Jueves, 29 de Octubre 2020
Cultura | Kurizambutto es el proyecto irreverente que ha causado revuela en al escena nacional

Arte que se mofa del arte

Kurizambutto es el proyecto de Mariana Aguirre y Javier Pulido que en los últimos meses causó revuelo en la escena nacional por su irreverencia

Por: EL INFORMADOR

Mariana Aguirre, y el artista visual Javier Pulido Gándara, critican artistas, curaderos, galeros y demás actor del arte mexicano. ESPECIAL /

Mariana Aguirre, y el artista visual Javier Pulido Gándara, critican artistas, curaderos, galeros y demás actor del arte mexicano. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (12/JUL/2013).- Dicen los de Kurizambutto que para ser un artista contemporáneo exitoso hay que seguir cinco pasos sencillos. Uno: leer un libro de Guy Debord, Gilles Deleuze, Theodor Adorno o Jean Braudillard; con uno basta. Dos: hojear un catálogo de la revista Art Now. Tres: vestirse “locochón, estilo hipster”. Cuatro: escoger un par de obras de Art Now, combinarlas y agregar una cita del libro elegido en el paso uno. Cinco: asistir a todas las inauguraciones y adular a cuanto artista y curador sea posible. “¡Y listo!”

Los de Kurizambutto dicen cosas como esta desde que abrieron su página de Facebook en enero de 2013, despertando la furia de muchos y la simpatía de otros. Y continúan haciéndolo a pesar de que el martes pasado fueron víctimas de la censura en la red social: un abogado denunció la supuesta violación de derechos de autor en uno de sus contenidos, y el perfil, con casi 3 mil 700 seguidores, fue dado de baja definivamente.

Pero los autores intelectuales de esta provocadora e irreverente iniciativa no se han dado por vencidos. La historiadora del arte Mariana Aguirre, y el artista visual Javier Pulido Gándara, siguen despotricando en una nueva página–Kurizambutto BACK— y otras plataformas como Twitter y Tumblr, contra artistas, curadores, galeros y demás actores del mainstream del arte en México.

Los inicios del melodrama digital se remontan a noviembre del año pasado, cuando Javier Pulido, alias Monster Truck, abrió el perfil de un supuesto artista llamado “Grabiel Orozco”, desde el cual empezó un juego de parodia y simulación . Pero muchos usuarios de Facebook no leyeron con cuidado: G-R-A-B-I-E-L, y pensaron que en verdad se trataba del artista mexicano vivo mejor cotizado en el mercado internacional.  

Además de adquirir cientos de “amigos” rápidamente, y sus “me gusta” en imágenes que tenían cierto parecido estético con la obra de Orozco, “Grabiel” recibió en su buzón infinidad de mensajes aduladores de reconocidos personajes del medio –y de personas que quisieran estar en él— ofertando todo tipo de servicios o invitándolo a participar en exposiciones.

Ante la ola de admiradores, la galería mexicana que en verdad representa a Gabriel Orozco –Kurimanzutto— se vio en la necesidad de advertir lo que para Pulido resultaba evidente pero que muchos usuarios no entendieron: que se trataba de un perfil falso. Y aunque nunca se publicó ninguna obra original del artista, el perfil fue dado de baja por violación de derechos de autor.

El rey está desnudo

Fue entonces cuando Aguirre se unió al proyecto y surgió la ahora supuesta galería Kurizambutto, misma que desde un principio tuvo su personalidad bien definida. Se basó en la figura del troll, aquel usuario incómodo que suele aparecer en cualquier comunidad en línea, y cuyo objetivo es simplemente el de atacar y provocar a otros.

La parodia y el sarcasmo duro fueron parte de la estrategia para ganar adeptos. Como explicaron Aguirre y Pulido, su intención al crear esta especie de personaje no fue la de hacer una crítica formal, sino la de utilizar un tono incendiario y ácido para llamar la atención y “desenmascarar los vicios” existentes en el exclusivo círculo del arte.

Por ejemplo, la manera en que “se perpetuan las formas hasta convertirse en clichés”; “los mecanismos gratuitos de validación de las obras” y el nepotismo del sistema jerárquico encargado de lo anterior, explicó Pulido. Cuestiones que “son muy evidentes y que todo el mundo sabe y comenta” –dijo— pero que pocos se atreven a denunciar frontalmente.

Sin embargo, pasaron varios meses antes de que Mariana y Javier decidieran salir del anonimato. Contaron que el hecho de mantener sus identidades ocultas en un principio fue con la intención de que los receptores pusieran atención en el mensaje y no en los emisores; “un mecanismo para no ser descalificados automáticamente y tener la posibilidad de hablar de más cosas”, aseguró Javier.

