reflexiva, lírica y lúcida, atenta al sonido del sentido, atenta también a las condiciones del presente y en especial del presente de América Latina. Y precisamente la nueva literatura latinoamericana es el tema en el que este poeta que lleva afincado en la Ciudad de México desde 1979 centrará la conferencia magistral que pronunciará este viernes en la Casa de la Cultura Jalisciense, invitado por la Secretaría de Cultura (SC) del Estado para participar en la Cátedra de Literatura y Artes Agustín Yáñez.

Ser y política, ironía y sonoridad, juego y penetración, rigor y libertad, economía verbal y reflexión… Todos esos atributos marcan la obra de este hombre que ha vivido entregado a la lírica desde hace más de 30 años y que en el repaso de la situación actual de la poesía latinoamericana asegura que "está en transformación", lo que significa que "existe una necesidad de un cambio muy específico como un organismo" y que "si no entra en fase de transformación se cae y muere".

Sobreproducción

En contra de la opinión de muchos, Eduardo Milán no cree que la poesía mexicana atraviese actualmente un excelente momento. Asegura que existe una sobreproducción, lo que no significa calidad. "Hay una cantidad extraordinaria de poetas. Si se pensara en una lógica no cualitativa, estamos en un momento estupendo. En un panorama de 500 poetas, si aparecen cinco poetas buenos es normal, porque la calidad tiene que ser alta", comenta.

Para el autor de Unas palabras sobre el tema, Jalisco es el Estado con mayor prestigio literario de México. Considera asimismo que "la poesía mexicana se latinoamericanizó", debido a su relación con el sur del continente. Este fenómeno se lo adjudica a internet, "ya que es una herramienta que le abre las fronteras a los creadores".

En cuanto a la crítica literaria, el poeta uruguayo califica de "indispensable" la función que realiza en la evaluación de la calidad de los textos.
 
Déficit cultural

Respecto a los apoyos a creadores, Eduardo Milán explica que en México, el Estado tiene un déficit en relación con la producción cultural. "Un ejemplo excelso es el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), que puede becar a escritores durante un lapso y después los abandona. No se hace responsable de las obras y menos del destino de los productores de arte, que no son algo que multiplique cada domingo; lo mismo ocurre con las obras", manifiesta Eduardo Milán.

Los lectores

"Parte de lo que escribo es difícil de leer", ha admitido en alguna ocasión Eduardo Milán, quien afirma que en la poesía no hay un público, sino varios. Agrupa a los lectores en calificados, poetas que leen a los poetas y están los medianos o alfabetizados, que leen pero no distinguen lo que es poético de lo narrativo.

Como ejemplo de un autor al que se lee mucho cita a Mario Benedetti (1920-2009), de quien explica que "tiene un público cautivo, porque su obra establece una relación consumo, le da esperanza a los lectores, lo que no da mucho Jaime Sabines y menos Octavio Paz, quien vincula su obra con la trascendencia del propio autor".

Iniciación literaria

Eduardo Milán dice que su iniciación poética "no es temprana ni excepcional". Data de la adolescencia. "Lo que es anterior es una inquietud ante una realidad y ante la vida, una necesidad de escapar de mí mismo hacia otras latitudes, las imaginarias en este caso, que en mí tiene raíz en la inancia, concretamente, debido a mi orfandad de madre de esos dos años".

Cuenta que leyó mucho durante la adolescencia, "poesía norteamericana sobre todo, la poesía de la generación de los modernos: Williams, Pound, Cummings, Stevens, Eliot vino después. Aprecio mucho aquellas lecturas no tan tempranas. Paralelamente leía mucho a Kafka, quien me planteaba un mundo negro. Ahí creo que aprendí que el mundo, el orden, no lo era todo. Existía un imaginario prometedor, una especie de fiesta imaginaria: eso era la poesía. Esa otra realidad adquiere fuerza mediada por unas lecturas muy precisas, muy cercanas geográficamente: la de los poetas brasileños. El brasileño es mi lengua materna. Pero lo que me tocó no fue el lirismo también festivo de Brasil, sino el lirismo riguroso, no festivo, de la poesía concreta".
 
Semblanza

Eduardo Milán nació en 1952, en la ciudad de Rivera, Uruguay. Exiliado por cuestiones políticas, el poeta y ensayista radica en México desde 1979.

Obtuvo el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes por su libro Alegrial (1997). Por su trayectoria ha recibido varios reconocimientos.

Su trabajo poético se integra por títulos como Hechos polvo, Estación estaciones, Unas palabras sobre el tema, Nivel medio verdadero de las aguas que se besan o Dicho sea de paso, además de varias recopilaciones. Es también autor de ensayos como Justificación material, Una cierta mirada, Resistir, Insistencias sobre el presente poético y Un ensayo sobre poesía.

Es crítico literario y formó parte del consejo de redacción de la revista Vuelta. Es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.
 
 
En síntesis

QUÉ
. Conferencia magistral "La nueva Literatura latinoamericana", en el marco de la Cátedra de Literatura y Artes Agustín Yáñez.

QUIÉN
. Eduardo Milán.

CUÁNDO
. Viernes 17 de julio de 2009, 20:00 horas.

DÓNDE
. Casa de la Cultura Jalisciense (avenida Constituyentes 21, esquina con 16 de Septiembre).
 
La necesidad de escribir...
 
La necesidad de escribir
poemas y nada más que poemas
asesta un golpe a la realidad
vista como manda o incambiable,
pétrea. Es vista como una vergüenza
desde ese lado de afuera. Pero foros
como el Social Mundial de Porto Alegre
reavivan un movimiento interior: aquél
en que otro mundo es posible. Y éste
en el que escribir poemas y nada más que poemas
ya no sea visto como una vergüenza
ni como un golpe en el estómago
o en la cara del hambre.
 
Querencia, gracias
(2003)
 
"Eduardo Milán es una voz necesaria, un estímulo para los que escriben al margen, en la zona de sombra, como acto de disidencia lingüística y de sensata locura", Claudio Daniel (poeta, traductor y ensayista)

Temas

Lee También

Comentarios