Fueron seguidores del experimento personalidades como Cuauhtémoc Medina (curador en jefe del MUAC), Javier Toscano (artista, curador y filósofo), Daniel Garza Usabiaga (curador del Museo del Chopo), y hasta el músico británico Michael Nyman.

Toscano, incluso, escribió un artículo en su propio blog –Políticas locales de la crítica del arte I. El caso Kurizambutto— que en un tono serio y reflexivo, a diferencia del utilizado en el sitio, otorgó un marco contextual al fenómeno.

“(…) la parodia funciona ahí donde los referentes son comunes”, escribió hacia el final del texto el filósofo y curador. “Con un código compartido, todos saben más o menos que en el arte contemporáneo ‘el rey está desnudo’. Pero la lógica aquí abandona la del cuento infantil. El desenlace del argumento se trastoca: ‘si el rey es el que está desnudo, desnudándome seré rey’”.

Kurizambutto como proyecto artístico

“No les creemos nada” es uno de los lemas de Kurizambutto, donde constantemente se publican burlas hacia artistas con nombre y apellido. Sobre todo, explicó Aguirre, hacia aquellos que han seguido una línea “neo conceptual”, o en otras palabras, que han imitado la producción de Gabriel Orozco de la década de los noventa “porque es fácil de hacer y es lo que vende”. Pero “por más que haya mercado” para ese tipo de obra –dijo la doctora en Historia del Arte— “no propone nada nuevo” y hace tiempo que “dejó de ser relevante”.

Entre los múltiples contenidos hay un video titulado No Más: “la guía fácil para no caer en los clichés del arte contemporáneo”. Con ópera de fondo y una serie de imágenes alusivas, los Kurizambutto piden no más letreros de neón, no más piedras apiladas, no más lobos y cuernos de venado, no más arte oportunista, no más logos modificados, no más figuras geométricas y no más juniors con lentes de pasta en el arte contemporáneo.  

Cada nueva publicación solía llenarse de comentarios, tanto agresivos como aprobatorios, y muchas de ellas fueron eliminadas por denuncias de los mismos usuarios de Facebook. Y así sucedió, hasta que alguno entre los agraviados logró cerrar por completo la página.

Mariana y Javier desconocen quién fue, pero de cualquier manera les parece una contradicción: “Los que se supone que protegen el arte y la experimentación, pues no es cierto”, expresó Aguirre; más bien “protegen su galería, sus ventas y sus conceptos, pero realmente no protegen la libertad de expresión”. Más aun los que se dicen artistas transgresores: “que critican al capitalismo, critican a México, critican a Estados Unidos, y luego no se aguantan. Tú no los puedes criticar y no puedes hacer tu propio proyecto”.

Y si un montón de escombro acompañado de un buen texto justificativo está validado como obra de arte, los autores de Kurizambutto no ven por qué el suyo no pueda ser un proyecto artístico. De hecho lo es –dijo Pulido— “en el sentido en que está evidenciando y creando imágenes, diálogos y reflexiones”.

Fiesta y a lo que sigue

Desde el nacimiento oficial de Kurizambutto, el 18 de enero pasado, se decidió que la página tendría un periodo de vida de seis meses, el cual está próximo a cumplirse. Y para festejarlo, Mariana y Javier invitaron a todos los seguidores –incluyendo a sus más fieros opositores— a bailar este sábado 13 en el Salón Madrid, de la Ciudad de México.

Lo que vendrá a continuación no se sabe con exactitud, pero ambos están conscientes de que habrá represalias en el circuito en el que ejercen sus respectivas profesiones. Aunque también están de acuerdo en que hay otros canales posibles y que a pesar de que se han cerrado algunas puertas, seguramente se abrirán otras.

PARA SABER
Perdormance en la red


El 18 de julio el proyecto Kurizambutto cerrará enFacebook, como estaba planeado: www.facebook.com/pages/Kurizambutto-BACK/

Sin embargo, puede consultarse lo publicado ahí en: http://kurizambutto.tumblr.com/

Y otra manera de saber del proyecto es en suTwitter: @kurizambutto.

Quiénes son

Mariana Aguirre es doctora en Historia del Arte por la Brown University, en Providence, Rhode Island. Es columnista en la Revista Replicante y ha publicado en revistas especializadas de Oxford y la UNAM.

Javier Pulido Gándara, también conocido como Monster Truck, hizo estudios de arte en La Esmeralda. Desde 2004 ha trabajado con dibujo, acciones, video, instalación y escultura. Ha realizado cinco exposiciones individuales y ha participado en varias colectivas.

FRASE

"
Todos saben que en el arte contemporáneo ‘el rey está desnudo’.Pero aquí la lógica se trastoca ‘si el rey es el que está desnudo, desnudándome seré rey’ "

Javier Toscano
, artista, curador.

Temas

Lee También